Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La universidad prevé un modelo híbrido presencial y virtual

Será obligatorio mantener la distancia de seguridad, así como el uso de mascarilla y protocolos de higiene y limpieza

REDACCIÓN/AGENCIAS

Whatsapp
Una voluntaria accede a un aula durante el simulacro de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU).  FOTO: EFE

Una voluntaria accede a un aula durante el simulacro de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). FOTO: EFE

El Govern y las universidades catalanas prevén un modelo híbrido de docencia presencial y virtual de cara al curso 2020-2021 como consecuencia del periodo de excepcionalidad a raíz de la pandemia de coronavirus. La primera mitad del curso se desarrollará con una «presencialidad restringida» avalada por el comité técnico del Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat).

Así, la actividad presencial estará condicionada por la aplicación del distanciamiento social obligatorio en aulas, pasillos y espacios comunes, así como el uso de mascarilla, medidas de desinfección y protocolos de limpieza, entre otros.

Antes de realizar la matrícula del curso, todos los estudiantes tendrán los planes de aprendizaje de cada asignatura que incluirá «información sobre la metodología y los sistemas de evaluación». También se tendrá en cuenta a los estudiantes de nuevo acceso con la posibilidad de atrasar el inicio de su curso, así como a aquellos con «necesidades sociales para paliar los efectos de la brecha digital».

Respecto a la evaluación, se ha apostado por los procesos de evaluación continua, ya que consideran que «ayuda al estudiante a hacer un recorrido de aprendizaje gradual, lo reorienta y lo guía a la hora de lograr competencias».

Sobre los trabajos finales de grado y las prácticas externas, han considerado vigentes las recomendaciones aplicadas durante el segundo semestre del curso actual, aunque han recomendado programar las prácticas en «períodos no afectados por la pandemia».

En el caso de las prácticas en el ámbito de la salud, se priorizará el formato presencial en los estudiantes de grado; mientras que las prácticas en centros educativos, el sistema de asignación tendrá en cuenta las pendientes del curso 2019-2020.

Bajan las tasas

Asimismo, el Govern aprobó el decreto de precios universitarios que fija una reducción del 30% en el coste global de las matrículas de grado y máster en las universidades públicas catalanas a partir del curso 2020-21. Así, el precio del crédito matriculado por primera vez en los estudios de grado se situará entre 17,69 y 27,67 euros, dependiendo del tipo de estudios. Un curso de grado estándar de 60 créditos pasará a costar entre 1.061 euros y 1.660 euros al año, en función del coeficiente de estructura docente del título.

Temas

Comentarios

Lea También