La nueva prórroga de los ERTE mantendrá la cuantía e irá más allá de diciembre

Se elimina el «contador a cero» pero repondrá a cualquier trabajador en ERTE despedido un máximo de hasta 180 días de paro

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo. 
FOTO: EFE

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo. 
FOTO: EFE

Gobierno y agentes sociales continúan negociando contrarreloj la nueva prórroga de los ERTE, que confían en tener lista esta misma semana. Ayer mantuvieron una nueva reunión después de que la semana pasada el Ministerio les enviara el texto con una nueva ampliación hasta final de año que recortaba ayudas y derechos a los trabajadores y que no satisfizo ni a sindicatos ni a patronal. Poco se avanzó en este encuentro, según fuentes cercanas a la negociación. Sin embargo, el Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a ceder en algunos aspectos, como mantener la cuantía actual de la prestación de los ERTE (una línea roja para los sindicatos) y ampliar un poco ese límite temporal, con el objetivo de lograr un acuerdo. No obstante, sí continúa con su idea de suprimir lo que se conoce como «contador a cero», focalizar las ayudas a los sectores más afectados y mantener el esquema de exoneraciones que bonifica las cuotas tanto de los trabajadores en ERTE como de los que se reactivan, aspectos que rechazan tanto los empresarios como los sindicatos.

Uno de los escollos de esta nueva prórroga es el plazo de tiempo, ya que por el momento solo se ampliaban los ERTE hasta el 31 de diciembre, en tanto que los agentes sociales defienden una prórroga con carácter indefinido o, como mínimo, hasta abril, cuando comience la próxima temporada turística. El Ejecutivo parece dispuesto a ceder y ampliar un poco más ese límite temporal, aunque en ningún caso contempla llegar a Semana Santa, según se desprende de sendas entrevistas realizadas ayer en televisión por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y su homólogo de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Díaz se mostró dispuesta a una prórroga «un poquito» más larga, puesto que admitió que el plazo hasta el 31 de diciembre es un «error», no es el «adecuado», ya que «nos cogería en la mitad de la campaña de Navidad». «La fecha está abierta, probablemente no sea la más adecuada y tengamos que transitar hacia un poquito más, ya que no facilitaría en términos económicos y sociales ponernos a mitad de diciembre a negociar una nueva ampliación», admitió.

Escrivá, preguntado por si la nueva prórroga podría llevarse hasta el 31 de enero, respondió que «es una opción», aunque apostó por «ir trimestralmente evaluando la situación».

Ambos miembros del Ejecutivo aseguraron que los ERTE continuarán hasta que sea necesario porque se ha demostrado que «son un mecanismo muy eficaz». «La mesa tripartita va a continuar; por tanto, dejamos la puerta abierta a que el mecanismo, si es necesario, permanezca, y siempre manteniendo los ERTE de rebrote», prometió la ministra.

El Gobierno, por otro lado, ha aceptado la reivindicación de los sindicatos de mantener la actual cuantía de la prestación en el 70% de la base reguladora, evitando de este modo que baje hasta el 50% pasados seis meses tal y como recoge la ley actual, según confirmó Díaz. Además, se contempla una prestación para los trabajadores temporales o fijos discontinuos, así como una prórroga del Plan Me Cuida hasta el 31 de diciembre, para que los padres puedan reducirse o cambiarse el horario de trabajo.

Temas

Comentarios

Lea También