Reus Política

El PSC de Reus cree que hay un divorcio entre el gobierno y la ciudadanía

El grupo municipal critica el primer año de mandato la tercera legislatura de Pellicer

Salvat Jordina

Whatsapp
El grupo municipal del PSC de la legislatura 2019-23, en la rueda de prensa. FOTO: A.GONZÁLEZ

El grupo municipal del PSC de la legislatura 2019-23, en la rueda de prensa. FOTO: A.GONZÁLEZ

«El Covid-19 ha roto las dinámicas y ha obligado a modificar muchos planteamientos, pero el talante del gobierno no ha mejorado respecto al mandato anterior». Estas palabras del portavoz del PSC de Reus, Andreu Martín, resumen la valoración que el grupo socialista hizo ayer sobre el primer año de mandato del equipo de gobierno del alcalde de Reus, Carles Pellicer, para la legislatura 2019-2023.

El principal partido de la oposición (con seis representantes en el pleno municipal) considera que esta reedición del pacto entre JuntsxReus, ERC y Ara Reus sigue con «la misma gestión gris, poco ambiciosa y con nula capacidad para aportar soluciones reales a los problemas de la gente», con el plus de una la mayoría absoluta que, desde la óptica socialista, más allá de ser beneficiosa para impulsar políticas y proyectos de ciudad, solo ha servido para «aislarse de la ciudadanía en una mayoría en la que están muy cómodos» y desde la que tienen «tienen una visión de la ciudad absolutamente irreal», señaló Martín.

Por ello, el lider socialista cree que en este primer año se «ha constatado un divorcio entre el gobierno y la ciudadanía como no se había visto nunca en un mandato de Pellicer». Esta dura crítica fue argumentada haciendo referencia a varios casos, como el cierre del Mercat del Carrilet cuyo «rechazo de la gente demuestra que el gobierno no convence» y también en los problemas de convivencia en la ciudad, como en el caso del barrio de la Sardana y del ocio nocturno, dónde señalan que «no se escucha a la gente que realmente puede aportar».

Los socialistas pusieron en duda la trasparencia en las políticas municipales, haciendo referencia al proyecto de la peatonalización del arrabal Santa Anna, donde, aseguran , «falta mucho del apoyo que nos venden» y en el que los afectados «aún piden ver un estudio serio de la propuesta».

Además, el Martín criticó que el equipo de gobierno «se centra mucho en las fotografías y poco en el contenido». En ese aspecto, señalaron que el Pla d’Acció Municipal es «dudoso por su superficialidad» y por una falta de acciones concretas. «Reus no tiene PAM, no tiene proyecto de acción conjunta ni visión de ciudad a cuatro o diez años vista», resumió Martín, señalando que ERC «ha apuntalado una acción de gobierno conservadora y rancia, opuesta a las izquierdas».

También hubo tiempo para recordar la demora en la licitación del nuevo contrato de la basura, «provocando dos años de infierno en sus trabajadores», y para referirse a la futura venta del Hospital Sant Joan de Reus, señalando que «si el primer año que llegó una causa de disolución se hubiera disuelto y se hubiera hecho cargo la Generalitat, nos hubiéramos ahorrado muchos problemas».

Un consejero matrimonial

Con todo ello, los socialistas asumen el rol de oposición «con vocación de gobierno». Es por ello que se presentaron como el puente para hacer llegar las necesidades de la gente al consistorio. O en palabras de Martín, «nos ofrecemos como consejero matrimonial para llegar dónde no se llega». Además, se situó como la «oposición constructiva», señalando el acuerdo con el equipo de Pellicer en materia de infraestructuras. Algo que ya dio sus primeros frutos, desatascando del proyecto de la Estació de Bellissens y por el cual los socialistas reivindicaron su papel y, en especial, el de la diputada Sandra Guaita.

Rebajando el tono, Martín animó a ERC a «llenar de contenido las herramientas de gobierno» y volvió a tender la mano a Pellicer y su equipo para que acepte la ayuda de la oposición ante el escenario que plantea la crisis del coronavirus: «no debería quedarse todo en una simple foto, si no: en comportarse en base a esta generosidad. El momento sigue pidiendo compromiso e ir todos a una».

Temas

Comentarios

Lea También