La ‘deixalleria’ de Reus tendrá un nuevo espacio para dar una segunda vida a los muebles

Es una de las acciones del Pla Local de Prevenció de Residus (2021-2026), que también apuesta por un sistema de vajillas reutilizables para las fiestas populares de la ciudad 

Carmina Marsinach

Whatsapp
La Deixalleria Central conocida como Reus Oest, donde se ubicará un espacio para restaurar muebles. FOTO: Alfredo González

La Deixalleria Central conocida como Reus Oest, donde se ubicará un espacio para restaurar muebles. FOTO: Alfredo González

Reus debe ponerse las pilas para reducir la generación de residuos y mejorar el reciclaje en la ciudad. Según los últimos datos del 2019 de l’Agència de Residus de Catalunya (ARC), la ciudad tan solo recicla el 32,40%  de los residuos que genera. Una cifra que está lejos de los estándares europeos que se marcaron como objetivo que en el año 2020 los municipios reciclaran el 50% de sus residuos y un 65% para el año 2035.

Con el fin de revertir esta situación, el último pleno aprobó el Pla Local de Prevenció de Residus de Reus (2021-2026). El estudio fue elaborado por la empresa  ENT environment & management de Vilanova i la Geltrú con un presupuesto de 6.443,38 euros con IVA incluido. 
Según el edil de Medi Ambient, Daniel Rubio, el documento recoge 12 iniciativas, algunas de ellas ya están en marcha «con el objetivo de reducir los residuos en la ciudad». 

Una de las acciones que se contemplan en el documento es la mejora de la ‘deixalleria’ de la zona norte de la ciudad. El consistorio tiene prevista una inversión de 150.000 euros en las instalaciones ubicadas en la calle Adrià Gual. «Reconvertiremos un pequeño almacén en un taller donde se podrá dar una segunda vida a muebles, sillas o mesas que actualmente van a la trituradora», dice Rubio», dice Rubio. Estos muebles recogidos a través del servicio de voluminosos del Ayuntamiento se restaurarán en este nuevo espacio. Pero aún está por ver dónde se destinaran los muebles recuperados. 

El Pla Local de Prevenció de Residus (2021-2026) propone 12 acciones para reducir la generación de residuos:
 

  • Reducción de los restos vegetales mediante el uso como ‘mulching’
  • Reducción de vasos y vajillas de un solo uso en las fiestas populares
  • Reducción de vasos y envases de un solo uso en dependencias municipales y en actos públicos
  • Promoción de establecimientos comerciales a granel
  • Promoción de la reducción de envases de un solo uso de los Mercats Municipals 
  • Administración electrónica y reducción del papel en las oficinas municipales. 
  • Ambientalización de los pliegos de cláusulas municipales para la prevención de residuos.
  • Prevención de residuos en el ámbito ferial - Fira Reus
  • Bonificaciones a la tasa de residuos para favorecer la prevención
  • Creación de un espacio de préstamo de materiales de uso poco frecuente.
  • Creación de muebles a partir de la reutilización de voluminosos
  • Promoción de la reparación y reutilización de bienes y productos.

Por otra parte el Pla Local de Prevenció de Residus también sugiere que se realicen talleres de restauración y reparación abiertos a toda la ciudadanía de forma periódica para fomentar la reutilización de muebles, electrodomésticos o bicicletas, por ejemplo, antes de echarlos a la basura. 

Otra de las acciones previstas es la reducción de vasos y vajillas de un solo uso en las fiestas populares. Para ello, el Ayuntamiento proporcionará vasos, platos y cubiertos de plástico reutilizables en los diferentes actos y celebraciones vecinales que se realicen en la ciudad. La idea es ofrecerlos en préstamo.

Según Rubio, el consistorio asumirá el coste del servicio, es decir una empresa se encargara de limpiarlos para que puedan volver a ser reutilizados de forma inmediata. Estaba previsto que este proyecto se pusiera en marcha este 2020 pero la pandemia ha impedido que se llevara a cabo actos y celebraciones multitudinarias. 

Por otro lado, también se quiere hacer hincapié en la reducción de vasos y envases de un solo uso en las dependencias municipales y en actos públicos. El plan plantea la posibilidad de instalar fuentes de agua o la distribución de botellas de agua reutilizables entre el equipo humano. Y finalmente sugiere fomentar el uso de tazas reutilizables entre los trabajadores y fomentar el uso de envases de vidrio retornable en las máquinas de vending. 

Venta a granel 

El plan también propone que el Ayuntamiento promocione los establecimientos que venden a granel, disminuyendo así el impacto generado por los envases y los embalajes de los productos. Con el objetivo de fomentar este tipo de establecimientos que vendan sus productos a granel o en envases reutilizables, instan al consistorio a identificar los comercios del municipio que venden la mayoría de sus productos de esta forma y realizar un catálogo de «comercios responsables» para llevar a cabo su difusión a través de las redes sociales. 

En esta misma línea también se quiere trabajar la reducción de envases de un solo uso en los Mercats Municipals. El plan propone primero realizar una primera diagnosis de los residuos generados en los mercados, elaborar un Pla d’Acció y llevar a cabo sesiones informativas y de trabajo con el personal responsable de las paradas. 

El consistorio trabajará para reducir los envasos de un solo uso en los Mercats Municipals 

También se quiere incidir en ambientalizar los pliegues de cláusulas municipales para la prevención de residuos. Es decir, que las contrataciones de servicios que realice el Ayuntamiento contribuyan a reducir el calentamiento global, ahorren recursos energéticos y agua o promuevan criterios socialmente responsables fomentando la igualdad de oportunidades o con la inserción de personas en riesgo de exclusión social. 

Así como en el Ayuntamiento también se trabajará para reducir los residuos en el ámbito firal, en el caso de Fira Reus. 
Según el Pla Local de Prevenció de Residus, un sistema de bonificaciones en la tasa de residuos a los ciudadanos para favorecer la prevención, ayudaría a reducir la generación de residuos o su reutilización. Para ello, sugiere que se revise la ordenanza fiscal para incorporar esta compensación económica. 

Finalmente, en los próximos años también está previsto un nuevo espacio para fomentar el préstamo de materiales de uso poco frecuente a prori sin ningún intercambio económico. Y el consistorio se marca el objetivo de reducir los restos vegetales a través de la técnica del ‘mulching’  que consiste en reaprovecharlos para ser repartidos en diferentes zonas con tierra. 

Temas

Comentarios

Lea También