Tarragona Comercio

El parking de la Plaça Corsini será ‘low cost’ todo el fin de semana

El consejo de administración de Espimsa aprobará este mes que la tarifa del aparcamiento sea de 0,50 euros la hora desde las nueve de la noche del viernes hasta las 23.59 del domingo

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pasado viernes del acceso al parking de Corsini. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Imagen del pasado viernes del acceso al parking de Corsini. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El parking de la Plaça Corsini se convertirá en el aparcamiento low cost del centro de la ciudad durante los fines de semana. Según ha podido saber el Diari, el próximo consejo de administración de la empresa que gestiona el Mercat Central y los dos estacionamientos soterrados del entorno –Espimsa– aprobará este mes de febrero una rebaja de las tarifas para «dinamizar la actividad económica» del entorno del equipamiento comercial desde el viernes por la noche hasta última hora del domingo.

Así, la propuesta que el presidente de la empresa municipal –Dídac Nadal (Junts per Tarragona)– llevará a votación en la próxima reunión de la dirección de la empresa contemplará que, desde las 21 horas del viernes hasta las 23.59 del domingo, la tarifa sea de 0,50 euros por hora, con un límite de 36 euros si se ha dejado el vehículo íntegramente durante las 51 horas que se extenderá la oferta. Actualmente, el equipamiento –que cuenta con 416 plazas– ya tiene este precio low cost desde las 21 horas hasta las ocho de la mañana, así como los domingos y los festivos, si bien los sábados el precio es de 2,65 euros la hora entre las 8 y las 21.

Los comercios piden una rebaja diaria del parking de la Plaça Corsini

Terrazas llenas y mucho movimiento de gente, así es como los comerciantes de la zona desean ver la Plaça Corsini siempre pero especialmente los fines de semana. "Si comparamos el ambiente que hay un sábado cualquiera en el centro de Reus y aquí, es otro mundo", comentaba August, el encargado de Café i Entrepans, un bar de la Plaça Corsini.

Según las fuentes consultadas, la idea de rebajar los sábados es para «potenciar el comercio del entorno, ya que históricamente se ha quejado de que la gente se va a Parc Central o a El Corte Inglés porque allí puede aparcar mejor». Asimismo, la variación del parking se complementará con las bonificaciones que ya ofrecen los paradistas, «por lo que dejar cuatro horas el coche un sábado por la tarde-noche puede salir por un precio irrisorio si se ha comprado en el Mercat», destacan las fuentes consultadas.

Aprobación del sector

La rebaja de precios de Corsini es bien vista por la mayor parte del sector comercial, que hace tiempo que denuncia que los aparcamientos municipales más asequibles están en el perímetro de la ciudad, mientras que los más caros –los concesionados a empresas privadas– son los que están en el centro.

«Es una iniciativa que va en la buena linea. Debe escucharse al comercio, a los restauradores y lo que pide la ciudadanía», destaca la presidenta de la Cambra de Comerç, Laura Roigé, quien remarca que el horizonte «debe ser facilitar que la gente pueda venir a pasar el día a comprar a la ciudad. Necesitamos tiendas y restaurantes con mucha actividad».

En la misma linea se expresa el presidente de La Via T, Salvador Minguella, quien remarca que el abaratamiento «es una buena medida, que ayudará al comercio y dinamizará el entorno». Raül Font, de Pimec, avala el paso que se dará. «Este parking está vacío los sábados y los domingos, y esto puede fomentar que mucha gente de los barrios y de los municipios del Camp de Tarragona acudan a la ciudad. Esto puede favorecer al comercio y la restauración», indica.

Desde el Mercat Central, Montserrat Bertran –presidenta de la Associació de Paradistes– considera que, con esta iniciativa, «el cliente y el ciudadano saldrán ganando», si bien pide que «también se actúe en el de Colom, que solo abre hasta las 21.30 horas y cierra todos los domingos». Asimismo, el presidente de la Unió d’Empresaris dels Voltants del Mercat Central, Josep Maria Juan, resalta que la rebaja «es un primer paso muy positivo» para «frenar la zona cero en la que se está convirtiendo el centro de la ciudad», con muchos locales vacíos.

Javier Escribano –de la Associació d’Empresaris de l’Hostaleria– también ve con buenos ojos la idea. «Esta es la clase de iniciativas que necesita la ciudad. Y seguro que es del todo positiva. Pero también creemos que existe falta de comunicación y de difusión de las tarifas y de las ofertas. Hay aparcamientos que ofrecen descuentos y, en cambio, nadie lo sabe», lamenta.

Presionar a los privados

Según las fuentes municipales consultadas, el objetivo de esta «política de aparcamiento agresiva» es que repercuta «en los precios de los operadores privados», especialmente los de la Rambla Nova, que mantienen unas tarifas mucho más elevadas: 2,76 a la hora, con un máximo diario de 27,60 euros. En este sentido, fuentes del equipo de gobierno afirman que el ejecutivo «está trabajando» para dar solución a esta circunstancia.

«El parking es una de las principales demandas del sector. Debemos lograr que los del centro de la ciudad bajen de precio y programar más actividades para generar dinamismo, como cerrar una vez al mes el primer tramo de la Rambla», afirma el concejal socialista Berni Álvarez.

Rubén Viñuales (Cs) recuerda que su formación «ha presentado tres mociones» sobre el precio del parking, que considera que debería ser de un máximo de cuatro euros al día, tanto en los soterrados como la zona azul.

Eva Miguel (CUP) pide al alcalde Ricomà que «remunicipalice» los equipamientos del centro que están en manos de operadores privados. «De esta manera se garantizaría un buen servicio, con unas tarifas públicas asumibles», indica. Finalmente, José Luis Martín (PP) cree que el Ayuntamiento «debería acordar con los concesionarios una rebaja de los precios», y recuerda que «desde el PP iniciamos la rebaja de los precios de los parkings municipales a 5,50».

Temas

Comentarios

Lea También