Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

El despido del gerente de Espimsa costará 68.000 euros

La empresa municipal acuerda el cese del alto cargo, que se hará efectivo el próximo 30 de noviembre. Todos los partidos apoyan la medida menos el PSC, que se abstiene

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Miembros del consejo de administración, ayer, entrando en la sede de Espimsa. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Miembros del consejo de administración, ayer, entrando en la sede de Espimsa. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El cese del hasta ahora gerente de la Empresa de Serveis i Promocions d’Iniciatives Municipals, SA (Espimsa), Isidre Prunor, costará 68.000 euros a las arcas públicas. Así lo aprobó ayer el consejo de administración de la firma que gestiona el Mercat Central, en una votación que contó con el apoyo de Junts per Tarragona, ERC, En Comú Podem, Ciutadans y la CUP, y la única abstención del PSC.

En la reunión de los representantes del organismo que dirige la compañía dependiente del Ayuntamiento de Tarragona se acordó pedir al hasta ahora gerente que renuncie a esta cantidad y, asimismo, se avaló que el despido sea efectivo a partir del 30 de noviembre, ya que esta es la fecha en la que se espera que empiece al nuevo gerente. Para ello, se llevará a cabo un concurso público que se convocará «en breve», según indicaron ayer fuentes municipales.

La cifra que se acordó abonar a Prunor –en caso de que no renuncie– corresponde a una indemnización de siete días por año trabajado, con un límite de 180 días, tal y como se regula en el Decreto de relación laboral de carácter especial del personal de Alta Dirección de 1985.

Espimsa convocará "en breve" el concurso para nombrar a un nuevo gerente

De esta forma, la nueva presidencia –encabezada por Dídac Nadal (JxTGN)– impulsa el cambio en la controvertida gerencia de Prunor, quien lleva tres décadas al frente de la empresa –con los alcaldes Recasens, Nadal, Ballesteros y, ahora, Ricomà–, y cuyo sueldo anual bruto es de 175.000 euros. «Hasta la fecha se habían permitido cosas inadmisibles, pero ahora esto se ha acabado», afirmaron las fuentes consultadas, las cuales reiteran que el motivo principal del cese «es la voluntad por realizar un cambio generacional» e «impulsar el rumbo de la empresa».

«Nóminas vergonzosas»

El cese de Prunor fue avalado por la mayoría de formaciones. Sonia Orts (Cs) calificó como de «vergonzoso» que «se mantengan estos salarios en una empresa que nos cuesta cada año más de 2,4 millones de euros a los tarraconenses y que debe soportar el pago de los 40 millones de euros que nos costó la reforma del Mercat Central». Asimismo, la edil de la formación naranja enfatizó que «esta clase de nóminas, junto a otras de la misma compañía, ponen de manifiesta la juerga que ha llevado a cabo la administración durante los últimos años».

Nadal y Ricomà cesan mañana al histórico gerente del Mercat de Tarragona

El histórico Isidre Prunor será cesado mañana como gerente de la Empresa de Serveis i Promocions d'Iniciatives Municipals SA (Espimsa). Según ha podido contrastar el Diari, el consejo de administración de la compañía pública aprobará mañana el despido del alto directivo, quien ostenta el cargo desde hace más de un cuarto de siglo y ha estado a las órdenes de los alcaldes Joan Miquel Nadal (CiU), Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y, ahora, con Pau Ricomà (ERC).

Por su parte, Laia Estrada (CUP) afirma que la acción aprobada ayer «está sobradamente motivada». «No estamos de acuerdo con la indemnización que le deberemos abonar, y pensamos que es indecente dada la cantidad astronómica que se le ha pagado, año tras año, desde las arcas de esta empresa pública. Por eso hemos propuesto que fuera despedido por vía disciplinaria, pero desde la secretaría se nos ha afirmado que no había garantías de que esto fuera sólido» afirmó la edil, quien añadió que «hemos solicitado a la presidencia que examine jurídicamente toda la documentación de los últimos años para determinar si la gestión se ha hecho siguiendo los preceptos legales».

Finalmente, el grupo municipal socialista mostró su «disconformidad» por «cómo se ha tramitado» la destitución del gerente. «Estamos a favor del cambio en la gerencia, pero las formas en que se ha llevado a cabo son incorrectas; por eso hemos votado abstención», según indicó la representante del PSC en el consejo de administración, Cristina Berrio.

Durante la reunión celebrada ayer por la tarde –y que se alargó por espacio de tres horas–, la concejal de la formación socialista lamentó que «no se nos haya informado en una reunión previa sobre los motivos y argumentos para este despido, y añadió: «Una vez más, estas acciones vienen acompañadas de oscuridad y desinformación», lamentó.

Temas

Comentarios

Lea También