Lo paran por ir 'bebido' y descubren que conducía desorientado desde Inglaterra

El hombre explicó que desde el lunes 27 había estado viajando solo con el coche y que había salido de Inglaterra en dirección hacia Altea, en el País Valenciano, para ir a ver su hijo

ACN

Whatsapp
Imagen de archivo. DT

Imagen de archivo. DT

Situación rocambolesca la que vivieron los Mossos de Tráfico de Girona. Varias llamadas les alertaron de que un conductor parecía ir muy bebido y que había llegado a atravesar el coche en medio de una carretera. Era la noche del 1 de agosto. Varios testigos habían seguido el coche y consiguieron pararlo junto a la iglesia de Fornells de la Selva (Gironès).

Cuando los Mossos llegaron a lugar, pero, dentro el vehículo no  iba ningún borracho, sino un anciano de 82 años que hacía cinco días que conducía solo desde Inglaterra para ir a ver a su hijo. El hombre se había desorientado y, además, no podía conducir porque es discapacitado. Los Mossos lo atendieron y, después de hablar con su familia, le buscaron un hotel.

El hombre explicó que desde el lunes 27 había estado viajando solo con el coche. Y que había salido de Inglaterra en dirección hacia Altea, en el País Valenciano, para ir a ver su hijo. Aquella noche, pero, el anciano había salido de la AP-7 para llenar el depósito de gasolina y se había perdido.

Cuando los Mossos lo encontraron, el coche tenía el parabrisas roto (porque algunos de los testigos, con el objetivo de pararlo, le habían dado golpes).

Como que el hombre no podía viajar los agentes contactaron con el hijo para encontrar una solución. Su compañía aseguradora les recomendó que gestionaran todo aquello que fuera necesario y que con posterioridad ya les devolverían los gastos ocasionados.

Los agentes de Tráfico le buscaron un hotel en Girona, lo acompañaron y avisaron a la grúa porque retirara el coche.

Temas

Comentarios

Lea También