El ataque letal del Nàstic

Fútbol. La delantera grana suma 10 de los 12 goles que ha conseguido el equipo

Juanfran Moreno

Whatsapp
El ataque letal del Nàstic

El ataque letal del Nàstic

Si a un técnico le das a escoger entre tener varias amenazas de gol o concentrar el poderío goleador en un solo jugador siempre se decantará por la primera opción. Cuanto más variantes se tengan para desequilibrar el partido mayor es la dificultad de los equipos para frenar  la fase ofensiva rival. 

El Nàstic esta temporada lo está demostrando y su ataque es tan coral como mortífero. Los 12 goles en seis partidos que llevan los granas no son casualidad y hablan muy bien de todo el equipo, pero sobre todo de los hombres de arriba que se están repartiendo los goles de manera muy equitativa. 

Hay un dato que demuestra que el equipo de Toni Seligrat es una amenaza coral que concentra su capacidad para desequilibrar encuentros en el marcador en distintas piezas del ataque. De los 12 goles que ha marcado el Nàstic, 10 de ellos han llegado de las botas de jugadores que ocupan el ataque. En otras palabras, más del 80% de los goles del equipo tarraconense está temporada los han hecho algún jugador ofensivo del equipo.

El máximo goleador del Nàstic en lo que va de temporada es Brugui que ha marcado tres goles en las dos últimas jornadas y le ha dado continuidad al gran nivel mostrado en pretemporada. Entre amistosos, la Copa RFEF y la liga, el gerundense ha anotado esta temporada siete dianas. Una cifra espectacular y que evidencia que su relación con el gol ha mejorado mucho. Ahora ya no solo genera ocasiones, sino que las transforma, una faceta del juego que tenía que pulir y está demostrando que lo ha hecho. 

Pol Ballesteros, Pedro Martín y Gerard Oliva acumulan dos goles cada uno este curso. Muy destacados son los dos tantos conseguidos por el extremo de Vilassar, puesto que lo ha hecho en 73 minutos. Ni un partido al completo ha necesitado para superar su registro goleador liguero de la temporada pasada en la que consiguió solo un tanto. Este año ya ha marcado ante el Prat en los 45 minutos que estuvo sobre el césped en el Sagnier y la jornada pasada saltó en el 70’ y marcó y asistió ante el Hospitalet. 

Pedro Martín también está teniendo una mayor capacidad goleadora este año. El curso pasado entró en un bloque constante que no le permitió desarrollar su gran inicio de temporada, pero este año está siendo totalmente distinto. Ya marcó ante el Olot partiendo desde el banquillo y ante el Hospitalet hizo lo mismo en una segunda parte que jugó al completo y que se ha convertido en una de las mejores actuaciones que se le recuerdan con la zamarra grana. Estuvo poderoso en el cuerpeo, atacó el espacio del rival y regaló una asistencia de gol a Pol Ballesteros. En otras palabras, se postuló para ser el delantero titular en el Camp d’Esports y más sabiendo que Gerard Oliva tiene prácticamente imposible llegar al encuentro del domingo.

Precisamente el delantero de Riudecanyes es el último futbolista del Nàstic que suma dos goles. No está siendo un comienzo de año fácil para él y pese a ello ya lleva dos dianas. No está en su mejor nivel, pero nadie duda de que el olfato goleador del tarraconense es evidente. Ahora debe recuperarse de la lesión y regresar con más fuerza que nunca, aunque la amenaza de Pedro Martín ya es un hecho que le puede hacer tambalear su puesto en el once.

Carbia, estreno goleador 
Por último, Fran Carbia se estrenó esta temporada en la pasada jornada ante el Hospitalet. Siempre ha sido un ratón del área con facilidad para relacionarse con el gol, pero esta temporada todavía no lo podía haber hecho. Sin embargo, en el pasado partido fue titular en la izquierda y más allá de ser constante en sus esfuerzos, anotó un cabezazo de manual para demostrar que su olfato goleador nunca se había ido. 
Los otros dos goles del Nàstic los han anotado Javier Bonilla y Álex Quintanilla. El primero es otra amenaza evidente a nivel ofensivo desde la medular, ya que dispone de una de las mejores zurdas de la categoría que rompe partidos tanto desde el balón parado como desde el punto de penalti. El central vasco anotó ante el Andorra en una jugada estratégica y junto a Marc Trilles es un jugador muy poderoso en el juego aéreo.
El Nàstic es el equipo más goleador del subgrupo A con 12 goles y 10 de ellos tienen la firma de uno de sus atacantes. Este conjunto grana asusta y lo hace con una delantera coral y que tiene los colmillos afilados.  

Temas

Comentarios

Lea También