Más de Cultura

Cultura Entrevista

Josep Ferré: «Me gustaría imitar a Fernando Simón»

El tarraconense se ha ganado a la audiencia de ‘Sálvame’ con sus parodias de los colaboradores del programa. Belén Esteban, Kiko Matamoros o María Teresa Campos, entre sus ‘víctimas’

Javier Díaz/Colpisa

Whatsapp
Josep Ferré, en el plató del programa vespertino ‘Sálvame’, que se emite en Telecinco.  Foto: Mediaset

Josep Ferré, en el plató del programa vespertino ‘Sálvame’, que se emite en Telecinco. Foto: Mediaset

Josep Ferré (Tarragona, 1970) se ha convertido en un rostro habitual del veterano programa de Telecinco Sálvame. Belén Esteban, Lydia Lozano, Kiko Matamoros, María Patiño… y hasta María Teresa Campos han sido ‘victimas’ de sus divertidas imitaciones y parodias, con las que ha conquistado a la audiencia. Asegura que de niño imitaba a sus profesores y se inició como actor en el Grup Escènic Atenea de Tarragona. Luego pasó por PortAventura antes de dar el salto a la televisión, en programas como TNT, Hable con ellas u Homo Zapping.

En ‘Sálvame’ es el azote de los colaboradores, ¿le temen?
No sé, la verdad es que me lo ponen muy fácil y se lo toman bastante bien. Unos tienen más sentido del humor que otros, pero esto pasa en ‘Sálvame’, en la familia y en el trabajo. La verdad estoy muy contento con su actitud y me han hecho crecer el personaje.

No soy un crack, solo soy un currante. Me  impregno del espíritu de la persona para construir el personaje y luego la enloquezco.

¿Es complicado parodiar a alguien que está a su lado?
Sí, pero ayuda. Porque estás al lado y escuchas su tono y cómo lo dice y facilita el trabajo. Siempre lo digo, yo soy actor, no imitador. Realmente, soy un actor que parodia y mi objetivo es crear espectáculo y que funcione el divertimento y locura.

¿Ha tenido alguna vez quejas del imitado?
No, algún pequeño detalle, pero, en general, se lo toman bien.

Dice que es actor que parodia, ¿cómo se prepara?
Lo primero que hago es ponerme cascos y escucho la voz de manera relajada, los tics que tiene al hablar. Luego, me fijo en su cuerpo, cómo gesticula y cómo anda. Así llego a construir el personaje casi al 100%, porque no soy un crack, solo soy un currante. Me gusta impregnarme del espíritu de esa persona y luego la enloquezco.

Trabajaba en teatro de calle en PortAventura y me enteré del proyecto de La Cubana. Accedí al casting, me cogieron y tocó televisión

¿Qué personaje le ha costado más?
Kiko Matamoros, porque su voz es muy grave. Ha sido de los que más he disfrutado y me he divertido, al menos eso me dice la gente. Kiko me lo puso muy fácil, porque tiene mucho sentido del espectáculo. Domina la televisión como muy pocos y sabe qué es lo que hay que hacer, es muy inteligente.

Con tanta parodia, ¿hay buen rollo en ‘Sálvame’?
A mí me recibieron muy bien. Vivo un ambiente bueno, después, claro, tendrán sus cositas, pero conmigo, muy bien. Para, ellos, creo, que soy un respiro, porque desenfocan esa tensión cuando aparezco.

Lleva desde 1999 en la pequeña pantalla, ¿ha cambiado mucho la televisión?
En 1999 tampoco era muy consciente, porque estudié Arte Dramático en Valencia y todas mis experiencias estaban relacionadas con el teatro. Mi debut en la televisión fue con Me lo dijo Pérez de la compañía La Cubana. Para mí la televisión era algo nuevo y desconocía ese mundo. Pero, sí, ha cambiado, ahora todo es más rápido.

Usted empezó en el teatro.
Me inicié a los 16 años en el Grup Escènic Atenea de Tarragona de la mano de mis tíos, miembros del grupo, Anna Carracedo y Josep María Fort.

¿Cómo fue ese salto del teatro a la televisión?
Realmente, no es un salto, porque pillas lo que sale. Trabajaba en teatro de calle en PortAventura y me enteré del proyecto de La Cubana. Accedí al casting, me cogieron y tocó televisión.

Me inicié el Grup Escènic Atenea de Tarragona de la mano de mis tíos, miembros del grupo, Anna Carracedo y Josep María Fort.

Luego llegó el programa ‘Homo Zapping’.
El director era José Corbacho, que me conocía de esa etapa de La Cubana. Aquí noté que la televisión era muy rápida, porque hacíamos gags de rabiosa actualidad y si un día salía Antonia Dell’Atte en Crónicas Marcianas, al día siguiente me tocaba hacerla y había pocos días para estudiar el personaje. Homo Zapping me enseñó a ser resolutivo, igual el personaje no estaba al 100% pero tú tenías que conseguir que lo pareciese.

¿Es más complicado hacer parodia y comedia ahora que hay que ser siempre políticamente correcto?
Intento ser cuidadoso, porque estoy en un directo de cuatro horas en Sálvame y tengo que meter baza. Las redes sociales han cambiado el mundo de la televisión y es todo inmediato. A las 16 horas salgo en la tele y en cinco minutos ya hay un vídeo mío por la red, por lo que hay que ir con mucho cuidado a la hora de expresarte. Todo es muy amplificado. No sé si tenemos la piel más fina, pero yo intento divertir y que la gente se lo pase bien.

¿A quién le gustaría imitar?
A Fernando Simón y Paz Padilla.

Temas

  • Josep Ferré
  • televisión
  • Telecinco
  • Sálvame
  • Grup Escènic Atenea
  • Tarragona
  • Homo Zapping

Comentarios

Lea También