Más de Reus

La reacción inexplicable de una mujer agredida en Reus

La víctima de un presunto delito de violencia doméstica golpea a un agente y le levanta un cuchillo de grandes dimensiones cuando acudieron a su casa a detener a su pareja, probable autora de los golpes sufridos. Quedó detenida al igual que su marido en la noche del Viernes Santo 

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Una vecina de Reus de unos 60 años de edad fue detenida en la noche del Viernes Santo junto a su esposo en la casa que comparten. La vecina ha sido acusada de un delito de amenazas contra la autoridad, aunque pudo incluso ser imputada por un delito de homicidio doloso en grado de tentativa. Su esposo, por contra, se le arrestó por un presunto delito de violencia doméstica.

Los hechos ocurrían poco después de las 22 horas del pasado Viernes Santo. La Guàrdia Urbana de Reus recibía un aviso de una posible agresión en un piso de la ciudad y acudía con varias patrullas, además del apoyo del SEM por si había heridos en la vivienda.

Al subir al piso, abrió una mujer de unos 60 años quién explicó que había llamado al 061 porque habría recibido una agresión de su marido, concretamente le habría golpeado en la cara. La víctima de un presunto delito de violencia doméstica reconocía a los agentes que la agresión no era puntual y que ya había sufrido golpes en otras ocasiones.

Los agentes procedieron a la detención de su marido, de una edad similar, acusado de las agresiones a su mujer. En la casa había dos hijos mayores de edad. 

Durante el proceso de arresto, y sin motivo alguno, la mujer golpeó a un agente de la Guàrdia Urbana y cuando éste se giró al recibir el empujón vio que la víctima tenía en las manos un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y que su posición era amenazante. Precisamente por ello, sacó su defensa extensiva de forma automática para ponerse en posición de defensa.

Los hijos lograron 'despertar' del estado de shock a la mujer, que presa posiblemente del miedo y de los nervios actuó de forma inconsciente contra el agente. En cuestión de segundos la amenaza del arma blanca había desaparecido, pero el simple hecho de tener el cuchillo en posición de ataque, obligó a los agentes a actuar y detener también a la mujer.

La víctima se fue en una ambulancia del SEM fruto del estado de nervios y una vez examinada, se llevó a comisaría acusada de un delito de atentado contra la autoridad. Se planteó en un momento poder imputarle el delito de tentativa de homicidio doloso, pero se descartó.

Ambos se encuentran en libertad con cargos, tras declarar ante el juez.

Temas

Comentarios

Lea También