Deportes LEB Plata

El CBT Ibersol es vapuleado por el Menorca

Tras el debut con victoria ante el Villarrobledo, los de Berni Álvarez cayeron ante uno de los mejores equipos de la liga

Alex Saltó

Whatsapp
Kevin Coronel ataca a canasta durante el encuentro ante el Menorca. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Kevin Coronel ataca a canasta durante el encuentro ante el Menorca. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Dura derrota del CBT Ibersol ante el Hestia Menorca en la vuelta de la LEB Plata en El Serrallo. Era un partido especial, visitaba Tarragona uno de los mejores, sino el mejor, equipo de la categoría. Toda una prueba de fuego después de la victoria en la primera jornada en la pista del Villarrobledo. El reto resultó mayúsculo, y el Menorca sobrepasó por completo al CBT, que no encontró manera de parar el ataque balear y, sobre todo, superar su defensa. El resultado final, un resumen de lo acontecido, 42-76.

En el baloncesto hay veces que la superioridad no se vislumbra a través de los puntos anotados, sino en sensaciones. Y tan cierto es esto como que estas sensaciones hay que transformarlas en algo materia. El Menorca, en los primeros puntos, demostró una superioridad sobre todo en cuanto a la creación de espacios para tirar. Mientras el CBT no encontraba situaciones fáciles para poder tirar a canasta, el Menorca parecía encontrar espacios y huecos en que no existían.

En un visto y no visto, el 5-5 inicial, con un Zanca activo y Duch anotando de tres, se transformó en un 5-15, con un Corbacho dañino desde la línea de tres. Las posesiones parecían durar 10 segundos en el bando cebetista, que sufría por encontrar situaciones claras de tiro.

La entrada de Ferran Torres dotó de carácter al CBT. Anotó cuatro puntos consecutivos ante el poderosísimo pívot del Menorca, Dijkstra, un dolor de cabeza constante dentro de la zona. Sin embargo, su partido acabó en seco, al dolerse en el tobillo tras un salot. El tiburón se probó, pero el dolor era intenso y no volvió a jugar.

Al Menorca le salió todo bien en el primer cuarto. No perdonó y, sin compasión, se escapó en el marcador (14-28).

En el segundo cuarto, un triple de Jordi Barberà animaba el banquillo tarraconense. Pero la reacción fue frenada en seco por el equipo balear. Urko Otegui asumió galones como veterano y dejó muestras de su calidad. Adri Méndez y Guebert también sumaron de tres, y la ventaja creció hasta los 20 puntos. (20-41).

Demostró orgullo el CBT, con defensas férreas que complicaron por primera vez el ataque del Menorca. Las remató con dos triples consecutivos de Adri Duch, que iba calentando su muñeca. El pistolero de Castellón, de hecho, fue el único en anotar desde el perímetro para el CBT durante la primera parte. Ahí radicó la principal diferencia, en el tiro exterior. El porcentaje tarraconense (3/15) contrastó con el espectacular ratio del Menorca, que anotó un 57% de acierto desde fuera (8/14).

Si bien en los últimos minutos del segundo cuarto el CBT no se acercó a poder romper la barrera de los 10 puntos de desventaja, los de Berni Álvarez sí cerraron la hemorragia de puntos en contra, y mejoraron prestaciones, sobre todo defensivas. Al descanso, la diferencia se hacía prácticamente irremontable (28-49).

Tras el descanso, se mantuvieron las sensaciones del final del segundo cuarto pero las tendencias del primero, con Dijkstra anotando seis puntos consecutivos desde debajo del arto, imparable. Dani Tugores tiró de raza, liderando la ofensiva cebetista, y un triple de Barberà reducía la ventaja a menos de 20 puntos. Sin embargo, de nuevo Corbacho, anotaba dos triples consecutivos, uno con falta incluida, para poner por los suelos las esperanzas locales.

El partido tenía un dueño y ello no iba a cambiar. En los últimos minutos, con el partido totalmente sentenciado, el CBT luchó por mantener la desventaja por debajo de los 30 puntos. Jaume Zanca fue el mejor de los tarraconenses en el último periodo, pero igualmente la máquina balear no dejó de funcionar en ningún momento como un reloj suizo. Sin descuidos, sin fallas. Derrota dura del CBT a partir de la cual aprender y crecer (49-83).

Berni Álvarez declaró tras el encuentro que el equipo «salió un poco flojo en defensa, lo que propició que el Menorca, con jugadores de tanto talento, cogiera confianza desde el inicio. Hemos estado a un nivel físico menor al de ellos, y tampoco hemos tenido suerte con la lesión de Ferran Torres. Nos ha obligado a tirar mucho de tres y no hemos estado afortunados. Nos han superado», concluyó el técnico del CBT.

Temas

Comentarios

Lea También