Reus Conciliación

«Sería un buen momento para avanzar el horario si todos vamos a una»

Los comercios creen que debe ser una apuesta consensuada por al menos el 80% de las tiendas de la ciudad

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
La tienda DOS Q considera que avanzar el horario es una propuesta «interesante». FOTO: ALFREDO GONZÁLEZLA LENCERÍA MINI MUM HA REESTRUCTURADO SUS HORARIOS TRAS ESTALLAR LA PANDEMIA. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La tienda DOS Q considera que avanzar el horario es una propuesta «interesante». FOTO: ALFREDO GONZÁLEZLA LENCERÍA MINI MUM HA REESTRUCTURADO SUS HORARIOS TRAS ESTALLAR LA PANDEMIA. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Avanzar el horario de cierre a las 19.30 o a las 20h y abrir antes por las tardes. Esta es la propuesta que el Tomb de Reus hizo a sus asociados a finales de septiembre tras realizar una encuesta y constatar que desde que estalló la pandemia algunos comercios abren menos horas y en un futuro, la mayoría de ellos, serían partidarios de bajar la persiana más temprano para poder conciliar la vida laboral con la familiar.

Desde el Tomb de Reus aún no tienen datos sobre cuántos son los comercios que se han unido a la propuesta y han decidido cerrar antes. Pero, según ha podido constatar el Diari dando una vuelta por las principales calles comerciales de la ciudad, son pocos los que han apostado por cambiar de horario. La mayoría de ellos considera que tendría que ser una decisión unánime para que funcione.

«Creo que es una propuesta interesante, pero tendríamos que ser el 80% de la tiendas. Si no lo hacemos todos se crearía una competencia desleal», considera Antoni Ruiz, de la tienda de ropa DOS Q de la calle La Galera. Aunque se puso esta propuesta sobre la mesa, han seguido manteniendo el mismo horario y cierran a las 20.30h, como la mayoría de las tiendas de Reus. Ruiz considera que con el cambio de hora de este fin de semana quizás los comercios se animen a avanzar el horario de cierre. «Desde que se decretó el confinamiento, se ve mucha menos gente por las calles. Si a las seis ya es de noche, a las siete ya no va a haber nadie paseando, y menos si los bares y restaurantes siguen cerrados», dice. Con la Covid-19 han detectado un cambio de hábitos de los clientes y aseguran que por las mañanas facturan un 70% y por las tardes un 30%.

En la tienda de ropa Xicalla aseguran que ya hace tiempo que han notado un cambio de hábitos en sus clientes, mucho antes de la pandemia: «Siempre hay poca gente, ahora aún menos, pero por la mañana es cuando tenemos más clientes», dicen. Avanzar el horario les parecería bien, ya que lamentan que «es imposible conciliar la vida laboral con la familiar (…) no tiene sentido que los niños terminen el colegio a las cinco de la tarde y las tiendas cerremos a las 20.30 h. Esto solo pasa aquí, en otros países a las seis de la tarde está todo cerrado».

En la tienda Montse Interiors, de la calle de Jesús, también aseguran que por las tardes la gente se va más pronto a casa, y a las siete de la tarde «no se ve prácticamente nadie». También en su caso, las ventas van mejor por las mañanas.

Desde la tienda de ropa Pujol Vilà de la Raval de Jesús, también consideran que «todos» tendrían que estar de acuerdo con avanzar el horario. Creen que podría ser positivo pero a la vez les genera muchas dudas. «¿Qué hacemos durante los meses de verano? El verano aquí prácticamente se alarga nueve meses por las buenas temperaturas que tenemos (…) en pleno agosto no hay nadie paseando por las calles a las 4 de la tarde», explican y apuntan que en su caso, el grueso de la clientela suele ir a comprar de las 19h a las 20h de la tarde, una hora en la que los padres y madres recogen a sus hijos de las actividades extraescolares. Tampoco han variado su horario en la tienda Marsal del arrabal de Jesús. Abren a las 17 y cierran a las 20.30 h normalmente, pero admiten que algún día han cerrado antes al no haber gente paseando por la calle. En su caso, creen que si no hay una reforma en diferentes ámbitos, si la reforma horaria contempla abrir al mediodía sospechan que no funcionaría: «Al mediodía no se vende nada. A veces nos creemos que esto es Barcelona, pero es Reus», dicen.

Restructurar horarios

Otros comercios se han visto obligados a avanzar su horario tras la Covid-19. Es el caso de la tienda de lencería Mini Mum de la calle Jesús. «Hemos tenido que hacer un ERTE y hemos reestructurado horarios para abrir en las horas que hemos detectado más clientes», aseguran. Por las mañanas han pasado de abrir de 9.45 a 13.30 h a hacerlo tan solo de 10 a 13 h. Por las tardes han pasado de abrir de 16.45 a las 20.30h a abrir tan solo de 17.30 a 20 h de la tarde. El propietario considera que ahora «podría ser un buen momento de avanzar el horario si todas las tiendas vamos a una». Han detectado que a partir de las ocho de la tarde las ventas aflojan mucho y los sábados por la tarde tampoco hay la misma gente que antes, por ello han decidido no abrir. «Los comercios no tenemos conciliación familiar. A veces me pregunto si vale la pena trabajar más para vivir menos (…) tenemos que tener más calidad de vida. Por alguna cosa se hace en otros países. En Bruselas por las tardes está todo cerrado», asegura el propietario de Mini Mum.

Desde el Tomb de Reus recuerdan que no pretenden decir a las tiendas «qué tienen que hacer», sino que recomendaron hacerlo tras constatar nuevas tendencias. A finales de año tienen previsto realizar otra encuesta para ver qué es lo que ha hecho cada comercio. El presidente de la entidad, Jacint Pallejà, asegura que la Reforma Horària se interesó por la encuesta. «Creemos que es un buen momento para hacer un cambio de horario y que también implicara adecuar los horarios de transporte, televisiones, escuelas, etc. Son momentos complicados pero también de oportunidad (…) Si cada año somos capaces de cambiar la hora, ¿por qué no se podría tomar una decisión de este tipo?», se pregunta Pallejà.

Temas

Comentarios

Lea También