Más de Reus

Vecinos de Mas Totosaus confían que la rehabilitación acabe con el incivismo

En el entorno del edificio, en estado de abandono, se generan problemas de convivencia por botellones y otros actos

MONTSE PLANA

Whatsapp
Mas Totosaus está tapiado y vallado. Se encuentra cerca del Camí de Riudoms y en su parte trasera hay el portal de un edificio.  FOTO: F. Acidres

Mas Totosaus está tapiado y vallado. Se encuentra cerca del Camí de Riudoms y en su parte trasera hay el portal de un edificio. FOTO: F. Acidres

Vecinos del entorno de Mas Totosaus –edificio actualmente abandonado en la calle de Frida Kahlo, delante del CAP Sant Pere de Reus– confían que las obras de rehabilitación del inmueble y dotarlo de un uso social ayudará a poner fin a los actos incívicos que actualmente se producen en la zona. «El edificio actúa como una barrera. La zona queda escondida, por lo que hay gente que viene aquí a hacer botellón», explica Daniela, vecina de la calle Frida Kahlo. El portal del edificio donde vive se encuentra al final de este callejón sin salida, justo a la parte trasera de Mas Totosaus, quedando totalmente a escondidas respecto la calle principal, el Camí de Riudoms. Es esta característica la que aprovechan algunos «y vienen a consumir en este espacio. En varias ocasiones ha venido la policía», recuerda Daniela. Ella optó por vivir en esta zona de Reus por el espacio, «porque me parece muy bonito este edificio». Ahora, ante el anuncio del Ayuntamiento de Reus de que este 2021 el edificio será finalmente rehabilitado, los vecinos ven la luz para terminar con el malestar, «y más aún si le dan un uso social», exclama esta vecina, aunque recuerda que el problema simplemente se trasladará a otra parte de la ciudad: «Quizás no harán botellón aquí, pero irán a alguna otra zona».

Samuel, otro vecino que se encuentra paseando su perro por los jardines del entorno de Mas Totosaus, también ve con buenos ojos dar un uso a este edificio, abandonado desde hace muchos años y que está tapiado y vallado para evitar que su interior sea foco de todavía más problemas. «Cuando vengo por aquí veo a veces algún indigente. A priori no parece que molesten, pero mejor que el edificio tenga un uso y que no esté en estas condiciones», añade este joven.

Obras por 145.000 euros

La rehabilitación de Mas Totosaus, patrimonio arquitectónico de Reus, es una de las acciones previstas en el plan de inversiones para este ejercicio y cuenta con un presupuesto de 145.000 euros. Según detallan fuentes municipales consultadas, actualmente se está tramitando el inicio de las obras. Previamente, desde la concejalía de Urbanisme se ha realizado un estudio económico y ya se ha encargado el proyecto ejecutivo. Los trabajos a realizar partirán de un edificio en desuso que su exterior fue restaurado hace ya una década. Desde entonces, el inmueble ha estado desocupado y, según se añade desde el consistorio, el edificio presenta las patologías propias del paso del tiempo con un «mantenimiento prácticamente inexistente».

El inmueble tendrá en un futuro un uso social, pero todavía se tiene que decidir cuál

Las actuaciones de rehabilitación se realizarán en todo el conjunto, aislando el edificio, realizando acabados de interior, además de restaurar la fachada, dotar el inmueble de medios de accesibilidad, eficiencia energética y confort. Paralelamente, se está trabajando en la definición del futuro uso de Mas Totosaus. De momento se ha definido que será un espacio social, pero sin más detalles. Una decisión que desde el consistorio se señala que se tomará «próximamente». Cabe recordar que en Reus hay varias edificaciones similares que, a lo largo del tiempo, se han ido poniendo a disposición de la ciudadanía. Es el caso de Mas Iglesias, que alberga el Centre de la Imatge; Mas Miarnau, el Centre de Formació Permanent de la URV; Mas Carandell, con el Institut Municipal de Formació i Empresa; o Mas Pintat, con el Centre d’Atenció a la Infància i a les Famílies.

Mas Totosaus había estado en alguna ocasión en el punto de mira, pero sin acabar de arrancar. En 2008, por ejemplo, ya se hablaba de una rehabilitación inminente. Ha habido reiteradas quejas vecinales, tanto por la falta de mantenimiento como la inseguridad por actos vandálicos en la zona. Desde la oposición, el grupo del PSC es el que en varias ocasiones ha reclamado actuar. Finalmente, se ha hecho el paso, pero el alcalde Carles Pellicer esgrimió cuando anunció la futura actuación: «El PSC tendría que haber incluido esta rehabilitación en el desarrollo de la zona de la calle Frida Kahlo, que se hizo en su mandato. Ahora arreglamos lo que no se hizo».

Temas

Comentarios

Lea También