;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    15º
  • REU
    15º
  • CAM
    15º
  • TOR
    15º
  • VEN
    15º

Panishop triunfa en Reus gracias a su oferta y calidad

Desde hace tres años, la marca líder en el sector panadero cuenta con una tienda en la ciudad

Publicado: 13:10 - 12/01/2017


 

Su largo recorrido y experiencia, sitúan a Panishop como un referente en innovación tanto a nivel nacional como internacional. Más de un siglo de tradición panadera a sus espaldas, abalan el éxito de la marca que ya cuenta con 38 tiendas abiertas, distribuidas por Madrid, Huesca, Tarragona, Reus, Cambrils y Zaragoza. De todas ellas, 16 son propias y el resto son franquicias, como es el caso del local de la calle Sant Joan de Reus. Desde hace casi tres años, Panishop está presente en el centro de la ciudad y ha forjado una clientela habitual para sus productos de panadería, pastelería y repostería.
«Conocí el servicio de Panishop gracias a las tiendas de Tarragona y me gustó mucho», recuerda Julio Jiménez, propietario del local de Reus. Una vez su proyecto ya estuvo en marcha, se dirigió a la sede central de la marca para recibir una formación y conocer los procesos referentes a la cafetería, panadería y de obrador. Después, él fue el encargado de transmitir sus conocimientos a los seis empleados que empezaron en la tienda, número que ha aumentado hasta formar un equipo de 10 personas. «Pero después de tres años, los primeros trabajadores sigan aquí», se enorgullece. «A los clientes les gusta ver siempre a las mismas personas detrás del mostrador», añade.
Cada día pasan por la tienda una media entre 400 y 500 clientes, el 80% de los cuales son habituales. Según su propietario, por las mañanas, abundan los trabajadores de oficina que acuden para tomar el desayuno y por las tardes, mujeres mayores y jubilados llenan las mesas para charlar mientras meriendan. «La relación es muy buena», afirma Jiménez. «Cuando un cliente entra por la puerta suele saludar a los empleados e incluso se dan dos besos y se preguntan por su día», continúa. Este ambiente acogedor y cercano también se debe en gran medida a las características de la tienda, ya que dispone de 250 metros cuadrados y de una zona de sofás. 
Panishop cuenta con una gran variedad de productos, como panes, bollería dulce, bocadillos salados y una amplia oferta de pasteles de calidad. También es habitual encontrar ofertas que combinan diferentes productos para facilitar el servicio a los consumidores. «De todos modos, nuestro producto estrella es el pan y por eso, de vez en cuando, organizamos degustaciones para que el cliente lo conozca», explica. En la tienda de Reus, se pueden encontrar hasta 25 variedades distintas de pan. Su rasgo distintivo es la técnica de preparación Slow Baking. Este proceso de elaboración a partir de métodos artesanales es 100% libre de aditivos y conservantes consigue que tanto el aroma como el sabor del pan sean más intensos. Incluso son más sanos, más digestivos y tienen una mejor conservación. 
Des de 1902, la tradición panadera de la familia zaragozana Rébola ha llegado a nuestros días gracias a la cadena Panishop que inició su andadura en 1994. Actualmente, es la única marca europea de panadería homologada por el Centro Nacional de Alimentación. Además,  ha recibido el reconocimiento de premios como el galardón en la modalidad de la Investigación Gastronómica en los Premios Anuales de la Academia Aragonesa de Gastronomía.

Su largo recorrido y experiencia, sitúan a Panishop como un referente en innovación tanto a nivel nacional como internacional. Más de un siglo de tradición panadera a sus espaldas, abalan el éxito de la marca que ya cuenta con 38 tiendas abiertas, distribuidas por Madrid, Huesca, Tarragona, Reus, Cambrils y Zaragoza. De todas ellas, 16 son propias y el resto son franquicias, como es el caso del local de la calle Sant Joan de Reus. Desde hace casi tres años, Panishop está presente en el centro de la ciudad y ha forjado una clientela habitual para sus productos de panadería, pastelería y repostería.

«Conocí el servicio de Panishop gracias a las tiendas de Tarragona y me gustó mucho», recuerda Julio Jiménez, propietario del local de Reus. Una vez su proyecto ya estuvo en marcha, se dirigió a la sede central de la marca para recibir una formación y conocer los procesos referentes a la cafetería, panadería y de obrador. Después, él fue el encargado de transmitir sus conocimientos a los seis empleados que empezaron en la tienda, número que ha aumentado hasta formar un equipo de 10 personas. «Pero después de tres años, los primeros trabajadores sigan aquí», se enorgullece. «A los clientes les gusta ver siempre a las mismas personas detrás del mostrador», añade.

Cada día pasan por la tienda una media entre 400 y 500 clientes, el 80% de los cuales son habituales. Según su propietario, por las mañanas, abundan los trabajadores de oficina que acuden para tomar el desayuno y por las tardes, mujeres mayores y jubilados llenan las mesas para charlar mientras meriendan. «La relación es muy buena», afirma Jiménez. «Cuando un cliente entra por la puerta suele saludar a los empleados e incluso se dan dos besos y se preguntan por su día», continúa. Este ambiente acogedor y cercano también se debe en gran medida a las características de la tienda, ya que dispone de 250 metros cuadrados y de una zona de sofás. 

Panishop cuenta con una gran variedad de productos, como panes, bollería dulce, bocadillos salados y una amplia oferta de pasteles de calidad. También es habitual encontrar ofertas que combinan diferentes productos para facilitar el servicio a los consumidores. «De todos modos, nuestro producto estrella es el pan y por eso, de vez en cuando, organizamos degustaciones para que el cliente lo conozca», explica. En la tienda de Reus, se pueden encontrar hasta 25 variedades distintas de pan. Su rasgo distintivo es la técnica de preparación Slow Baking. Este proceso de elaboración a partir de métodos artesanales es 100% libre de aditivos y conservantes consigue que tanto el aroma como el sabor del pan sean más intensos. Incluso son más sanos, más digestivos y tienen una mejor conservación. 

Des de 1902, la tradición panadera de la familia zaragozana Rébola ha llegado a nuestros días gracias a la cadena Panishop que inició su andadura en 1994. Actualmente, es la única marca europea de panadería homologada por el Centro Nacional de Alimentación. Además,  ha recibido el reconocimiento de premios como el galardón en la modalidad de la Investigación Gastronómica en los Premios Anuales de la Academia Aragonesa de Gastronomía.

Cada día pasan una media de 500 clientes y el 80% son habituales

La cadena es considerada un referente en innovación gastronómica

 

Ficha técnica de Panishop en Reus

Dirección:Calle Sant Joan, número 34

Teléfono:977317247

 

Horario: La tienda está abierta desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche todos los días del año

 


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE GASTRONOMÍA