En busca de un Hydrogen Valley para la Catalunya Sud

Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre aspiran a convertirse en un referente del hidrógeno verde en el sur de Europa, de la mano del instrumento ‘Next Generation EU’

RAFAEL SERVENT

Whatsapp
En busca de un Hydrogen Valley para la Catalunya Sud

En busca de un Hydrogen Valley para la Catalunya Sud

El hidrógeno verde está llamado a ser central en el proceso de transición energética emprendido por Europa. Hay una revolución acelerada alrededor de un vector energético que va a ser clave en la Unión Europea en estas tres próximas décadas, y de los movimientos que se hagan hoy y las posiciones que se tomen en los meses venideros puede depender el futuro de territorios como el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre.

No solo eso: si aprovecha bien sus activos y trabaja con determinación y ambición, la Catalunya Sud tiene serias opciones de liderar el ‘hub’ de hidrógeno verde más importante del sur de Europa, convirtiéndose en uno de los referentes europeos en la transición energética.

Lograrlo implica empleos cualificados, mantenimiento de la industria, atracción y retención de talento, I+D+i, generación de un ecosistema emprendedor de startups ‘Energy Tech’... La oportunidad es ahora, y la Catalunya Sud ha decidido, por primera vez en muchos años, juntar talento y esfuerzos para no dejarla escapar.

El contexto es el paquete extraordinario de 750.000 millones de euros que la Comisión Europea (CE) ha movilizado en forma de créditos y ayudas directas, denominado ‘Next Generation EU’ y en el que la transición ecológica, que incluye la eficiencia de recursos y las energías renovables, será el destino de un 37% de estos recursos extraordinarios. En él se enmarca la estrategia europea para el hidrógeno verde, que pretende fomentar la constitución ‘valles del hidrógeno’ a lo largo de Europa.

La Catalunya Sud, con el polo petroquímico más importante del sur de Europa, centrales nucleares y de ciclo combinado, energía eólica y fotovoltaica, y centros de I+D+i de referencia en Química y Energía, reúne todas las condiciones para ser uno de estos ‘Hydrogen Valley’ que la CE quiere impulsar.

Pero... ¿de qué hablamos cuando nos referimos al hidrógeno verde? En primer lugar, de agua: la materia prima en la que se fundamenta esta revolución. El hidrógeno verde se obtiene por electrólisis, una tecnología que separa el hidrógeno del oxígeno cuando se aplica electricidad al agua. Para que sea verde, en ningún momento de este proceso deben emitirse gases de efecto invernadero. La electricidad aplicada debe ser, por lo tanto, generada a partir de fuentes de energía renovables (hidroeléctrica, eólica o fotovoltaica). Aunque la energía nuclear es climáticamente neutra porque no emite CO2, genera residuos y no puede considerarse aquí ‘verde’.

Una vez separados los átomos de hidrógeno del oxígeno, se obtiene un gas en forma de dihidrógeno que se puede almacenar en forma gaseosa o líquida, para emplear luego como combustible o para alimentar pilas de combustible. Su combustión no genera CO2 y por lo tanto es climáticamente neutro.

Hidrogen Verd Catalunya Sud

Ese es el objetivo que persigue la Comisión Europea, y es lo que la Catalunya Sud aspira a alcanzar, erigiéndose en el referente en hidrógeno verde del sur de Europa. Tras meses de intenso trabajo y una suma de complicidades, el pasado 20 de octubre nacía la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud, liderada por la Universitat Rovira i Virgili (URV) y con más de 60 agentes implicados, tanto institucionales como del ámbito privado. Hoy, los integrantes de esta plataforma ya se acercan a la cifra de 90, y creciendo.

Centros de I+D+i (entre ellos el ICIQ, Eurecat o el IREC), cámaras de comercio, asociaciones empresariales como la AEQT y empresas a título individual, ayuntamientos y entes supramunicipales, agencias del Govern de Catalunya, organismos como el Port de Tarragona y el CESDA del aeropuerto de Reus... todos han estado trabajando en propuestas individuales y compartidas, con liderazgos diversos, para postular este territorio ante la Comisión Europea en su apuesta por el hidrógeno verde como gran vector del cambio.

En tanto que gestor de los fondos del instrumento Next Generation EU en España, el gobierno español, a través del Ministerio de Transición Ecológica, puso en marcha a finales de 2020 una convocatoria para encontrar proyectos relacionados con el hidrógeno que pueda presentar ante la Comisión Europea, y que tras su aprobación por parte de la institución europea, estarán dotados con 1.500 millones de euros de los 72.000 millones que el gobierno español gestionará en nombre de la CE.

La convocatoria venció el 19 de diciembre con la presentación de una treintena de proyectos liderados por empresas y entidades públicas del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre, acompañados por una estrategia conjunta de región (una estrategia de Hydrogen Valley europeo) canalizada a través de la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud.

No han estado solos en estas expresiones de interés. Ante la magnitud de las ayudas y la importancia estratégica de posicionarse en este vector, las propuestas para constituir ‘valles del hidrógeno’ han proliferado en distintos puntos de la geografía española. Los impulsores de la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud, sin embargo, se muestran confiados en sus posibilidades.

Temas

Comentarios

Lea También