Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de una céntrica calle de Reus claman contra los escándalos en un bar

Vecinos y comerciantes han recogido un centenar de firmas cansados de los problemas que se generan frente al local. Sobre las 7h del sábado se produjo una fuerte pelea entre varias personas que obligó a cortar la calle

F.G.

Whatsapp
Los vecinos han presentado las firmas este jueves al mediodía. Foto: F.G.

Los vecinos han presentado las firmas este jueves al mediodía. Foto: F.G.

Vecinos y comerciantes de la calle Ample de Reus están cansados de los escándalos que genera un bar y reclaman una solución urgente para acabar con la mala imagen que está dando de toda la zona. La gota que ha colmado el vaso de su paciencia tuvo lugar el sábado, sobre las 7 de la mañana, cuando se produjo una fuerte pelea entre un grupo de 2 a 5 personas. Algunas de ellas, según los testigos, en avanzado estado de embriaguez. La llegada de los cuerpos de seguridad dispersó a los responsables.

Según fuentes de los Mossos d'Esquadra, cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos las personas ya se habían ido y no detuvieron ni identificaron a nadie. Durante la actuación de los Mossos y la Guàrdia Urbana, esta zona de la calle Ample se mantuvo cerrada. Una situación que no es la primera vez que se produce.

Hartos de todos los episodios que, aseguran, han tenido lugar a las puertas de este local, los afectados han presentado este jueves un centenar de firmas en las oficinas que la OAC tiene en el ayuntamiento acompañadas por un escrito que reclama soluciones como más presencia policial. Ésta, manifiestan, terminaría con la sensación de inseguridad y la posible pérdida de clientes.

"Cuesta mucho trabajo tener una calle con tanta vitalidad como la nuestra y nos gustaría encontrar una solución al problema como más patrullas de la Guàrdia Urbana o inspecciones en el negocio", exponen en el escrito, que pone en duda que el bar cumpla con los horarios de cierre y apertura. El documento, además, también denuncia que el ruido que provoca todas las noches del fin de semana "son una falta de respeto al descanso de los vecinos".

En el punto de mira de la policía
La Guàrdia Urbana tiene la calle Ample, y especialmente este local, entre sus máximas prioridades. Fuentes municipales lamentan que «la actitud incívica de algunos pongan en cuestión la convivencia, la seguridad y la calidad del ocio nocturno de la ciudad i perjudique la tranquilidad de los vecinos».

De hecho, y a raíz de todo lo ocurrido, la Guàrdia Urbana no descarta incrementar la presión policial en este punto para erradicar la problemática. Además, las mismas fuentes apuntaban que se realizan constantes contactos con la propiedad del local. 

En lo que llevamos de 2019, la policía ha instruido 35 diligencias policiales por amenazas, lesiones o tenencia de drogas. También esta año se han levantado 50 actas por incumplir la Ordenanza de Civismo: consumo de alcohol en la calle, orinar y ensuciar la calle.

Temas

Comentarios

Lea También