Mascarillas y gel: Pros y contras

Covid-19. Los nuevos hábitos para combatir el virus también provocan otros problemas, sobre todo, dermatológicos

ANA RIVERA MAGAÑA

Whatsapp
En la Farmacia Fermín Sanz (Rambla Nova, 55) son expertos en dermocosmética y cuidados naturales. Foto: ALBA MARINÉ

En la Farmacia Fermín Sanz (Rambla Nova, 55) son expertos en dermocosmética y cuidados naturales. Foto: ALBA MARINÉ

Se han convertido en elementos indispensables en la lucha contra el coronavirus. Nos protegen de su contagio y también previenen de su transmisión al resto de ciudadanos. Aunque siendo seres socialmente indomables, con un carácter festivo y de jarana cuyos genes hace imposible que no hagamos bromas y chistes sobre cualquier tema, ha provocado que hace varias semanas nos hayan tenido que concienciar a la fuerza de la necesidad de usar mascarillas de forma obligatoria bajo cualquier circunstancia y nos hayan apremiado a mantener una higiene más estricta y reeducado a lavarnos las manos correctamente.

A pesar de nuestra también naturaleza quejicosa, en plena ola de calor estamos descubriendo las incomodidades de portar la mascarilla. Las primeras y más angustiantes, las respiratorias, ya que además de actuar como una barrera para las gotas de saliva, las mascarillas también obstaculizan levemente la entrada de aire y sumado a las altas temperaturas puede resultar agobiante. Pero, aunque sea molesto, los médicos aseguran que respirar a través de mascarillas homologadas no entraña riesgo de provocar hipoxia (deficiencia de oxígeno) ni tampoco que en ellas se acumule dióxido de carbono y nos pueda llegar a intoxicar. La sensación de ahogo precisamente se debe a la angustia y nerviosismo de llevarla puesta.

Otra cuestión son los problemas dermatológicos: acné, rosácea y dermatitis irritativa son las enfermedades que se han agravado por el uso de mascarilla y gel. El uso continuado de mascarilla impide la correcta transpiración de la piel, que sumado al sudor por el aumento de las temperaturas, provocan molestias por roce, brotes de acné y proliferación de bacterias.

«Estamos viendo la aparición de más acné y estados seborreicos porque la mascarilla genera una oclusión de la zona. El exceso de vapor de agua generada por la exhalación de aire produce un ambiente muy propicio para los gérmenes que provocan inflamación de la glándula sebácea», explica José Luis Martínez-Amo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Los expertos afirman que las zonas más afectadas suelen ser las mejillas y pómulos, el puente nasal y las zonas de roce de la sujeción tras las orejas. La mejor solución para ello es aplicar algún producto tópico con efecto barrera como la vaselina, usar cremas hidratantes muy ligeras y lavar la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves, sin fragancias, al llegar a casa. «También podemos aliviarlas con alguna crema calmante, renovando la mascarilla más a menudo e intentar dejar ‘respirar’ la piel el mayor tiempo posible», en palabras del farmacéutico Fermín Sanz.

Las farmacias, nuestras aliadas

Cuando sentimos que surgen los primeros síntomas de molestias dérmicas y mientras esperamos acudir a la visita del dermatólogo, siempre podemos pedir consejo en nuestra farmacia de confianza.

Farmacia Fermín Sanz está abierta al público desde finales del siglo XIX y desde 2006 es propiedad del farmacéutico Fermín Sanz Sanz. Cuenta con más de 10 trabajadores especializados en diferentes áreas de la salud. Al consultar sobre las mascarillas más apropiadas, no entraña la más mínima duda: «las FFP2 serían las que proporcionan mayor protección dentro de las recomendadas. Luego están las quirúrgicas y finalmente las sanitarias. Las de tela podrían ser equivalentes a las quirúrgicas o bien a las santiarias pero no acostumbran a estar contastadas y homologadas», explica la también farmacéutica Marta Rocamora.

Uno de los servicios que tendemos a olvidar que ofrecen las farmacias son los productos elaborados con formulaciones propias. Este 2020 algunas se han lanzado a crear sus propios geles hidroalcohólicos, tal es el caso de la Farmacia Fermín Sanz: «el nuestro es un gel genérico a base de alcohol con un mínimo del 70% y agua. Se le añade un espesante y algún hidratante», cuenta. «De su elaboración se encarga el farmacéutico formulista en el mismo laboratorio de la farmacia. Se vendió mucho al principio de la pandemia porque había falta de suministro. Entonces las autoridades sanitarias dieron permiso para que se pudiera elaborar en las farmacias. Ahora ya hay más en el mercado», explica Sanz.

¿Y los geles, pueden provocar irritaciones en la piel? «Con la concentración adecuada de alcohol todos son adecuados. Y la mayoría incorporan algun hidratante porque el alcohol reseca la piel. Pero se puede combinar su uso con cremas hidratantes de manos para compersar», concluye Sanz.

Pulverizaciones solidarias

Dueños de una empresa distribuidora de moda que comercializa media docena de firmas de zapatos y accesorios en España y Portugal, los jóvenes barceloneses Eric Armengou y Hugo Rovira decidieron dar una vuelta a su negocio hace un par de años. Fuertemente comprometidos con el medio ambiente y las causas sociales, en 2018 decidieron embarcarse en un proyecto de cuidado personal, reorganizando el mercado con un modelo de negocio que une los beneficios económicos con el compromiso comunitario. Así nació Haan, «una marca de cuidado personal que prioriza el compromiso social al aumentar la conciencia sobre la crisis del agua y dar soluciones en los países en desarrollo». Así nació ‘Haan pocket’, un cómodo aerosol con diferentes aromas que mata el 99,9% de las bacterias y virus con una fórmula única que contiene 65% de alcohol de etanol y aloe vera, para proteger la piel.

Además de seguros, elegantes y prácticos, el punto distintivo de Haan es que tienen fines solidarios y es que el 20% de sus beneficios financian proyectos de agua en países en desarrollo. Su primer pozo se construyó en Changoma (Malawi) en 2019 y facilitó el día a día de 87 familias y de una escuela con 914 niños. Actualmente un total de 1.441 personas se benefician de sus 44 pozos construidos.

Temas

Comentarios

Lea También