Catalunya Política

El Parlament activa el calendario para celebrar las elecciones el 14 de febrero

Ningún grupo ha presentado candidato a la investidura y dentro de dos meses 
esta duodécima legislatura quedará disuelta de forma automática

CRISTIAN REINO/EFE

Whatsapp
El president del Parlament, Roger Torrent, ayer. Foto: Quique García/EFE

El president del Parlament, Roger Torrent, ayer. Foto: Quique García/EFE

Salvo sorpresa de última hora, las elecciones catalanas se celebrarán el próximo 14 de febrero. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha activado ya todos los mecanismos parlamentarios para que los catalanes acudan a votar el día de San Valentín. El primer paso será comunicar al pleno que no hay ningún candidato propuesto para la investidura para sustituir a Quim Torra, que fue inhabilitado y cesado del cargo de presidente hace dos semanas por un delito de desobediencia.

Tras una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios, Torrent ha constatado que ninguna formación tiene intención de forzar una votación para elegir a un jefe de Govern y todos los partidos apuestan por dar por acabada la duodécima legislatura.

Han transcurrido los 10 días hábiles que contempla la ley, y el próximo 21 de octubre Torrent realizará el acto formal de comunicar al pleno que no hay candidato (y publicar la resolución en el Butlletí Oficial del Parlament), lo que equivale a una investidura fallida, un trámite necesario para que empiecen a contar los dos meses que estipula la ley para que el hemiciclo autonómico quede disuelto de forma automática.

Superados esos dos meses, el Govern deberá publicar el decreto y convocar las elecciones 54 días después, es decir, el 14 de febrero. La fórmula de la comunicación al pleno es inédita hasta la fecha, pues nunca hasta ahora el Parlament se había encontrado en la situación de tener un president inhabilitado y no disponer de candidato alguno a la investidura. La Cámara se disolverá el 22 de diciembre (un día antes, celebrará la última sesión de la legislatura) y la campaña arrancará formalmente el 29 de enero.

No obstante, si algún grupo estuviera interesado en presentar un candidato a president dentro de los próximos dos meses, aún estaría a tiempo. Eso sí, Torrent advirtió ayer de que solo convocará un pleno de investidura si constata que ese aspirante tiene posibilidades reales de salir elegido, extremo que debería valorar en una nueva ronda de contactos.

Ciudadanos manifestó semanas atrás su intención de presentar la candidatura de Carlos Carrizosa, pero esa posibilidad se ha diluido.

Desde hace semanas, el Govern ctrabaja en la logística del proceso electoral, que estará marcado por la pandemia. En febrero, el coronavirus seguirá castigando con fuerza y los protocolos habituales para los puntos de votación deberán modificarse. País Vasco y Galicia ya han celebrado elecciones en plena pandemia, pero uno de los informes elaborados por la administración catalana contempla, según el grado de virulencia de la crisis sanitaria, la posibilidad de aplazar la cita con las urnas, o incluso la suspensión. El Govern sí se ha comprometido, en cualquier caso, en que de ninguna manera ocurrirá como en Euskadi o Galicia, donde los infectados no pudieron ejercer su derecho al sufragio.

Los Jordis, tres años presos

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) llevó a cabo ayer una marcha de coches hacia la cárcel de Lledoners desde siete puntos de la geografía catalana, para reclamar la libertad de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, en el tercer aniversario de su encarcelamiento.

Decenas de coches salieron desde L’Aldea (Baix Ebre), Barcelona, Vic, Lleida, Tremp, La Jonquera y Puigcerdà, y llegaron a media tarde a Lledoners haciendo sonar los cláxones y exhibiendo banderas independentistas.

Las columnas de coches organizadas por la entidad independentista pretenden denunciar los tres años de encarcelamiento de Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, y Sànchez, exlíder de la ANC, condenados a prisión junto a otros siete líderes del Procés.

«La gente no olvida que hace tres años que están aquí encerrados», dijo desde Lledoners la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, que recordó la «tristeza de aquel momento», cuando Sànchez y Cuixart entraron en prisión provisional. «No nos imaginábamos que tres años después aún seguirían en la cárcel», admitió Paluzie, que puso de relieve la «capacidad de movilización y resistencia» del soberanismo.

Temas

Comentarios

Lea También