Piden 10 años de cárcel por llevar 2,2 millones de euros en marihuana en Vila-seca

Un matrimonio iba delante en un turismo para detectar la presencia policial y así alertar a la furgoneta en la que iba la droga

Àngel Juanpere

Whatsapp
La droga en el interior de la furgoneta interceptada por los agentes policiales. FOTO: DT

La droga en el interior de la furgoneta interceptada por los agentes policiales. FOTO: DT

Tres personas serán juzgadas los próximos 17 y 18 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona acusadas de formar parte de un convoy de transporte de hachís.

Mientras dos de ellas iban en un turismo de avanzadilla para detectar presencia policial, en una furgoneta iba la droga, que fue interceptada este año en la autopista AP-7, en Vila-seca. El fiscal pide hasta diez años de prisión para los encausados así como multa de 6.749.580 euros. 

El fiscal, en sus conclusiones provisionales, relata que los hechos se produjeron sobre las tres de la tarde del 19 de febrero de este año. Un ciudadano español de 47 años y su esposa rumana de 27 viajaban en un vehículo por la autopista AP-7.

Cuando se encontraban en las proximidades del peaje de Vila-seca, comenzaron a realizar maniobras bruscas con el vehículo para avisar de la posible presencia policial al otro acusado, un marroquí de 40 años. Este circulaba al volante de una furgoneta, cuya matrícula no pertenecía a dicho vehículo ya que se había sido clonada con el fin de evitar la identificación.

En el interior de dicha furgoneta se localizaron 27 fardos, de 32 kilos de peso cada uno, y quince fardos más de 30 kilos. En total 1.340 kilos de droga, de una pureza de entre el 32 y 37 por ciento y cuyo valor en el mercado ilícito habría alcanzado los 2.249.860 euros.

A prisión

Dos días después de ser detenidos, los dos hombres ingresaron en prisión preventiva. Ambos tienen antecedentes penales. El español había sido condenado el 13 de septiembre de 2016 por el Juzgado de lo Penal 17 de Barcelona a dos años de prisión por un delito de tráfico de drogas. Por mismo delito fue condenado el marroquí –que está en situación irregular en España– a tres años de prisión el 3 de diciembre de 2014 por el Juzgado de lo Penal 2 de Granada. Ambos se enfrentan a seis años de prisión y multa de 6.749.580 euros por un delito contra la salud pública de sustancias que no causan grave daño a la salud –con la agravante de reincidencia–, veinte meses de cárcel por un delito de pertenencia a grupo criminal y dos años y dos meses y multa de 6.000 euros por falsedad en documento oficial. 

En el caso del ciudadano marroquí en situación irregular en España, se pide la suspensión de la pena privativa de libertad por su expulsión de España, país al que no podrá volver antes de 22 años. Por su parte, para la mujer se solicita las mismas penas excepto en el delito de tráfico de drogas, que se fija en cinco años al no tener antecedentes penales. Y también se pide su expulsión del país y que no pueda volver antes de 21 años.

En su día se informó que el grupo tenía su base en Martorell. Los investigadores tuvieron conocimiento de que a mediados de febrero estaban preparando el traslado de una importante cantidad  de sustancia estupefaciente desde el sur de España con destino a Catalunya y que sería originaria del norte de Marruecos.

El traficante Intentó saltar el control policial

Tras detectarse la presencia del vehículo lanzadera, que hizo caso omiso del alto que se le dio en el  peaje, realizó una brusca maniobra evasiva, la cual fracasó por la intervención de los efectivos policiales.

Los actuantes en la operación observaron en la retención del peaje cómo la furgoneta sospechosa de llevar la carga de sustancia estupefaciente realizaba diversas maniobras, logrando atravesar de forma temeraria la autopista para, ante la imposibilidad de conseguirlo, detenerse en el arcén, emprendiendo su conductor la fuga a pie campo a través.

Tras una persecución, finalmente fue detenido en un descampado anexo a la autopista.

Temas

Comentarios

Lea También