Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Equipamientos

El parqué cedido a Girona vuelve hoy al Palau d’Esports

Tarragona recupera, cinco meses después, el suelo del pabellón del Anillo Mediterráneo.El Ayuntamiento espera poder usar la instalación a partir del próximo mes de septiembre

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen reciente del parqué del Palau d’Esports montado en el pabellón gerundense de Fontajau. FOTO: DT

Imagen reciente del parqué del Palau d’Esports montado en el pabellón gerundense de Fontajau. FOTO: DT

El Palau d’Esports del Anillo Mediterráneo de Campclar volverá a contar a partir de hoy con el parqué que se cedió a Girona el pasado mes de febrero, a raíz de los desperfectos ocasionados por el temporal Gloria que inutilizaron el pabellón de Fontajau. Así lo confirmaron ayer al Diari fuentes de la Secretaria General de l’Esport de la Generalitat de Catalunya y de los Ayuntamientos de Tarragona y de Girona, los cuales remarcaron que el suelo llegará a lo largo del día de hoy a la capital de la Costa Daurada.

«Nosotros lo ponemos hoy a disposición de Tarragona, y ellos se encargan del traslado», indicaron ayer desde la administración de la Costa Brava, que se ha responsabilizado del parqué desde que a principios de febrero el Consistorio tarraconense accediera a prestar el material «como un acto de solidaridad» con Girona, que vio como el temporal hizo imposible que sus dos clubes profesionales de baloncesto –en LEB Plata en categoría masculina y en la máxima categoría en la femenina– no pudieran competir ni entrenar en su recinto habitual.

Pese a ello, lo cierto es que el consistorio gerundense no ha podido amortizar el traslado de urgencia, ya que pocas semanas después de instalar el suelo, a mediados de marzo, todas las competiciones se paralizaron y, posteriormente, se suspendieron a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus que provocó la entrada en vigor del estado de alarma, que se alargó hasta el 22 de junio.

Desde el Govern, ayer se reconoció «tener constancia» de la mudanza de hoy, si bien las fuentes consultadas por este periódico recalcaron que se trata de una operación «que se gestiona directamente entre los dos consistorios». «De hecho, no sabemos ni en qué hora se hará», añadieron. La corporación autonómica apuesta por mantener un perfil bajo en toda esta operación hasta que el traspaso del uso del recinto pase a manos municipales. Será entonces cuando con toda probabilidad el secretario general de l’Esport, Gerard Figueras, dará su punto de vista.

El Palau: 180.000 euros anuales

Fuentes del Ayuntamiento de Tarragona también confirmaron ayer que el parqué volverá hoy al pabellón de la zona de Ponent, que es titularidad de la Generalitat y que aún es la que realiza el mantenimiento y tiene las llaves de la instalación, casi dos años después de la finalización de los Juegos del Mediterráneo del año 2018. El suelo, sin embargo, no se dejará instalado, sino que se guardará en un almacén del propio Palau, que es donde estaba cuando se cedió a Girona. «Antes de montarlo tenemos que llevar a cabo mejoras en el suelo, ya que ahora no está en buenas condiciones», añadieron las fuentes consultadas, las cuales remarcaron que el traslado desde la capital de la Costa Brava «no lo asume Tarragona», sino que es Girona quien ha alquilado la maquinaria para realizar el trayecto de 189 kilómetros.

La vuelta del suelo es el primer paso para que, en septiembre, el Consistorio pase a gestionar directamente el emplazamiento, tras el principio de acuerdo que se alcanzó hace 15 días con el Govern, y que en pocos días deberá ser avalado por el pleno municipal de la Plaça de la Font. Será entonces cuando el Consistorio propondrá la mutación demanial del solar al Govern, que la aceptará y, posteriormente, hará lo propio con la construcción para que esta pueda ser gestionada sine die y sin el pago de ningún canon por parte del Ayuntamiento.

Uno de los aspectos que deberá asumir el Consistorio será el coste para acabar de colocar todo el parqué, instalar la cortina separadora de pistas y la adquisición de material, como canastas de baloncesto o porterías de fútbol sala. Según el informe realizado por el Ayuntamiento, toda esta fase comportaría una inversión de 481.000 euros, cuya mayor parte se pagaría mediante el abono de 406.000 euros que el Govern debe realizar por el impuesto de construcciones.

Asimismo, según un análisis elaborado por el Patronat Municipal d’Esports –que ya está en manos del interventor municipal–, el coste de mantenimiento del Palau d’Esports será de 210.000 euros anuales. La mayor parte de los gastos –110.000 euros– serán para los suministros de electricidad, agua y gas, mientras que la conserjería y la limpieza ascenderán a 63.000 euros. Pese a ello, se prevé recuperar parte de esta cantidad –unos 30.000 euros– mediante el alquiler de las instalaciones, por lo que el resultado anual de la explotación le supondría unos 180.000 euros para las arcas municipales.

Temas

Comentarios

Lea También