Más de Deportes

El Brisasol CB Salou impone su ley para meterse en las semifinales

Los de Jesús Muñiz aguantaron en la primera mitad y sentenciaron en los dos últimos periodos (55-71)

Adrià Miró Canturri

Whatsapp
El CB Salou pasó a las semifinales gracias a una contundente victoria

El CB Salou pasó a las semifinales gracias a una contundente victoria

El barco de Jesús Muñiz avanza imparable. Tras mostrar buenas sensaciones en la fase de grupos, los de la Costa Daurada también se han impuesto en los cuartos de final celebrados en su propia pista. Los salouenses, que jugaban como visitantes a pesar de estar en casa, fueron de menos a más. Tuvieron la paciencia exacta para aguantar el ritmo frenético del CB Igualada y asestar el golpe definitivo cuando sus rivales estaban ya agotados.

Los barcelonenses lo dieron todo con una defensa agresiva y unas transiciones imprevisibles. A pesar del excelente nivel de los locales, que la temporada pasada ya crearon problemas a los de Jesús Muñiz, los salouenses cuajaron una segunda mitad estelar. En el juego interior, se aprovecharon del nerviosismo de sus rivales. El acierto en los tiros de tres permitió que las distancias se agrandaran aún más.

Los igualadinos imprimieron desde el inicio un ritmo muy alto. En ocasiones, sobreacelerados. Los de Jesús Muñiz los mantuvieron a raya durante los primeros cinco minutos, pero los locales poco a poco se sentían más cómodos sobre el parqué del Pavelló Municipal de Salou. Además, las múltiples faltas del equipo dirigido por Óscar Navarro no tenían consecuencias reales en el marcador. Los amarillos no tenían el día en los tiros libres, aunque la mejora en esa faceta les dio ventaja al fin del primer periodo (16-17).

El partido se mantuvo igual de ajustado hasta el descanso. El combinado de Jesús Muñiz perdonó en algunos momentos del encuentro, con sucesivos fallos en el tiro. Pero, con el Igualada pisándole los talones (27-28), demostraron de nuevo su capacidad para no errar en los momentos clave. Un palmeo de Gerard Santiago puso la máxima diferencia hasta el momento al descanso (27-32).

En la reanudación, Larry Guillem Ewulu arrasó con cualquiera que se le puso a su paso. El jugador del Salou fue el rey de la pintura en el tercer periodo y neutralizó las cifras anotadoras de los igualadinos en los primeros cinco minutos. Ewulu anotó en ese periodo nueve puntos, casi la mitad que los del Salou, y fue un quebradero de cabeza para la  defensa de Óscar Navarro, que no encontraba la forma de poder frenarlo.

Cuando parecía que el parcial iba a terminar con las mismas diferencias que la primera mitad, un triple de Adrià Aragonés colocó el más ocho en el luminoso.

Al Igualada solo le quedaba ir a la desesperada para revertir esos ocho puntos que les separaban. Trató de frenar al Salou con faltas constantemente. En poco más de minuto y medio ya habían cometido cuatro faltas y 50 segundos después entraron en bonus.

De tres en tres

Por su parte, los salouenses crecían a cada jugada. Los locales pecaban de nerviosismo cuando se disponían a trazar sus mortales contraataques, mientras que los amarillos mantuvieron la cabeza fría en las acciones defensivas. Para rematarlo, el festival de triples decidió el partido. En el último acto, los de Jesús Muñiz metieron cuatro de los siete totales y, además, se concentraron en instantes decisivos para poner tierra de por medio con sus rivales.

Sin sobresaltos finales, a diferencia de los dos partidos de la fase de grupos, los salouenses sellaron el partido y sacaron el billete para las semifinales. El Joventut de Badalona espera en el penúltimo escalón.

Temas

Comentarios

Lea También