La patronal del ocio nocturno acusa al Ayuntamiento de mentir para desalojar el Tropical Salou

En la madrugada del domingo día 5, la Policía Local y Mossos desalojaron tres locales alegando incumplimiento de la seguridad sanitaria

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Tropicla Salou

FOTO: Tropicla Salou

La patronal del ocio nocturno ha arremetido contra el Ayuntamiento de Salou por el ‘marcaje’ férreo que se aplicaría a uno de los pubs/discoteca más conocidos de la capital de la Costa Daurada, Tropical Salou, buscando en cada una de las inspecciones cualquier irregularidad o fallo para poder sancionar y forzar incluso el cierre.

El último capítulo de este presunto marcaje de la administración local ocurrió el sábado pasadas las 3 de la madrugada, cuando en el Tropical Salou y otros dos pubs -Nikita y Enjoy- s edesalojó a la clientela alegando exceso de aforo y por tanto incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria para la apertura de locales de ocio nocturno.

La patronal del sector, Fecasarm, considera que la actuación del sábado no se ajusta a la realidad y que es una persecución en toda regla contra este local, que acumula desde abril de 2019 un total de 135 inspecciones y una acumulación de sanciones valoradas en 85.000 euros.

Desde Fecasarm y del propio Tropical Salou afirman que la actuación policial no era de recibo y que los pretextos de desalojo eran falsos. Las cámaras de seguridad del local, con grabaciones de diferentes horas, reflejan una parte de la discoteca donde la gente está sentada o en grupillos respetando las medidas sanitarias obligatorias para su puesta en marcha.

Sin embargo, la Policía Local de Salou con el apoyo de Mossos d’Esquadra irrumpían el domingo día 5, pasadas las 3 de la madrugada, en estos locales e invitaban a los clientes a salir al exterior, puesto que el aforo superaba el máximo permitido por ley y ponía en riesgo la salud de trabajadores y de los clientes, la gran mayoría sin mascarilla.

Inspección previa de Mossos

Lo chocante del sábado fue la presencia poco antes de la una de la madrugada de la URPA (Unidad Regional de Policía Administrativa), que inspeccionó siete locales y en todos ellos encontró los requisitos obligatorios para poder abrir.

Si es cierto, pero, que la misma URPA alertó del gran número de personas que se encontraban en la calle y que podían acarrear un problema de exceso de aforo en caso de que entraran en los locales d eocio nocturno de la calle Carles Buïgas y alrededores.

Desde la patronal del turismo se explica que «tras pasar la inspección de los Mossos d’Esquadra y encontrar los locales en perfecto estado para su apertura, la Policía Local ordenó el desalojo poco antes de la hora del cierre cuando el aforo estaba correcto (inferior al 50%) argumentando que había aglomeraciones y no se cumplían las medidas sanitarias». Fecasarm y los responsables del Tropical Salou reiteran que son justificaciones falsas y que las cámaras de seguridad acreditan lo contrario para demostrar que el desalojo fue arbitrario y no atendiendo razones de seguridad sanitaria.

Hilario Benítez, responsable del negocio, fue quien llamó a la Policía Local alertando que había un gran número de personas en la calle (no dentro de los locales) y que era aquella marea humana la que ponía en riesgo las medidas de separación interpersonal para evitar la propagación del virus.

El propio Benítez ha apuntado que en su local Tropical (tiene actividad de discoteca-pub y de restaurante en ambientes separados y perfectamente delimitados) sólo se permitía la entrada a aquellas personas que tenían reserva y que llevaban consigo la mascarilla, alcanzando el 40% del aforo total del local, que por la nueva normativa no puede abrirse su sala de baile.

Además del desalojo, la empresa Tropical Salou es de las pocas en España que tiene un distintivo sanitario internacional que otorga la Asociación Internacional de Ocio Nocturno y que por tanto el certificado acreditaría que esta discoteca de la calle Carles Buïgas estaba en condiciones de continuar abierta hasta la hora del cierre.

Desde el Ayuntamiento se ha declinado opinar sobre las acusaciones vertidas por la patronal y se asegura que se actuó correctamente en el operativo policial del sábado.

Temas

Comentarios

Lea También