Más de Economía

ChemCycling, convertir plásticos difíciles de reciclar

BASF presenta estos días en Expoquimia su mayor apuesta 
en investigación e innovación en economía circular

J. MORENO

Whatsapp
ChemCycling, convertir plásticos difíciles de reciclar

ChemCycling, convertir plásticos difíciles de reciclar

BASF ha demostrado a lo largo de los últimos años su compromiso con la sostenibilidad medioambiental, social y económica. Un compromiso que se refleja en las innovaciones que la compañía ha desarrollado en los últimos años y que se centran en la Economía Circular.

Una de las principales apuestas del grupo es ChemCycling, un proyecto piloto de transformación química que consiste en reciclar residuos plásticos mediante pirólisis.

Esto se hace con plásticos que presentan una gran dificultad de reciclaje como son los plásticos mixtos, los plásticos con residuos o envases multicapa de alimentos y que normalmente terminan en vertederos e incineradoras y eso implica un impacto ambiental negativo. BASF puso en marcha el proyecto ChemCycling en 2018 y ahora lo presenta en el ámbito del salón Expoquimia 2021. Antes, en 2020, los clientes del mercado alemán ya lanzaron los primeros productos comerciales derivados de este sistema. Antes de ello, en la fase piloto, se presentó los primeros prototipos a los clientes, que incluían envases de queso mozzarella, componentes transparentes de refrigeradores y cajas aislantes para aplicaciones sensibles.

EcoCarte e-180, el primer carro de supermercado ecológico, es un ejemplo del ChemCycling

El resultado del sistema ChemCycling son productos certificados que tienen las mismas propiedades que los fabricados a partir de materias primas fósiles. Como consecuencia, los clientes pueden continuar procesándolos de la misma forma que los productos fabricados convencionalmente y utilizarlos en situaciones cotidianas con total normalidad.

Un ejemplo de cómo el sistema ChemCycling contribuye a la economía circular es el EcoCart e-180, el primer carro de supermercado ecológico, desarrollado por Polycart, totalmente fabricado con plástico post consumo. Las partes estructurales del carrito están fabricadas con Ultramid, que se obtiene gracias al reciclaje que realiza BASF con esos plásticos de difícil reciclado.

Más en concreto, EcoCart e-180 está fabricado con plástico reciclado posconsumo sin mezclar otros materiales ni ningún tipo de aditivo industrial. Se produce únicamente en el color gris derivado del material revalorizado, y no utiliza colorantes para disminuir el impacto ambiental.

Pero no solo este nuevo carro de supermercado ha nacido a partir de esta nueva técnica de reciclado de plástico. BASF también ha establecido importantes alianzas con Quantafuel, Pyrum y New Energy, potenciando todavía más su apuesta.

Quantafuel es un especialista en la pirólisis de residuos plásticos mixtos y la purificación del aceite resultante; mientras que Pyrum y New Energy se especializan en la pirólisis de los neumáticos al final de su vida útil.

BASF lo que hace es utilizar el aceite de pirólisis de los neumáticos al final de su vida útil como fuente adicional de materias primas, junto al aceite procedente de residuos plásticos mixtos, cuya utilización es lo que pretende a largo plazo el proyecto ChemCycling.

Con estas alianzas, la compañía ha avanzado considerablemente para crear una amplia base de suministro del aceite de pirólisis y para ofrecer a los clientes productos basados en residuos plásticos reciclados por medios químicos a escala comercial.

Temas

Comentarios

Lea También