En marcha las mejoras en el campo de rugby en Tarragona

RUGBY. El club podría empezar a entrenar en las nuevas instalaciones en primavera, a pesar de no disponer de banquillos ni marcador

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen actual del campo de rugby del Anillo Mediterráneo de Campclar. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen actual del campo de rugby del Anillo Mediterráneo de Campclar. FOTO: PERE FERRÉ

Parece que el conflicto entre el Ayuntamiento de Tarragona y el Club Rugby Tarragona podría llegar a su fin en los próximos meses. Y es que, el Consistorio ha reclamado a la empresa que se encargó de las obras de urbanización del Anillo Mediterráneo que adecue el campo de rugby para que el club pueda empezar a entrenar en primavera. Los operarios ya se han puesto manos a la obra. El club, por su parte, celebra la noticia, aunque se muestra prudente. El presidente de la entidad, Andrés Lechuga, se pregunta ahora si el equipamiento contará con los elementos necesarios para poder competir, como por ejemplo, los banquillos o el marcador.

Cabe recordar que el gobierno de Ballesteros se comprometió con la entidad a instalar un campo de rugby en el Anillo Mediterráneo. El club ya se había hecho a la idea, incluso había organizado algún torneo para estrenar la instalación. La sorpresa llegó cuando la entidad se dio cuenta de que el equipamiento no reunía las condiciones necesarias para poder jugar. El césped no se había proyectado para que fuera de uso deportivo y, por lo tanto, no se podía celebrar ningún partido porque podría suponer un peligro para los jugadores. A partir de entonces, la empresa de mantenimiento ha tratado el espacio como un parterre, no como una instalación deportiva.

El club ha seguido entrenando y jugando en un campo del Complex Educatiu de La Laboral. Pagan un alquiler de mil euros al mes y, hay días, que no tienen luz y se ven obligados a utilizar los faros de sus coches. El club da servicio a unos 250 jugadores. «Necesitaríamos unas instalaciones dignas, para poder dar salida a los diez equipos que tenemos y a los que vendrán», asegura Andrés Lechuga, presidente de la entidad.

¿De cuántos euros hablamos?

Mary López, concejal de Esports, explica que «la empresa está adecuando las instalaciones a las necesidades técnicas del contrato. No es que esté arreglando los hoyos ni el césped».

Por su parte, el Club Rugby Tarragona recibe satisfactoriamente la noticia, aunque asegura que «también es importante saber si el espacio contará con los elementos básicos para poder competir, como son los banquillos o el marcador. Sino, solamente podremos utilizar el campo para entrenar», comenta Lechuga.

López no responde directamente a la pregunta, pero explica que se está a punto de licitar un proyecto para que determine el coste real de las necesidades del club. «De esta manera sabremos de qué cantidad estamos hablando y si el Ayuntamiento puede o no hacer frente a estos gastos», añade López.

Por el momento, el Club Rugby Tarragona seguirá entrenando en La Laboral y pagando mil euros mensuales, a la espera de que el campo ubicado en el Anillo Mediterráneo esté en perfectas condiciones.

Temas

Comentarios

Lea También