Trabajadores de Uber: «Nos han bajado la tarifa sin explicación»

Denuncian que la empresa les ha recortado el sueldo un 50% y sin previo aviso

J. Salvat/N. Muñoz

Whatsapp
Un grupo de repartidores de la plataforma Uber Eats que se han declarado en huelga.  FOTO: ACN

Un grupo de repartidores de la plataforma Uber Eats que se han declarado en huelga. FOTO: ACN

Los repartidores de comida a domicilio de la plataforma Uber Eats se han declarado en huelga por una rebaja del sueldo del 50% aproximadamente. Se trata de más de 130 empleados de las ciudades de Reus, Tarragona, Salou y Cambrils. «Nos han bajado la tarifa de reparto. De la noche a la mañana nos han cambiado la tarifa sin explicación y ningún motivo», detalla Luís, un empleado de la capital del Baix Camp. Un compañero de Tarragona detalla que hasta hace pocos meses cobraban una tarifa fija por la recogida y por la entrega y una variable en función de los kilómetros recorridos. Y es que la mayoría se desplazan en moto, aunque también hay quienes se mueven en bicicleta y patinete.

Justamente la parte variable fue la que se redujo. «Si haces dos kilómetros se nota menos, pero si haces más sí que lo ves», explica. Aseguran que cobran 0,45 euros el kilómetro y que, con el recorte, no cubren los gastos que tienen que asumir los repartidores, que son autónomos, por lo que tienen que pagar las cotizaciones, vehículo y material. Luís pone un ejemplo: «Antes nos pagaban entre 8 y 10 euros por hacer 10 kilómetros; ahora por hacer lo mismo cobramos entre 2 y 3 euros; por hacer un servicio de menos de un kilómetro nos pagan céntimos». Recuerda que hacen entregas por todo Tarragona, y que la zona de Reus abarca zonas como Castellvell, Almoster, y también Vila-seca o La Pineda y que tienen un limitador de tiempo de entrega del pedido. «Hemos llegado al límite», sentencia Luís, motivo por el cual los repartidores se han declarado en huelga.

El problema, según detalla un empleado de Tarragona, es que «si hay gente dispuesta a trabajar por menos dinero siempre llevaremos las de perder, el mercado manda», y recuerda: «Si hay un pedido de unos 30 euros, Uber se queda con 10 y de esos 10 nosotros, como mucho, con cuatro». Por todo ello, señala que la empresa «se encuentra en una buena situación económica que no se refleja en las personas que trabajamos para ellos».

En todo el Estado

El recorte afecta los repartidores de todo el Estado. En otras provincias ya se han declarado en huelga, como es el caso de Albacete, «uno de los primeros en promoverlo y nos hemos ido sumando», explica Luís. La huelga, aunque afecta la plataforma, también es para restaurantes. Y es que recuerdan que muchos, durante la pandemia «sobrevivieron gracias a estas aplicaciones. Arriesgamos la vida, pero ahora vemos que no valió la pena, porque ahora, en lugar de premiarnos, nos han reducido los ingresos», lamentan.

Temas

Comentarios

Lea También