Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cae una banda con 3.385 plantas, 120 kilos de cogollos y 4.000 cigarrillos de marihuana en Puigdelfí

Decomisan 3.385 plantas, 120 kilos de cogollos y 4.000 cigarrillos de marihuana destinados a un club cannábico con apariencia de legalidad instalado en Barcelona
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cae una banda con 3.385 plantas, 120 kilos de cogollos y 4.000 cigarrillos de marihuana en Puigdelfí

Cae una banda con 3.385 plantas, 120 kilos de cogollos y 4.000 cigarrillos de marihuana en Puigdelfí

La Policía Nacional ha detenido a nueve presuntos integrantes de un grupo criminal que cultivaba marihuana en tres plantaciones 'indoor' en fincas rústicas de Puigdelfí (Tarragona) que después distribuía en una asociación cannábica de Barcelona. 

Según ha informado el cuerpo policial este martes en un comunicado, la operación se inició en julio cuando la Policía descubrió los tres cultivos, cuya producción se vendía en la asociación cannábica regentada por el cabecilla de la organización. 

El clan desarticulado se aprovechaba de "la aparente cobertura legal" que suponía la asociación al estar formalmente constituida y registrada, y lograba grandes beneficios económicos al eliminar intermediarios en las transacciones, ya que la pareja del principal miembro del clan regentaba y era la administradora de la entidad cannábica. 

La asociación funcionaba como un 'coffee shop', ya que ofrecía diferentes clases de marihuana en grandes cantidades a sus clientes, en forma de cogollos o como cigarrillos liados, y en la producción de las plantas se usaba energía tomada fraudulentamente de la acometida general. 

Los investigadores realizaron tres registros en Puigdelfí y tres en Barcelona, y aprehendieron 3.385 plantas de marihuana, 120 kilos de cogollos, 4.000 cigarrillos de marihuana, 1,5 kilos de resina de hachís, maquinaria y utensilios para el cultivo, tratado y procesamiento de la droga, 528.000 euros en efectivo y cuentas bancarias con más de 170.000 euros.

BLANQUEO 

Los policías detectaron que los integrantes del clan tenían a su nombre propiedades inmobiliarias como un restaurante, diversos inmuebles de alquiler, que eran usados para introducir en el mercado financiero las elevadas ganancias que obtenían gracias a sus actividades ilícitas. 

A los detenidos --siete de nacionalidad española, uno belga y uno venezolano-- les atribuyen delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal, y tras ser puestos a disposición judicial, se decretó el ingreso en prisión provisional de los tres máximos responsables, y el resto quedó en libertad con cargos y medidas cautelares. 

Temas

Comentarios

Lea También