30 años de la demolición de una singular pista en El Vendrell

Los socios del club votaron por el derribo.

Diari de Tarragona

Whatsapp
La pista estaba en lo que hoy es el Club d'Esports.

La pista estaba en lo que hoy es el Club d'Esports.

Esta semana se han cumplido 30 años del derribo de uno de los equipamientos deportivos que caracterizaron a El Vendrell. Fue en 1913 cuando el Club d’Esports impulsó la construcción de un velódromo por iniciativa de un grupos de aficionados al ciclismo. 

Aquella pista para las carreras de ciclismo estaba en los terrenos que hoy ocupan  instalaciones del Club d’Esports. Joan Vidal, uno de los más destacados impulsores del ciclismo en El Vendrell, ha recuperado unas imágenes históricas de la inauguración de aquella pista por parte de Federico Martín Bahamontes. Era flamante ganador del Tour de Francia y se pensó como el más indicado para aquel estreno.

El Águila de Toledo, como se conocía al ciclista, dio la vuelta de honor para estrenar la pista. Vidal explica que fue un día grande para el ciclismo en El Vendrell y en Catalunya.

Bahamontes en el velódromo de El Vendrell.

La construcción de aquella pista fue en 1922. Primero fue de tierra prensada. En 1927 tomó forma el anillo y en 1933 ya estaba pavimentada con cemento portland y se amplió la capacidad de público ante la expectación que generaba. La construcción la costeó Ramon Guinovart, que también hacía bicicletas a medida.

Llegó a ser de las primeras pistas para ciclismo en todo el Estado. Pero en enero de 1989 el Club d’Esports ya planteaba la posibilidad de derribar el velódromo al que muchos llamaban La Bañera, para construir un pabellón cubierto. 

Uno de los campeonatos en El Vendrell.

Una consulta entre los socios del club llevó a la demolición. Según se dijo, era necesario para hacer dos pistas polideportivas que satisficiesen las demandas de otras secciones de la entidad que reclamaban más horas para entrenar. Hubo 60 votos a favor del derribo y 20 abstenciones. Vidal, que era presidente en 1989 de la sección de ciclismo, lamentaba la decisión.

En aquel velódromo pista corrieron recordados sprinters como Van Looy y Miquel Poblet. También Hugo Koblet, conocido como El bello. O el campeón Guillermo Timoner. Se disputaba el torneo Bahamontes, que llegó a entregar el propio vencedor del Tour de Francia (1959). También llegaron a correr ciclistas como Cañardo, Trueba, Campaná, Crespo.... .

El velódromo logró parar un primer intento de derribo en 1965. La junta directiva lo propuso, pero los socios se movilizaron en contra. Guinovart logró reunir más de 600 firmas y la histórica pista pudo arañar unos años más. En los años 40 la actividad ciclista tuvo una ralentización, pero se reactivó en los años 50. Aguantó hasta que el estado de las pistas ya hacía difícil la celebración de pruebas.

Temas

Comentarios

Lea También