El conserje investigado por acoso va al trabajo y desafía al Ayuntamiento de Cambrils

Ayer hubo otra reunión para ratificar al investigado que está apartado de sus funciones. La víctima se quedó teletrabajando para no coincidir con él en la oficina municipal

Jordi Cabré

Whatsapp
Ayuntamiento de Cambrils FOTO: Alba Mariné

Ayuntamiento de Cambrils FOTO: Alba Mariné

El conserje investigado por un presunto acoso a una administrativa del Ayuntamiento de Cambrils en 2018 (y en fase de investigación desde hace unas semanas) se presentó en la tarde del jueves y ayer viernes por la mañana a su puesto de trabajo aunque había sido apartado provisionalmente de sus funciones mientras se termina la investigación sobre del caso.

Cambrils aparta a un conserje investigado por acosar a una trabajadora durante dos años

El Ayuntamiento de Cambrils apartó ayer a un conserje de sus funciones. Lo hizo presionado por las sospechas de acoso a una trabajadora en el mismo espacio laboral que ambos compartían. La medida se tomó de forma preventiva hasta que se incoe el expediente disciplinario correspondiente.

El conserje investigado recibió una llamada telefónica para que se presentara el jueves por la mañana en el edificio consistorial y allí se le entregó el oficio en el que se le suspende temporalmente de sus funciones (no de sueldo) mientras termina la instrucción del caso.

La carta recibida por el acusado (oficio) dejaba entrever que era una recomendación (no una obligación) dejar su puesto durante dos semanas. Por ello, por la tarde del jueves, el conserje volvió a su puesto de trabajo extrañando a los que estaban en la oficina su vuelta a la oficina. Su respuesta a quien le preguntó fue de que nadie le prohibía ir a trabajar y por eso estaba allí como una tarde de jueves normal.

Incredulidad

La situación paradójica se repitió ayer por la mañana y el conserje investigado volvió a su puesto de trabajo. La presencia del investigado llegó a oídos de la víctima, que decididó quedarse en su casa y teletrabajar. De esta forma ella ponía tierra de por medio entre ambos y evitaba que hubier aun encuentro entre ambos tras el artículo publicado ayer por el Diari de Tarragona.

La presencia del conserje en la oficina municipal y no la adminitrativa dejo boquiabiertos a los compañeros y trabajadores de la casa, ya que con la publicación del caso no entendían que el investigado fuera a trabajar y la víctima decidiera hacerlo a distancia para evitar cualquier contacto.

Normalizar la situación

Fuentes municipales consultadas por el rotativo explicaron que al conocerse la situación creada ayer por la mañana (el presunto acosador en el puesto de trabajo y la víctima en casa para evitar un encuentro indeseado) se entrevistaron nuevamente con él y le pidieron que se marchara a casa tras terminar el turno y que el lunes no se presentara.

El oficio de la instrucción tiene vigencia para las dos próximas semanas mientras sigue en su curso el expediente informativo abierto por esta causa. Aunque esté en casa sin acudir al trabajo no se le suspende de sueldo, ya que «esto lo deberá determinar el instructor con la apertura del expediente», señalan fuentes municipales conocedoras de la investigación.

El conserje, tras entrevistarse de nuevo con Recursos Humanos, aceptó marcharse a casa tras terminar la jornada laboral y el lunes ya no se presentará, puesto que se le dejó claro que está apartado de sus funciones mientras se investiga el presunto acoso del que se le acusa.

Cabe recordar que los hechos que se investigan son de 2018, pero al no haber denuncia explícita de la víctima en el informe que se redactó en aquel entonces, no se aplicaron medidas cautelares ni protocolo de prevención. Ante la reactivación del caso, el consistorio inició la investigación y tras entrevistarse con las partes, se decidió apartar al conserje para evitar que coincida con la víctima en el puesto de trabajo.

Temas

Comentarios

Lea También