Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas de las carrozas que se quedan fuera del Carnaval de la playa de Calafell

El Ayuntamiento argumenta motivos de seguridad no pueden incluirse otras 12 carrozas y una comparsa

Diari de Tarragona

Whatsapp
El Carnaval en Calafell.

El Carnaval en Calafell.

Hasta trece grupos (doce carrozas y una comparsa) no podrán participar en el Carnaval del sábado 22 de febrero en la playa Calafell, que es la gran rúa de la fiesta en el municipio.

El Ayuntamiento puso el tope en 45 carrozas y 15 comparsas argumentando motivos de seguridad. Sin embargo hubieron peticiones de 12 carrozas más y de una comparsa. 

Pese a las reclamaciones de estos grupos por verse fuera de la fiesta, el consistorio sólo ha ofrecido que participen en la fiesta del viernes 21 de febrero en Segur de Calafell o del domingo 23 en el núcleo del pueblo. En todo caso, sin recibir la subvención.

La concejal de fiestas, Luisa Lastra, explica que tras conversaciones con los Mossos d’Esquadra, «es imposible aumentar el número de carrozas y comparsas en el pueblo por motivos de seguridad». Lastra señala que era eso, «o el riesgo de que no se pudiese celebrar la fiesta por falta de autorización».

Sin embargo la medida levanta críticas entre los grupos que se quedan fuera de la gran rúa del sábado 22 y que se les ha notificado 15 días antes de la fiesta. Consideran que se ha hecho «de manera discriminatoria y sin fundamentos».

Algunas de las carrozas que se han quedado fuera señalan que cumplen todas las bases exigidas, «pero el Ayuntamiento se está saltando esos puntos para discriminar a las carrozas que no consideran suficientemente atractivas, sólo por estar integradas por jóvenes».

En el pleno municipal de este jueves, la concejal señala que es exclusivamente una cuestión de seguridad «porque en la fiesta ya participan 8.0000 personas. Los Mossos no permiten que pueda haber 1.500 personas más», por lo que ha tenido que aplicarse un filtro. El aumento de carrozas, según Lastra, es «porque muchos grupos se han dividido».

Las carrozas que se han quedado fuera lamentan que se haya aceptado a otras de municipios más alejados. También dicen sentirse «discriminados» después de haber «pagado las carrozas, confeccionado disfraces y ensayado bailes».

El Ayuntamiento niega discriminación. «La proximidad sólo era un criterio de valoración. También está el diseño de las carrozas o las coreografías».

Temas

Comentarios

Lea También