Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los CDR detenidos planearon tomar El Prat para forzar la intervención del Ejército

Contactaron con 'Tsunami' para montar una avalancha que obligara a una movilización militar que veían positiva para el independentismo.

M. Sáiz-Pardo/ M. Balín

Whatsapp
El bloqueo en el aeropuerto de El Prat. FOTO: EFE

El bloqueo en el aeropuerto de El Prat. FOTO: EFE

La avalancha de manifestantes que el pasado 14 de octubre, solo horas después de conocerse la sentencia del 'Procés', amenazó con bloquear el aeropuerto de El Prat fue un plan diseñado por los Equipos de Respuesta Técnica (ERT), la "organización terrorista" que representa el ala dura de los Comités de Defensa de la República (CDR), según el juez.

El sumario de la 'operación Judas', el operativo de la Guardia Civil que el pasado septiembre acabó con la detención y encarcelamiento de siete CDR acusados de preparar atentados, desvela los supuestos contactos de estos presuntos activistas de los ERT con 'Tsunami Democrátic', la plataforma que llamó a la toma del aeródromo barcelonés y que también está investigada en una pieza separada en la Audiencia Nacional por delitos terroristas. A pesar del cierre de sus webs por orden del juez instuctor Manuel García Castellón, este colectivo ha convocado para la jornada de reflexión actos de protesta por toda Catalunya.

Según la información aportada por los servicios antiterroristas, el propósito de los ERT en la acción de El Prat era reunir a 10.000 personas en la protesta en las instalaciones aeroportuarias. Una muchedumbre que, calculaban, desbordaría a los Mossos d'Esquadra que custodian habitualmente el recinto y que forzaría la intervención del Ejército.

Un objetivo real de esta acción porque los CDR detenidos entendían que la movilización militar para retomar el control de las instalaciones sería una imagen muy positiva para la causa independentista, como lo fueron, siempre según su versión,  las cargas policiales en los colegios durante el 1 de octubre de 2017.

Todos estos planes, análisis y contactos con 'Tsunami' fueron revelados en una conversación que mantuvo uno de los cabecillas de los ERT encarcelados, Eduardo Garzón Bravo, con un tal 'Erik', el pasado 19 de septiembre. Esa conversación fue grabada por un micro que la Guardia Civil colocó dentro del coche del acusado tras conseguir un duplicado de su llave por orden judicial.

Emular a Hong Kong

En esa charla ambos hablan del corte de carreteras y de la colaboración con 'Tsunami', que, según explica Bravo, tiene previsto entre otras acciones ocupar la sede del Banco Sabadel en Barcelona, probablemente como primera acción "contundente" de la recién nacida plataforma. Es 'Erik' el que introduce el tema de que los CDR planean algo en el "aeropuerto a lo Hong Kong", como hicieron los manifestantes bloqueando la terminal internacional.

Garzón responde que esa acción es factible "siempre que haya 10.000 personas". Con un número así, dice el presunto cabecilla de los ERT encarcelado, "la única forma de desalojarnos es que venga el Ejército". 'Erik' le da la razón porque con 10.000 personas "los Mossos no actúan" y recuerda que en un episodio anterior en La Junquera, con solo un millar de manifestantes, la policía autonómica "no consiguió" desalojar.

"Sería una victoria, el Ejército aquí...", recalca Garzón. "Sería lo mejor", coincide 'Erik. "Y que nos desaloje el Ejército", abunda Garzón. "Exacto", responde su interlocutor. "Sería como el 1 de octubre (de 2017)", zanjó el acusado por delitos de pertenencia a organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

Los atestados de la Guardia Civil hacen hincapié en que el ala "terrorista" de los CDR desmantelada iba a comenzar a atacar el "día D", día en que se diera a conocer la sentencia del 'procés', que finalmente fue el 14 de octubre, la jornada en la que se produjo la ocupación de El Prat.   

No obstante, señalan los informes a los que ha tenido acceso este periódico, el ERT sabía que tenían que coordinarse con otros colectivos, como 'Tsunami' o 'Picnic por la República', y escalonar las acciones para que no coincidieran, "más que nada porque si nos vienen muchas cosas no hay gente".

Hay otras conversaciones en las que los detenidos hacen mención a su colaboración con 'Tsunami', pero la Guardia Civil tiene otra prueba de cargo de la relación de la plataforma que llamó a la toma de El Prat. En casa de Guillem Xavier Duch, otros de los encarcelados, los agentes localizaron equipos de comunicaciones y una libreta en que se reseñan acciones y reuniones, una de ella relativa, precisamente, al aeródromo  barcelonés y a 'Tsunami', cuyas cabezas visibles se desconocen, de momento.

Temas

Comentarios

Lea También