El nuevo juzgado de Reus se pondrá en marcha la semana que viene con un año de retraso

Se trata del Juzgado de Primera Instancia número 8 y tratará casos del ámbito civil. Así, se da respuesta a las reivindicaciones y permitirá la descongestión, «pero no es la solución definitiva»

Montse Plana

Whatsapp
La consellera de Justícia, Ester Capella, visitando el nuevo juzgado acompañada por el juez decano, Diego Álvarez de Juan.  FOTO: A. González

La consellera de Justícia, Ester Capella, visitando el nuevo juzgado acompañada por el juez decano, Diego Álvarez de Juan. FOTO: A. González

Los juzgados de Reus se amplían a partir del 30 de septiembre (miércoles que viene) con la puesta en marcha del Juzgado de Primera Instancia número 8, lo que permitirá descongestionar la actual saturación. El nuevo juzgado tratará casos referentes a la jurisdicción civil. Es decir, conflictos entre particulares o entidades, reclamaciones económicas, incapacitaciones de personas, desahucios, contratos de compraventa, herencias y arrendamientos. Los únicos casos que no tratará referentes a lo civil son las cuestiones de familia. Y es que el especializado en estos casos es el número 7.

«Es todo un hito. Desde 2018 han abierto dos nuevos juzgados y esperamos que no pase tanto tiempo para que abra uno de nuevo», ha explicado el juez decano de Reus, Diego Álvarez de Juan, que se ha mostrado muy satisfecho de que, definitivamente, entre en funcionamiento este reclamado juzgado. En este sentido, cabe recordar que su apertura llega con prácticamente un año de retraso. Y es que la previsión era que se pusiera en marcha a finales del año pasado. Como ha recordado Álvarez de Juan, depende del Gobierno Central la creación de un nuevo juzgado, y la puesta en marcha, de Generalitat. «Teníamos ya la adecuación realizada, pero desde Generalitat nos comentaron que no había recursos para la dotación de personal. Ahora ya es una realidad», ha señalado.

También la decana del Col·legi de l’Advocacia de Reus, Encarnación Orduna, se ha mostrado muy satisfecha «porque lo hemos revindicado muchísimo. Más allá del retraso, la cuestión es que ha llegado», ha exclamado. Aun así, ha destacado que «no es la solución del problema». Y es que recuerda, juntamente a Diego Álvarez de Juan, que una de las mayores carencias es la falta de personal. «Se tardan meses a cubrir las bajas y afecta a la capacidad de los juzgados», denuncia el juez decano de Reus.

Justícia ha invertido 50.000 euros para adecuar el espacio y la compra de mobiliario

El nuevo juzgado está ubicado en la única sede judicial que hay en Reus, en la avenida Marià Fortuny número 73. Para su puesta en marcha, el Departament de Justícia incorporará nueve profesionales (cuatro tramitadores, tres gestores judiciales y dos auxilios judiciales). El titular provisional será Javier Ramos, que actualmente está al frente del Juzgado de Primera Instancia número 7. Paralelamente, hay en marcha el procedimiento para disponer del titular sustituto, que se espera tenerlo para finales de año.

El nuevo juzgado se ha habilitado en la segunda planta del edificio. Su adecuación, la compra de mobiliario y equipamiento informático ha supuesto una inversión de más de 50.000 euros por parte de Justícia. «El de Reus forma parte del paquete de 22 nuevos juzgados que en los últimos años se están poniendo en marcha en distintos puntos de Catalunya, con un importe total de 14,2 millones de euros», ha detallado la consellera de Justícia, Ester Capella, que este jueves ha visitado las instalaciones. Además, ha aprovechado para reunirse con los actores jurídicos de la ciudad «para conocer en primera persona las necesidades y en qué situación se encuentran», ha explicado. 

«Este nuevo juzgado representa una ampliación de los servicios»

La consellera ha destacado que el nuevo juzgado supone «una ampliación de los servicios» y recordó que anualmente se destinan 600 millones de euros a la administración de la justicia «porque necesitamos que la justicia esté al servicio de los ciudadanos».  También en esta línea, el Departament de Justícia ha sustituido los ordenadores de sobremesa de 844 funcionarios por portátiles, de los cuales 62 son en Reus. El objetivo es posibilitar el teletrabajo.

Temas

Comentarios

Lea También