El 80% de las UCI catalanas están ocupadas

De este porcentaje, el 38% de los casos son enfermos de Covid-19

 

EFE

Whatsapp
Imagen de archivo de un paciente ingresado por coronaviurs. EFE

Imagen de archivo de un paciente ingresado por coronaviurs. EFE

El 80 % de las camas convencionales de las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales catalanes están ocupadas, el 38 % de ellas por casos de infección de COVID-19. 

Así lo ha informado este martes la subdirectora del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Marta Chandre, que ha atendido telemáticamente a los periodistas junto al secretario general de Salud, Marc Ramentol, y al jefe de la unidad de seguimiento de la COVID-19, Jacobo Mendioroz. 

Chandre ha precisado que este cálculo del 80 % de ocupación de las UCI se obtiene con relación a las camas habilitadas de forma convencional, unas 915, y no respecto a la capacidad total que ahora tiene el sistema, incluyendo aquí la ampliación de estas unidades si fuera necesario. 

Sí ha incidido en que a principios de octubre el porcentaje de pacientes en UCI con COVID-19 se situaba alrededor del 20 %, un indicador que se mantuvo relativamente estable durante semanas, mientras que ahora el porcentaje de enfermos por este virus ya asciende al 38 %. 

El incremento también se detecta en las camas de hospitalización convencional, con una ocupación del 86 %: a principios de octubre los contagiados por COVID-19 eran aproximadamente un 7 %, mientras que hoy día el porcentaje ya es del 14,5 %. 
Chandre ha dicho estar "preocupada por la tendencia y la velocidad con la que se dan" estos cambios en los porcentajes, dado que indican que en los próximos días se puede complicar más la situación asistencial. 

El principal objetivo, ha remarcado, es "salvaguardar toda la actividad asistencial, sea o no de COVID", y ha avisado de que si no se cumplen como es debido las medidas restrictivas decretadas "se puede llegar a comprometer este objetivo". 

Ha asegurado que hasta ahora el CatSalut no ha pedido a los centros hospitalarios que reprogramen intervenciones no urgentes pese a la creciente presión de la COVID-19. 

Temas

Comentarios

Lea También