El bloqueo de Saint Gobain de Bellvei asusta a la automovilísticas

Plantas como la de Opel en Zaragoza teme quedarse sin material

José M. Baselga

Whatsapp
Los camiones no pueden cargar en las naves de almacén.

Los camiones no pueden cargar en las naves de almacén.

El bloqueo del almacén logístico de Saint Gobain en Bellvei ya afecta a diversas empresas automovilísticas que temen quedarse sin parabrisas y lunas, lo que obligaría a ralentizar o paralizar sus producciones.

Opel Zaragoza advierte que la huelga en Saint Gobain de L’Arboç afecta a su factoría. Pero desde la planta de vidrio del Baix Penedès también se distribuye para Ford en Valencia y Mercedes en Vitoria, que se verán en la misma situación en los próximos días.

El pasado domingo los trabajadores de Saint Gobain que bloquean la salida de material del almacén de Bellvei dejaron salir a cuatro camiones ante el compromiso de que tendrían una reunión con altos directivos de la empresa y el aviso de que no permitirían más salidas de materia.

Coches bloquean las entradas a las naves de almacén.

Este lunes una decena de camiones llegaron hasta las naves con la intención de sacar material para llevarlo a las empresas de fabricación de automóviles, pero no se levantó el bloqueo y los transportistas tuvieron que irse.

Ante la huelga, Saint Gobain vació la fábrica de L’Arboç y llenó las naves logísticas de Bellvei para disponer de material que distribuir. Los trabajadores respondieron a ese movimiento bloqueando el almacén.

Día y noche

Allí llevan varios días y noches de manera permanente para evitar la salida del material como medida de presión para que la empresa acepte la reconstrucción del horno de L’Arboç que permitiría mantener la actividad durante otros 20 años.

El domingo se dejó entrar a camiones en las naves.

Saint Gobain quiere cerrar en L’Arboç el horno de Glass que fabrica vidrio para la división de Sekurit, en la misma planta, y que prepara parabrisas, laterales y lunetas para las automovilísticas. La empresa ha acumulado stock en las naves pero no puede distribuirlo

Just in time

Plantas como la Opel de Zaragoza señala que aún tienen un margen. Pero el modelo de producción de coches según el sistema ‘just in time’ que recibe las piezas en el momento de ensamblarlas para así reducir un almacenaje hace que el bloqueo del material pueda acabar afectando de manera destacada. La situación también supone que los clientes penalicen al fabricante de vidrio por no cumplir con las entregas.

Los trabajadores mantienen la huelga iniciada el 6 de septiembre. Rechazan el cierre del horno de Glass que afecta de manera directa a 122 trabajadores. Temen que le seguirá el de Sekurit. 

Tiene vida
Los empleados en huelga señalan que el horno que la empresa quiere cerrar argumentando que tiene acabada su vida útil, todavía tendría posibilidad de trabajo de un año y medio. 

Piden que se mantenga ese tiempo parta buscar una solución de continuidad. Temen que la empresa pretenda una deslocalización  a Alemania, Francia, Polonia y Egipto. 

La planta de L’Arboç generó un beneficio de 10,5 millones el pasado año según los sindicatos. Por ello lamentan que la actual reforma laboral permita esa marcha.

Temas

Comentarios

Lea También