Más de Tarragona

‘Crida’ a unas fiestas más cercanas a la normalidad

Homenaje. El Passeig Arqueològic acogió ayer el acto de inicio de Santa Tecla con la Perpetuadora y el galardón a las Tecleres y Teclers

Gerard Cañellas

Whatsapp
Imagen de la Perpetuadora, Roser Olivé, durante su discurso ayer en ‘La Crida’, a los pies de la Muralla romana.  FOTO: Alba Mariné

Imagen de la Perpetuadora, Roser Olivé, durante su discurso ayer en ‘La Crida’, a los pies de la Muralla romana. FOTO: Alba Mariné

El Passeig Arqueològic de las murallas de Tarragona fue ayer el escenario, por segundo año consecutivo, del tradicional y emblemático acto de ‘La Crida’, con el que el alcalde de Tarragona hace una llamada a la ciudadanía para que participen y disfruten de las fiestas de Santa Tecla. El pistoletazo de salida a unas fiestas de las cuales, tanto el propio Pau Ricomà como la concejal de Cultura, Inés Solé, destacaron que son más cercanas a la normalidad que el año pasado, ya que este 2021 se recuperan actos principales como el Seguici popular, los Ball Parlats y los Castells. En el acto también se homenajeó a la Perpetuadora, Roser Olivé Aymerich, intérprete y profesora de gralla, y a hasta 37 personas que han estado involucradas en las fiestas y en la cultura de Tarragona con diferentes entidades durante 25 años. 

Eran las 19 horas cuando los políticos del consistorio, los tarraconenses que iban a ser galardonados y miembros de las entidades del Seguici, sentados todos a los pies de la muralla romana, escucharon el toque de inicio de la Cobla de Ministrers del Consell Municipal que daba comienzo a ‘La Crida’. La primera en hablar fue la concejal de Cultura, Inés Solé, que defendió que «aunque estas fiestas volverán a estar marcadas por la pandemia, nos hemos podido adaptar y podremos disfrutar de actos festivos, recuperando el Seguici, los Ball Parlats y los Castells». Asimismo, reconoció que es «un privilegio y un orgullo» estar en un acto como ‘La Crida’, «sobretodo por las personas reconocidas, la Perpetuadora y las Tecleres y los Teclers», de los cuales destacó que «más del 50% de las personas premiadas hoy son mujeres», y celebró la presencia femenina en la cultura popular de la ciudad. Finalmente, la edil de la CUP en el gobierno municipal pidió a los ciudadanos que participen de unas fiestas marcados por «actos de cultura de base, arraigada al territorio y que dan una respuesta comunitaria a la crisis» y señaló que «la cultura no solo es segura, sino que también es necesaria». 

Olivé y Ricomà encendiendo la tronada. FOTO: Aj. de Tarragona

A partir de ahí se inició la entrega de los galardonados a las Tecleres y Teclers d’Honor del 2021. Concretamente, y como ocurre desde hace unos años, el premio fue el cartel de las fiestas de Santa Tecla de hace 25 años. De hecho, es así porque se homenajea a personas que llevan un cuarto de siglo dedicándose a la cultura, la tradición y las fiestas de Tarragona a través de alguna entidad.

Una vez entregados los premios, fue el turno del homenaje a la Perpetuadora, Roser Olivé Aymerich. La música tradicional ha tenido un papel principal en su vida desde bien pequeña. Durante toda su trayectoria como intérprete y como profesora de gralla, Olivé ha estado muy vinculada a la ciudad. En este sentido, cabe destacar que la Perpetuadora de este año fue la creadora de la música de la Moixiganga de Tarragona. Paralelamente, en relación al ámbito de la pedagogía musical, Olivé participó en la creación de la Aula de Música Tradicional de la Generalitat de, con la que ejerció de profesora en ciudades y municipios catalanes como Figueres, Tortosa, Vila-seca, Barcelona y Lleida. Además, ha sido profesora de la Aula d’Instruments Tradicionals de l’Escola Municipal de Música de Tarragona y desde 2012 dirige el Aula de Música Tradicional i Popular El Tecler. 

En su discurso, Olivé agradeció, en un primer instante, a la concejalía de Cultura que se hubiera pensado en ella como Perpetuadora, que lo había vivido tantos años desde el lado de la Cobla de Ministrers pero nunca había pensado en que un día podría ser ella. También aseguró que cuando el alcalde Pau Ricomà la llamó para decírselo se puso «muy feliz» y dijo que le hace especial ilusión que haya sido escogida este 2021 porque se celebran los 700 años de la llegada del brazo de Santa Tecla, «para la que tengo una devoción especial». Con todo, centró su parlamento en el papel de las emociones en la música. «Hay mucha gente que toca muy bien la gralla y otros instrumentos, pero no dicen nada, es música sin alma», señalaba Olivé, que defendía que «si cuando hacemos música no emocionamos ni nos emocionan cuando la escuchamos, estamos muertos». «Con la música tradicional nos tenemos que identificar y emocionar», decía finalmente la Perpetuadora de 2021 Roser Olivé Aymerich, justo antes de un fuerte y sentido grito de «visca la festa major y gloria a Santa Tecla».

Por su parte, Ricomà celebró que «hoy es un día importante, empiezan las fiestas de la recuperación y del reencuentro, si miramos atrás veremos que las cosas han mejorado». Asimismo, felicitó a las personas galardonadas por este «premio al compromiso con las fiestas y la ciudad», reconoció que «me sabe mal que muchas personas no puedas disfrutar de los actos, pero seguimos en pandemia y no somos nosotros quienes marcamos las circunstancias» y, finalmente, pidió a los tarraconenses que encaren las fiestas con responsabilidad e ilusión y que se lo pasen muy bien, al grito de «visca Tarragona y visca Santa Tecla». Acto seguido, dos bailarinas del Esbart de Santa Tecla realizaron el baile de homenaje a los reconocidos y la Cobla de Ministrers entonaron el protocolario Toc de Crida, justo antes de que Ricomà y Olivé encendieran la mecha de la tronada de inicio de las fiestas. El acto acabó con pilares de la Colla Jove y de los Xiquets, y con un baile de la Mulassa y de los bastoners de l’Esbart Santa Tecla.

Temas

Comentarios

Lea También