Más de Cat/ Es/ Món

El 78% de las tortugas marinas ingresadas en el CRAM presentan plástico

Este animal se ha convertido en un bioindicador del estado de contaminación del Mediterráneo

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: CRAM

FOTO: CRAM

Durante el año 2020 han sido atendidas un total de 51 tortugas bobas (Caretta caretta) desde el Área de Clínica y Rescate de la Fundación CRAM (Fundación para la conservación y recuperación de animales marinos).

De éstas, se han obtenido un total de 41 muestras, entre heces y contenido digestivo, apareciendo plástico a nivel macroscópico en 32 de ellas, es decir, en un 78% de las muestras analizadas.

Gracias al gran volumen de tortugas marinas y a la implicación e interés en la conservación marina, la Fundación CRAM, con la colaboración de la marca de protección solar Ladival, ha participado durante el año 2020 en el proyecto INDICIT, llevando a cabo un estudio de análisis de heces y de contenido digestivo en las necropsias realizadas, así como de los animales enredados en basura marina con el objetivo de conocer el estado de contaminación del mar Mediterráneo.

INDICIT (https://indicit-europa.eu/description/) es un proyecto europeo que cuenta con la participación de 8 países (Francia, Grecia, Italia, Portugal, España, Túnez, Turquía y el Reino Unido) cuyo objetivo es desarrollar un conjunto de herramientas estandarizadas para monitorear los impactos de la basura en la fauna marina como bioindicadores del estado de contaminación general del Mediterráneo.

Las tortugas marinas tienen tendencia a ingerir desechos plásticos o a enredarse en ellos, tienen una gran distribución espacial y utilizan todos los compartimentos marinos (desde el fondo hasta la superficie), lo que las hace un gran bioindicador del estado de contaminación de los mares.

Durante el año 2020, se han analizado un total de 34 muestras de heces de tortuga marina y en 25 de ellas han aparecido restos de plástico, siendo el más habitual el tipo lámina (37%), seguido de fragmentos plásticos (11%) y de plástico tipo foam (9%).

De las 7 necropsias a tortugas marinas realizadas en el 2020, se hallaron restos plásticos en todas ellas. El acúmulo de plásticos en el tracto digestivo no fue la causa de la muerte de estos individuos, pero en varios casos si produjo enteritis severa lo que produce dolor, anorexia e compromete inmunológicamente al animal. También han sido atendidas 3 tortugas marinas con aletas enredadas en redes o hilos de pesca.

Es por ello que resulta fundamental que, en el caso de encontrar un animal enredado, nunca se debe retirar el material causante del enmalle, y se debe llamar inmediatamente al 112 para procurar una asistencia veterinaria que aumente las posibilidades de recuperación del animal.

Los resultados del 2020 son más que una cifra: son el indicador de un problema que afecta gravemente a toda la fauna marina y también al resto de seres. Son necesarios cambios urgentes en políticas y hábitos para reducir la gran cantidad de desechos que se acumulan en el medio marino, dañando su fauna, flora y con ello también la salud de todos nosotros.

Temas

Comentarios

Lea También