Los rebrotes provocan anulaciones de reservas en los hoteles de la costa

En el Baix Penedès, los empresarios admiten "preocupación" por las cancelaciones acumuladas desde el fin de semana. La mayoría son de visitantes españoles que prefieren posponer su visita a la espera de como evolucionen los brotes del Segrià

ACN

Whatsapp
Imagen de la terraza de una cafetería en Calafell Platja. ACN

Imagen de la terraza de una cafetería en Calafell Platja. ACN

El repunte de la covid-19 en el Segrià está provocando un goteo de cancelaciones de reservas a los hoteles de la costa. El sector lamenta que los turistas que tenían previsto visitar Catalunya las próximas semanas ahora sienten desconfianza al ver la evolución de la pandemia y optan para anular las reservas. La Federación Intercomarcal de Hostelería Restauración y Turismo constata que día a día crecen, sobre todo, las anulaciones de visitantes holandeses y belgas.

Al mismo tiempo, aseguran que la situación ha "ido a más" a raíz de la obligatoriedad de llevar siempre la mascarilla. Lo corroboran hoteleros consultados por ACN, que consideran que la medida ordenada por el Gobierno transmite la sensación de que el virus se está "ampliando y generalizando" en Catalunya.

El gerente de la Federación Intercomarcal de Hostelería, Restauración y Turismo, Daniel Brasé, asegura que desde el fin de semana, con el confinamiento perimetral del Segrià, se están acumulando "muchas cancelaciones" de turismo extranjero. Los visitantes que más están deshaciendo sus planes de vacaciones a la costa catalana son, sobre todo, los holandeses y los belgas.

El sector lamenta que este goteo de anulaciones empeora una temporada en que las previsiones de ocupación ya eran menores que otros años. A las reservas canceladas por el temor a una expansión del rebrote del Segrià se suman ahora las reticencias por el uso de mascarilla obligatorio. Según Brasé. "La gente está anulando porque no quiere venir a hacer turismo con la mascarilla puesta", asegura.

El portavoz del sector esperaba que la orden del Govern sobre la mascarilla obligatoria a partir de este jueves incorporara algunas consideraciones relacionadas con el sector turístico que flexibilizaran su uso en espacios comunes de los alojamientos, piscinas o terrazas. Lamenta que por ahora no sea así.

El Baix Penedès pide "cautela"

En el Baix Penedès, los empresarios admiten "preocupación" por las cancelaciones acumuladas desde el fin de semana. La mayoría son de visitantes españoles que prefieren posponer su visita a la espera de como evolucionen los brotes del Segrià. El presidente del Gremio de Hostelería, Eduard Álvarez, pide analizar las noticias "con cautela, sin hechar más leña al fuego". "Son brotes muy localizados y no hay motivo para extrapolar el problema a otros municipios", insiste, recordando que la Covid en el Baix Penedès ha tenido una incidencia baja durante toda la pandemia.

Álvarez apunta que en los hoteles están acumulando anulaciones para las próximas semanas por el "miedo" que ha cogido la gente, pero, en cambio, se mantienen estables las reservas de septiembre. "A largo plazo la gente tiene más confianza", señala, deseando que la evolución de la pandemia no haga caer más una temporada en que la ocupación media está rondando el 50% las primeras semanas de julio. Un año atrás, era de casi el 80%. "Estamos ante un momento de incertidumbre absoluta", asegura.

En cuanto al uso obligatorio de mascarillas a partir de este jueves, desde el Gremio de Hostelería del Baix Penedès consideran que la medida contribuye a transmitir sensación de seguridad a los visitantes que elijan destinos catalanes. "Catalunya ha decidido avanzarse para ser prevenidos, no porque la situación sea peor que otros puntos del estado español", dice Álvarez, que niega que el uso de mascarilla pueda condicionar e incomodar a los visitantes.

Temas

Comentarios

Lea También