Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El clan del tabaco de Montblanc acumuló 80 hectáreas en fincas

El clan familiar de Montblanc  blanqueaba dinero del contrabando de tabaco. Agentes de la policía de Vigilancia Aduanera han acreditado una permuta con el Ajuntament de Montblanc en la que la familia salía claramente "beneficiada"

ACN

Whatsapp
El padre, la nuera y el hijo, vecinos de Montblanc, de espaldas en el banquillo de los acusados. ACN

El padre, la nuera y el hijo, vecinos de Montblanc, de espaldas en el banquillo de los acusados. ACN

 A juicio un clan familiar de Montblanc, acusado de blanquear dinero del contrabando de tabaco. El padre, un hijo y una joven se enfrentan a 7 años de prisión por los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal. Los tres se han sentado en el banquillo de los acusados en el juicio, que ha arrancado este lunes en la sección cuarta de la Audiencia de Tarragona.

Durante el juicio se ha puesto de manifiesto que la familia llegó a disponer de 80 hectáreas en fincas. También que habían constituido un par de sociedades, y que compraban muchos inmuebles y hacían grandes pagos en efectivo. Agentes de la policía de Vigilancia Aduanera han acreditado una permuta con el Ajuntament de Montblanc en la que la familia salía claramente "beneficiada". El alcalde de Montblanc es uno de los testigos citados a declarar.

Según la fiscalía, el principal acusado se dedicaba al contrabando de tabaco e introducía al sistema económico los beneficios obtenidos, a través de su círculo familiar más cercano. De hecho, anteriormente el hombre ya había sido imputado en cinco delitos -y detenido en cuatro ocasiones- por contrabando de tabaco al por mayor. Es un clan familiar que ha pasado por los juzgados varias veces, con sentencias por diversos procedimientos vinculados a esta cuestión. Dada la existencia del delito previo se inició una investigación por unos rendimientos de de trabajo "injustificados".

Así, la investigación se centró en supervisar bases de datos de la Agencia Tributaria, el catastro y otros, y comprobar todas las propiedades y el entorno familiar, durante el periodo del 2007 al 2012. Según declararon agentes de la policía judicial de Vigilancia Aduanera, esta familia catalana, con tres hijos, llegó a acumular 80 hectáreas en fincas del término. La madre -que también estaba acusada, pero actualmente es difunta-, constaba como propietaria de la mayoría de propiedades, y también era la que tenía más participación en las sociedades.

Los agentes también han explicado que el lugar donde constaba la dirección fiscal era en realidad una finca rústica medio abandonada, con material para labrar en mal estado. "Paseaba con tractor, iba por los bares ... pero no parecía que estuviera a cargo de las operaciones fiscales o comerciales de las empresas", dijo uno de los agentes, en relación al principal acusado. De hecho, aseguraron que los hijos y la nuera, en este sentido, tenían mayor participación en las operaciones, con la supuesta finalidad de blanquear capital proveniente de la compraventa ilegal de tabaco importado.

En el juicio también se ha dado a entender que el tabaco podría provenir de Malasia y se sospecha que el destino final sería Inglaterra, por la gran diferencia de precio existente. Se da la circunstancia de que uno de los hijos -no procesado en esta causa- estuvo en este país durante un par de años, si bien no hay ninguna prueba documentada al respecto. Los agentes, sin embargo, han remarcado una "evolución" en la operativa para financiar las compras de tabaco ilegal, con "reuniones de inversores" donde pactaban sus aportaciones y luego hacían los repartos.

El juicio se centrará sobre todo en probar el blanqueo de capital. El importe estimado se aproxima a los 480.000 euros. De estos, 206.000 euros se pagaron en el Ajuntament de Montblanc por gastos de urbanización de varias fincas, del denominado plan parcial 4. La fiscalía reseña más pagos al consistorio. Destacan 130.000 euros pagados con 6.500 billetes de 50, 20 y 10 euros. En el juicio se ha puesto de manifiesto la permuta de un pequeño cruce a cambio de 4.000 metros de suelo industrial, un trato que "beneficiaba" claramente a la familia.

Este martes declararán el alcalde Josep Andreu y dos representantes más del Ajuntament, a parte de responsables de los Mossos, en un juicio que se alargará hasta el 10 de diciembre, día en que está previsto que declaren los tres acusados y se presenten conclusiones definitivas. La fiscalía solicita para cada uno de ellos cinco años y medio de cárcel y una multa de 200.000 euros por un delito continuado de blanqueo de capitales y un año y medio de cárcel por pertenencia a grupo criminal. Asimismo pide decomisar los bienes, inmuebles y dinero identificados con el blanqueo.
 

Temas

Comentarios

Lea También