El nuevo CMQ de Reus se estrena con consultas externas y pruebas digestivas

El traslado de parte de la actividad a las instalaciones del antiguo Hospital culminará en las próximas semanas

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Los primeros usuarios del nuevo centro CMQ, en una de las salas de espera rehabilitadas del antiguo Hospital.  FOTO: Fabián Acidres

Los primeros usuarios del nuevo centro CMQ, en una de las salas de espera rehabilitadas del antiguo Hospital. FOTO: Fabián Acidres

El Centre Mèdic Quirúrgic (CMQ) de Reus inició ayer parte de su actividad en las dependencias del antiguo Hospital, en la calle Vapor Nou. La apertura de estas nuevas instalaciones acumula más de dos años de retraso pero al fin se ha hecho realidad. 

Ayer se pusieron en marcha las consultas externas y las pruebas digestivas. Los usuarios fueron informados telefónicamente de que este lunes empezaba la actividad en las nuevas instalaciones y en este primer día de funcionamiento hubo 25 consultas operativas. El traslado culminará a mediados de febrero y se realizará forma progresiva durante los próximos días. El lunes 25 de enero entrarán en funcionamiento las nuevas urgencias. 

Ayer se pusieron en marcha las consultas externas y las pruebas digestivas en el nuevo equipamiento. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Centro MQ Reus también mantendrá el espacio actual en la calle Gaudí, donde se concentrará toda la actividad quirúrgica y la hospitalización, así como una parte de las consultas externas. 

El concejal de Salut, Òscar Subirats, aseguró que para el Ayuntamiento la apertura de este nuevo equipamiento es una «satisfacción» que les permitirá «tener unas instalaciones en muy buenas condiciones que a largo plazo nos permitirán ampliar la cartera de servicios que se están ofreciendo», aseguró. En este sentido, recuerda que para el equipo de gobierno, poder mantener la gestión municipal fue uno de los pilares de la negociación del traspaso del Hospital Sant Joan al CatSalut con el objetivo de garantizar los servicios que se prestan desde el CMQ y tirar hacia delante este proyecto de expansión. 

El consistorio ha realizado una inversión de más de 2 millones de euros para renovar las instalaciones del antiguo Hospital. Se han destinado 1,5 millones entre el equipamiento y las obras y unos 600.000 euros a material sanitario e informático. 

El nuevo espacio tendrá más de 2.000 metros cuadrados, divididos en seis plantas de unos 400 metros cuadrados cada una, y permitirá ampliar la cartera de servicios en especialidades como ortodoncia, odontología y estética. Contará también con un espacio de urgencias tres veces más grande que el actual, que pasa de dos a cinco boxes, y un área de cirugía sin hospitalización.

Los diferentes servicios se han distribuido en las diferentes plantas: en la planta subterránea 2 se encuentran los servicios generales; en la planta subterránea 1, la parte de diagnóstico por la imagen, espacio de pruebas diagnósticas y radiología y áreas de personal. En planta baja se han ubicado las admisiones y urgencias; en la planta cero (entresuelo), el área de cirugía sin hospitalización; y en las plantas primera y segunda, despachos de consulta.

En el nuevo Centro MQ Reus se atenderán todas las patologías de niños, adolescentes y adultos, se dispondrá de consultas específicas para especialidades médicas y quirúrgicas y habrá atención continuada de urgencias y de enfermería.
Según Subirats, el traslado de parte de la actividad del CMQ no supondrá una ampliación de la plantilla. El concejal explicó que lo que se ha hecho es reubicar los servicios del CMQ y señaló que tras el traspaso del Hospital Sant Joan a CaSalut, la actividad quirúrgica del CMQ que se realizaba en el centro hospitalario se ha trasladado en las dependencias de la calle Gaudí. Aún así, el edil no descarta que se amplíe la plantilla en un futuro si hay un incremento de la actividad. 

En una segunda fase, el Ayuntamiento tiene previsto centralizar toda la actividad del CMQ en el antiguo Hospital y ampliar los servicios a largo plazo, pero esta actuación aún está por planificar y proyectar en el tiempo.

Por su parte, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, asegura que «la actividad sanitaria ha vuelto hoy a las instalaciones del antiguo Hospital Sant Joan de Reus, y supondrá también dotar a la zona de impulso económico y darle una nueva centralidad. El resto de servicios se irán instalando a lo largo de las próximas semanas hasta que el centro pueda entrar en pleno funcionamiento».  

Dinamización comercial 

El traslado del CMQ supondrá un revulsivo económico para los comercios de alrededor del antiguo Hospital. Y es que está previsto que cada día pasen unas 2.000 personas por el centro sanitario. «Tendrá una repercusión directa en los comercios de la zona», dice Subirats. 

Pere Margalef, de la parada de fruta Cal Pere del Mercat Central,  valora muy positivamente el traslado del CMQ: «La gente lleva gente». Recuerda que cuando trasladaron el Hospital se notó muchísimo y entonces los comerciantes notaron una bajada de las ventas de entre un 25% y 30%. Margalef cree que quizás «no habrá el mismo movimiento pero sumará» y reivindica que «no se tendría que haber dejado vaciar el antiguo Hospital sin tener alguna cosa prevista (…) tenemos una casa que es nuestra y vamos a otra en alquiler, esto para mí sí que es una mala gestión de la economía de la ciudad». 

Por su parte, el presidente de los paradistas del Mercat Central, Ildefons Vidal, espera que «sea una cosa positiva no tan solo por el mercado sino por toda la calle Sant Joan y alrededores». En este sentido, considera que cualquiera actividad que genere un flujo de gente, atraerá más gente. 

«Gente que quizás antes venía y ahora no, volverán si tienen consultas (…) entre que aparcarán en el parking, que tienen una hora gratuita si compran en el mercado (...) si lo tienen todo alrededor, creo será una cosa positiva». 

Los paradistas consideran que el traslado del Hospital a las afueras de Reus fue un agravio y ahora con el nuevo CMQ creen que se verán beneficiados. «Lo recibimos con ilusión, ya hace dos años que lo esperábamos porque se ha ido aplazando y ahora por fin hemos visto la luz».  
Los que también celebran la puesta en marcha del nuevo centro hospitalario son los paradistas del mercadillo. Ángeles Tomey recuerda que cuando se trasladó el Hospital ella trabajaba en el bar La Bota y notaron muchísimo la bajada de clientes: «Esperemos que ahora venga más gente, también de los pueblos», asegura. 

El Centre MQ Reus, ente de titularidad municipal que forma parte del Sistema Sanitari Integral d’Utilització Pública de Catalunya (SISCAT), cuenta actualmente con cerca de 160 profesionales contratados y 230 médicos consultores. Efectúa más de 100.000 visitas al año y atiende unas 26.000 urgencias. La actividad media diaria es de 22 altas, 19 intervenciones quirúrgicas y 10 intervenciones ambulatorias.

El traslado del CMQ llega a las dependencias del antiguo Hospital con retraso y su apertura se ha aplazado en distintas ocasiones. A finales de enero del 2017, Carles Pellicer anunció el traslado de los servicios del centro sanitario. Ese mismo año se concretó que esperaban poder materializarlo a finales del 2018 pero no fue así. Posteriormente se habló de culminarlo en mayo del 2019, luego a finales de ese mismo año hasta que se aplazó a abril del 2020, cuando el proceso se vio interrumpido por la pandemia de la Covid-19. 

Conflictos judiciales 

Ese traslado tampoco ha estado exento de conflictos entre el Ayuntamiento y los propietarios de la Clínica Fàbregas, en la calle Gaudí, donde se ubica parte de la actividad del CMQ. En 2017 los dueños del edificio querían rescindir el acuerdo de colaboración con el centro médico y que la clínica debía dejar el inmueble el 14 de junio del 2017. Esta disputa les llevó a los tribunales. Finalmente a finales del 2019 el CMQ firmó un nuevo contrato de alquiler con la Clínica Fàbregas para los próximos diez años para poder continuar allí con las hospitalizaciones y el ámbito quirúrgico. 

Reacciones del PSC

El grupo municipal del PSC valora muy positivamente la apertura de ayer del Centro MQ en el edificio del antiguo Hospital, que «permitirá a los profesionales sanitarios trabajar en condiciones óptimas y ofrecer un servicio de calidad». El concejal recuerda que el voto favorable del PSC permitió al gobierno municipal aprobar la propuesta de traslado del Centro MQ Reus en el antiguo Hospital, en un consejo de administración en 2017. Y que este voto a favor fue con el compromiso de hacer una planta de hospitalización. «Reclamamos al gobierno que comience a trabajar para hacer efectivo este requisito, entendiendo que no se ha de limitar el crecimiento del CMQ Reus y desde la perspectiva que no tiene mucho sentido que los pacientes operados en este centro tengan que ser trasladados al hospital para pasar el periodo de hospitalización». Martín asegura que «el nuevo CMQ estará cojo hasta que no disponga de una planta de hospitalización». 

El PSC lamenta que la «pésima» gestión del gobierno municipal para la salida del edificio de la antigua Clínica Fàbregas y el retraso en la habilitación de la edificio del antiguo Hospital. 

Temas

Comentarios

Lea También