Más de Costa

Adif busca consenso para la instalación de las pantallas acústicas desde Tarragona hasta El Vendrell

El ente gestor prevé que la licitación y adjudicación de la primera fase, desde Tarragona hasta El Vendrell, será en 2022. Las localidades implicadas (Tarragona, Altafulla, Torredembarra, Creixell, Roda de Berà, El Vendrell y L'Arboç) han dejado claro que no gusta la propuesta actual de ‘insonorización’

Jordi Cabré

Whatsapp
Tramo de vía que discurre por Torredembarra. El Ayuntamiento presentó alegaciones porque las pantallas ‘separaban’ la ciudad. FOTO:Alba Mariné

Tramo de vía que discurre por Torredembarra. El Ayuntamiento presentó alegaciones porque las pantallas ‘separaban’ la ciudad. FOTO:Alba Mariné

A lo largo de este 2021, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), ha empezado a trabajar en la «insonoración» de los tramos ferroviarios más sensibles, los que discurren por zonas residenciales o bien tienen a pocos metros equipamientos sanitarios o educativos.    

Esta reducción de decibelios durante el paso de los trenes no es una decisión reciente, sino que viene avalada por una directiva europea sobre gestión ambiental que se desarrolló en la legislación de cada país, entre ellos España.  Cada país debía elaborar su mapa estratégico de ruido en los grandes ejes ferroviarios y minimizar el ruido del paso de convoyes en las zonas habitadas o sensibles como hospitales, escuelas... 

El plan estratégico español se remonta a 2008 y durante aquellos años se llevó a cabo el estudio de las zonas más sensibles, siendo la costa de Tarragona una de las más importantes de España.

El estudio estratégico general y los mapas de ruido se elaboraron y se aprobaron en su momento, dejando solo la redacción de los proyectos específicos en cada zona. Y en este paso de precisión se encuentra el debate entre «insonorización» y «separación» en cada unas de las ciudades por donde se deben instalar las plantallas acústicas. 

Diálogo hasta el final

Adif contempla dos fases de actuación en función del volumen de tráfico ferroviario. La primera fase se sitúa en aquellos puntos de la red donde hay una circulaciónbde 60.000 o más convoyes anuales. En el caso de Tarragona es el tramo que discurre desde Tarragona hasta Sant Vicenç de Calders y habría una segunda zona entre El Vendrell y L’Arboç, explican fuentes de Adif. En esta primera actuación también se encuentran tramos de la zona de Barcelona y de Girona.

Una vez resueltos, la segunda fase se centrará en aquellos puntos de la red ferroviaria con un volumen de tráfico por encima de los 30.000 viajes diarios y en el caso de la provincia de Tarragona esta segunda fase abarcará principalmente el tramo de Tarragona hacia el sur.   

Volviendo a la primera fase que está en proceso, a medida que el ente gestor de infraestructuras iba presentando sus proyectos concretos en los municipios afectados se encontraba un rechazo o un gran desacuerdo entre las intenciones de Adif y los municipios afectados: Tarragona, Altafulla, Torredembarra, Creixell, Roda de Berà, El Vendrell y Calafell. Y en la línea de interior de nuevo El Vendrell y L’Arboç.

Cada una de las propuestas reciben la misma respuesta: estéticamente distorsionan. Consideran los diferentes municipios que las pantallas que se plantea levantar crean un «muro» metálico o transparente que termina partiendo las ciudades en dos y dejando una ‘herida’ incurable. Todos los Ayuntamientos han presentado alegaciones y respuestas de rechazo a la iniciativa de Adif. Ninguno de ellos ha aplaudido la medida presentada. 

Adif ha mantenido en estas últimas semanas reuniones presenciales con diferentes ayuntamientos y conversaciones telemáticas con otros. Fuentes del ente gestor aseguran que la directiva europea se debe llevar a cabo, pero que para llegar a ella hay que buscar el máximo consenso con los ayuntamientos afectados. «Nuestra voluntad es alcanzar acuerdos con todos sin que ello perjudique la función de reducción de decibelios que debemos alcanzar», señalan las mismas fuentes.

Hasta el momento, algunos de los pasos que se han hecho ha sido para conocer el terreno: estudios geotécnicos, recopilación de datos, servicios... pero realmente la licitación y adjudicación de los trabajos para instalar pantallas acústicas se empezará el próximo año, según las previsiones de Adif. Hasta entonces, el objetivo es que el diálogo permita llegar a un consenso de las partes.

Las pantallas no gustan

Desde hace meses, cada ayuntamiento con el que se ha reunido  Adif ha terminado admitiendo que la idea de las pantallas acústicas no gusta. En algunos casos porque la altura es excesiva, en otros porque se crea una barrera en una misma ciudad... y en el caso de Torredembarra el mismo alcalde dijo públicamente que la decisión final la dejaría en manos de los vecinos. Adif admite que las propuestas iniciales terminan rechazadas. Pero a su vez reitera que no hay otra solución para minimizar el ruido del paso de trenes y que se debe actuar y si es posible con consenso.  

Temas

Comentarios

Lea También