Los hoteles de Reus cierran la temporada de verano con una ocupación media del 20%

El Aeropuerto de Reus registra en agosto una caída de pasajeros de más del 95% respecto 
a 2019 y los taxistas se han visto obligados a realizar turnos «porque no hay trabajo»

MONTSE PLANA

Whatsapp
Pasajeros saliendo ayer por la mañana en el Aeropuerto de Reus y dirigiéndose a un taxi. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Pasajeros saliendo ayer por la mañana en el Aeropuerto de Reus y dirigiéndose a un taxi. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Sin turismo, los hoteles se vacían y en el Aeropuerto no hay pasajeros. En consecuencia, los taxistas se quedan sin su cliente potencial y, por lo tanto, no tienen trabajo. Se preveía que la temporada fuese floja a raíz de la Covid-19. Se confirmaron los malos augurios cuando empezó verano y, ahora, con la temporada ya finalizada, hay cifras sobre la mesa: el Aeropuerto de Reus ha registrado un 95% menos de pasajeros respecto 2019; los hoteles de la ciudad han trabajado con una media de ocupación del 20%; y los taxistas han tenido que seguir con los turnos de invierno por la falta de turistas. Resultado: «Este verano ha sido una miseria», en palabras del director del Hotel Reus Park, Magdaleno Pareja. Detalla que la mejor semana fue la del 17 de agosto, «porque coincidió con un campeonato de tenis, pero la media de todo el verano es de una ocupación del 20%».

La misma cifra es la que se baraja en el resto de hoteles de la ciudad, como es el caso de Brea’s Hotel. Jesús Miguel Brea, administrador, se muestra crítico con la gestión de la pandemia: «Se han cargado el sector, también el de la restauración, ocio... Nadie nos ha ayudado, ni Generalitat ni desde el Estado, y esto ya no es recuperable», lamenta. Tanto desde Reus Park como Brea’s señalan que el anuncio de que en Reus había riesgo de rebrote marcó un importante punto de inflexión a la baja. «Empezaron a anular reservas», recuerda Pareja, quien, a pesar de todo, se muestra optimista cara el futuro. Asegura que parece que los clientes del mundo empresarial empiezan a aflorar: «La gente tiene que volver a trabajar, y éste es nuestro cliente de otoño e invierno», señala.

Sin pasajeros no hay taxis

El descenso de la actividad todavía ha sido más acusado en el Aeropuerto de Reus. Precisamente ayer, Aena daba a conocer el balance de agosto, con una caída del número de pasajeros del 95,1% respecto el mismo mes en 2019. Un total de 9.680 personas pasaron por el aeródromo el mes pasado, mientras que en 2019, esta cifra fue de 196.893. Las operaciones realizadas también han experimentado un descenso: de los 1.785 vuelos de agosto de 2019 a los 1.532 de este, un 14,2% menos.

Los taxistas son los grandes perjudicados. Nazario, taxista en Reus desde hace más de 30 años, esperaba ayer por la mañana en la puerta del Aeropuerto y definía la temporada como «muy mala». Y es que el volumen de trabajo ha sido tan bajo que se han visto obligados a realizar los turnos de invierno. «En mi caso, en 14 horas trabajadas, tengo unos cuatro o cinco servicios. Es una miseria», detallaba. La preocupación de Nazario y sus compañeros es que la mayor facturación la realizan en verano, «y después pasamos invierno gracias a la temporada estival. Ahora, en cambio, llevamos ya desde marzo con muy poco trabajo», dice preocupado, a la espera de que el próximo verano puedan recuperarse.

Temas

Comentarios

Lea También