La crisis de los microchips marca la caída de la producción en los ocho primeros meses

La falta de aprovisionamiento de semiconductores provoca un fuerte descenso del 25% hasta el mes de agosto en comparación con 2019. La caída de los principales mercados europeos limita la exportación de vehículos, con una reducción del 21% en comparación con los ocho primeros meses de 2019.

 

Contenido ofrecido por APMC

Whatsapp
Hasta el mes de agosto la producción de turismos electrificados ha superado el 11% de cuota total, un hito histórico en la producción de vehículos en España.

Hasta el mes de agosto la producción de turismos electrificados ha superado el 11% de cuota total, un hito histórico en la producción de vehículos en España.

Durante los ocho primeros meses de 2021, la producción de vehículos se ha reducido un 25,3% en comparación con el mismo periodo de 2019, marcada principalmente por la situación de escasez de microchips, alcanzando un total de 1.414.240 unidades en el conjunto del año. En comparación con los datos de 2020, se registra un aumento del 11%, debido a que el ritmo de producción se vio condicionado por el cierre temporal de las fábricas a causa de la pandemia,

En el mes de julio se fabricaron un total de 140.625 unidades, que supone un retroceso del 41% respecto del mismo mes de 2020 y de un 42,5% menos si comparamos con el mismo periodo de 2019. El mes de agosto registra una tendencia similar, con una caída del -39% en comparación con 2019 y del -15,5% respecto al octavo mes de 2020, sumando un total de 68.038 unidades producidas en agosto.

La producción durante los meses de julio y agosto suele ser más baja que en otros meses por el periodo estival y de descanso. Pero, durante este 2021, la falta de aprovisionamiento de microchips está siendo el principal condicionante. Aunque en el conjunto del año se registra un aumento del 11% frente al año anterior, este incremento solo responde a que en 2020 las fábricas estuvieron paradas durante dos meses y medio. En los últimos cuatro meses, el ritmo de crecimiento contra 2020 se ha reducido en 28 puntos porcentuales, un reflejo del impacto que el desabastecimiento de semiconductores está causando en el sector de la automoción. Ante este contexto, las fábricas españolas se han visto obligadas a paralizar líneas de producción y a realizar ajustes en los turnos, en función del abastecimiento de microchips. Las previsiones indican que el ritmo de fabricación de estos componentes no se ajustará a la demanda del sector de automoción al menos hasta finales del primer semestre de 2022.

Los mercados europeos están, de este modo, reduciendo sus matriculaciones, por la caída de la demanda y por la escasez de producto motivada por la falta de microchips. En los últimos dos meses de julio y agosto, tanto el mercado español (con una caída acumulada del 33,4% vs 2019) como relevantes mercados en Europa, [Francia ha reducido sus entregas un 23,3%; Alemania, un -27%; Italia, un -20% y Reino Unido, un -27,5%], no consiguen recuperar las cifras de ventas registradas previas a la pandemia.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos, en comparación con el mismo periodo de 2020, ha sufrido un retroceso del -43,7%, en el mes de julio, con 105.838 unidades, y del -16,9% en el mes de agosto, con 52.399 unidades. De igual manera, la producción de vehículos comerciales e industriales* registra caídas tanto en el mes de julio (-30,9%), con 34.787 unidades, como en el mes de agosto (-10,1%), con 15.639 unidades.

EXPORTACIONES

En los ocho primeros meses de 2021, las exportaciones han registrado un fuerte descenso del 20,7% en comparación con 2019, aunque contra 2020, se logra un crecimiento del 12,5%. Hasta el mes de agosto, se han exportado un total de 1.217.400 unidades.

Durante el mes de julio se enviaron 118.400 vehículos fuera de nuestras fronteras, que supone una reducción en el ritmo de exportación del -42,4% frente a 2020, así como del -42,3% frente a 2019. Por su parte, el mes de agosto registra una tendencia similar de caída, con un total de 63.351 vehículos exportados, que representa tanto una caída del -23,8% en comparación con 2020 y del -34,5% respecto a 2019.

La reducción del ritmo de la producción causada por la crisis de los microchips junto con la baja demanda procedente de los mercados extranjeros, principalmente de los ubicados en Europa, están siendo de especial relevancia para la exportación de los vehículos “made in Spain”. En el último mes, las exportaciones a los mercados europeos, que han representado 7 de cada 10 envíos de los vehículos españoles, han reducido los envíos en un 32,4%. De igual modo, los destinos ubicados en África reducen su demanda un 55,5%, a causa del descenso de Marruecos (-32,4%) y Sudáfrica (-62,5%). Un ritmo similar registra los mercados en América, con un retroceso del 49,3%, a causa de la caída de las exportaciones a México del 64,1% y a Chile del -43,5%. Por su parte, el fuerte aumento de demanda procedente de Japón (716,4%) ha condicionado el aumento 159,1% de las exportaciones rumbo a Asia. Mientras que Oceanía logra un aumento del 40,5% debido a la mejora de Australia (+60%).

Por tipo de vehículo en comparación con los mismos meses de julio y agosto de 2020, los turismos obtienen una caída del 45,8% en las exportaciones en julio, hasta las 89.616 unidades enviadas al extranjero, y del -24,9% en el mes de agosto, con 50.770 unidades. Mientras que los vehículos comerciales e industriales* registran un retroceso del 28,5% en las exportaciones del mes de julio, acumulando un total de 28.824 unidades exportadas, y una caída del 18,8% para el mes de agosto, con 12.581 unidades enviadas.

PRODUCCIÓN POR FUENTES DE ENERGÍA

En el último mes de julio, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones mantiene un ritmo similar al del año anterior, con un leve retroceso del 0,1% con un total de 21.545 unidades. En agosto se ha recuperado el ritmo creciente, con un aumento del 63,7%, acumulando hasta 9.232 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP).

En el último mes, los vehículos alternativos representan el 13,6% de la cuota de producción total de vehículos en España. En concreto, la principal fabricación corresponde a los vehículos electrificados, que alcanzan el 12,2% de cuota en el mes de agosto, con 8.292 unidades fabricadas en agosto. Hasta el octavo mes del año, los vehículos electrificados, híbridos y de gas suponen uno de cada nueve vehículos fabricados y suman un total de 159.839 unidades, casi duplicando las cifras registradas en el año anterior.

Los híbridos enchufables acumulan un total de 15.595 vehículos fabricados durante julio y agosto, con un crecimiento del 16,7%, siendo el vehículo de bajas y cero emisiones más fabricado en España. Los eléctricos puros logran un aumento del 28,4% en los últimos dos meses, hasta las 9.409 unidades producidas.

Para el conjunto del año, los híbridos enchufables suman un total de 84.120 unidades ensambladas, todas de turismos, aumentando su producción un 119% respecto al año anterior y que representan el 5,9% de la producción total. Por su parte, los eléctricos puros, hasta el octavo mes acumulan 45.940 unidades, de las que 40.091 son de turismos, con un crecimiento del 109,1% en comparación con el mismo periodo de 2020. Durante 2021, el 3,2% de los vehículos producidos en España ha sido un vehículo eléctrico puro.

En cuanto a otros tipos de vehículos alternativos, los híbridos no enchufables acumulan en 2021 un total de 3.649 unidades (+0,3%), los vehículos de gas natural alcanzan las 11.818 unidades (0,8%) y los vehículos GLP crecen un 75,9%, hasta las 14.312 unidades fabricadas.

“Nos encontramos en un difícil contexto para el sector de la automoción, no solo en España sino también en Europa. El desabastecimiento de los microchips en todo el mundo está provocando un fuerte efecto en cadena que afecta gravemente a la producción y al abastecimiento de nuevos vehículos. Lo que parecía un desequilibrio coyuntural se ha convertido en el escenario para los próximos 10-12 meses, al menos. Y esto en un momento en el que la recuperación era prioritaria para el sector. Si queremos avanzar hacia una movilidad sostenible y cero emisiones, es necesario seguir apuntalando nuestra transformación hacia la industria 4.0 y, al mismo tiempo, impulsar el vehículo electrificado en España. Ante este reto hemos de trabajar juntos para implantar nuevas medidas que sostengan el nivel de mercado y producción, eliminar incertidumbres a los consumidores y, en paralelo, intensificar las medidas de electrificación e infraestructuras, pues el escenario es complejo”. destacó José López-Tafall, director general de ANFAC

Temas

  • motor
  • anfac
  • apmc

Comentarios

Lea También