Más de Opinión

Opinión Editorial

El reto de no dejar a nadie atrás

Las instituciones deben actuar para hacer realidad lo que tanto han repetido: hemos de salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás

Diari de Tarragona

Whatsapp
El reto de no dejar a nadie atrás

El reto de no dejar a nadie atrás

La pandemia no solo tiene consecuencias en la salud de las personas, sino que también ha traído graves consecuencias para el conjunto de la economía. Cuando estamos prácticamente a punto de cumplir un año desde que el coronavirus irrumpió en nuestras vidas, son numerosos los sectores productivos y de servicios que se han visto seriamente golpeados por la crisis económica que ha provocado la crisis sanitaria. Y detrás de estos sectores, de todas estas empresas en problemas, se hallan personas. Personas que han visto reducirse drásticamente sus ingresos, hasta el punto de que un estudio realizado por el Instituto Municipal de Servicios Sociales de Tarragona junto con la URV asegura que el número de personas que necesitan atención y ayuda se duplicará en esta ciudad a causa de la Covid-19.

En efecto, el 21,9% de los encuestados considera posible que se vea obligado a recurrir a los servicios sociales en los próximos seis meses, cuando antes la cantidad de gente que requería esta atención era del 10%. El estudio se basa en dos encuestas realizadas por una parte entre la población comprendida entre los 16 y los 64 años (356 personas) y, por otra parte, entre mayores de 64 años (311), con un nivel de confianza del 95% y un margen de error del 6%. Se desprende también de estas encuestas que la pandemia ha dejado sin trabajo a un 24,1% de la población, en tanto que un 13,9% manifiesta haber sufrido un ERTE. Además, un 11,5% de los encuestados no puede acceder a la educación; un 27,5% sufre una privación severa en la cobertura de las necesidades básicas; un 19,1% sufre pobreza económica y un 18,9%, pobreza energética. La pandemia ha agudizado la brecha económica: un 27,5% gana más de 30.000 euros por núcleo familiar, mientras que el 26,3% de la muestra no llega los 10.900. Son datos que encienden todas las luces de alarma y que obligan a las instituciones a actuar para hacer realidad lo que tanto han repetido: hemos de salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás. Y esta responsabilidad no puede quedar en manos solo de las ONG.

Temas

Comentarios

Lea También