Unanimidad para mejorar la atención de los sin techo en Reus

Una moción del partido socialista consigue prosperar en la sesión plenaria con enmiendas del gobierno 

Cristina Valls

Whatsapp
Una moción del PSC sobre la mejora de la atención de los sin techo prospera en el pleno. FOTO: F. Acidres

Una moción del PSC sobre la mejora de la atención de los sin techo prospera en el pleno. FOTO: F. Acidres

El partido socialista obtuvo ayer el apoyo unánime en el pleno  por una moción sobre la mejora de la atención a las personas sin techo y a aquellas que viven en infraviviendas; eso sí, con enmiendas del gobierno, con las que se modificaron dos de los tres acuerdos expuestos por Ana Martínez (PSC). 

Éstos tenían relación con llevar a cabo «un plan de urgencia, que incluyera refuerzos de los equipos de calle», una oferta de espacios «en los que fuera posible respetar el toque de queda», hacer una valoración del número de familias en riesgo de perder la vivienda y de las que viven en infraviviendas, así como «planificar las actuaciones para atender dichas situaciones». 

Este tema, abordado por el gobierno en palabras de Montserrat Vilella (JuntsxReus), fue descrito como «uno de los fenómenos más complejos con los que trabajamos». Martínez, a su vez, estuvo de acuerdo y amplió información: «Una cosa es ‘sin techo’ y otra ‘sin hogar’. Es importante que sepamos que el término ‘sinhogarismo’ no es sólo no tener un techo, sinó que significa que no se vive en un lugar que se considere digno.

Hay que abordar cada caso en su contexto».  Por su parte, Edgar Fernández (CUP) expuso que «esta situación no se arregla entregando dinero a fondo perdido, hay que crear medidas reales».

Por otro lado, la violencia machista hacia la mujer se debatió por partida doble en el pleno: la CUP, por un lado, y el PSC, por otro –con la llegada del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer– quisieron hacer visible la problemática, cada uno con sus exposiciones. En el caso de los cupaires, propusieron una moción referente a la lucha contra la violencia machista y su afectación por la Covid-19, que consiguieron hacerla prosperar con 25 votos a favor y enmiendas del gobierno. 

«Con el confinamiento ha habido un aumento de víctimas y era obvio presentar una moción en este sentido. Además, hay más precariedad, un rasgo que hace más difícil romper el vínculo con el agresor en este sistema capitalista y patriarcal», dijo Marta Llorens (CUP). Entre los diferentes acuerdos, propusieron la garantía de recibir, por parte de las mujeres afectadas, una atención integral, sin recortes y más reforzada por lo que se refiere a prevención y detección de situaciones de violencia. «Estamos de acuerdo con muchos de los acuerdos expuestos, pero hay algunos en los que no se explicita que esté enfocado a las mujeres sean víctimas de violencia machista. Por eso, votaremos en contra», criticó Débora García (Cs).

Una moción socialista referente a la eliminación de la violencia hacia las mujeres recibió el apoyo unánime en todos los acuerdos con una enmienda del gobierno, exceptuando la número cuatro, que no prosperó. 

Una propuesta de la CUP para impulsar un modelo público y de calidad en las residencias y en la atención a la gente mayor no prosperó. Por otro lado, Cs consiguió el apoyo unánime con una moción referente al reconocimiento social y laboral de los trabajadores del Servei d’Atenció Domiciliària de Reus; y, además, obtuvieron la aprobación, aunque con enmiendas, de una moción para impulsar un plan de rescate social y económico para familias, autónomos, empresas y sectores asociativos, culturales y deportivos ante el segundo rebrote de Covid.

Temas

Comentarios

Lea También