Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Estudiar en la URV (y en las universidades públicas catalanas) cuesta el doble que en el resto de España

El Govern fija las tasas de todas las universidades públicas catalanas y establece el doble que la media española en el grado más caro

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

Whatsapp
Alumnos en una clase de la URV. Foto: DT

Alumnos en una clase de la URV. Foto: DT

Autopistas de peaje. El coste de la vida disparado. Libros de texto a cargo de los padres. Más impuestos. Y la universidad mucho más cara. Los ‘privilegiados’ catalanes pagamos más que nadie. Un reciente estudio de Cuponation, un portal de códigos de descuento y ofertas on line, revela que Catalunya es la comunidad autónoma en la que resulta más caro estudiar en la universidad pública, una cuestión que depende de la Generalitat. 

Cada autonomía fija los precios de las carreras universitarias públicas. La Generalitat tiene tres baremos para el precio de cada grado (asignatura) en función de la propia carrera y la experimentación que requiera. Es decir, sale más caro un grado de informática que uno de filología.

El precio del grado más caro en Catalunya es de 39,53 euros, el triple que en Andalucía y el doble que en Baleares o Euskadi o que la media española (20,3 euros). En el caso del grado más barato (25,27euros), los catalanes pagan tres veces más que los asturianos, el doble que los castellano-leoneses o un 86% más que la media de todas las universidades públicas (13,57 euros).

La rectora de la URV, María José Figueras, critica que «por culpa de los políticos, no solo la Universidad sale perjudicada, también los estudiantes y sus familias que tienen que pagar un 30% más en las tasas universitarias que en el resto del Estado».

En esta línea, uno de los puntos que reivindicaron ayer los rectores fue, textualmente, «reducir progresivamente las tasas y precios universitarios aplicados por la Generalitat desde el año 2011, hasta alcanzar una reducción aproximada del 30%, y compensar a las universidades públicas de esta reducción con un aumento de la transferencia pública, equivalente al impacto de la reducción que comporta un aumento de las transferencias, aparte del incremento presupuestario. Llegar a un coste de matrícula de los títulos oficiales de grado y de máster similar al de la media de los países de la OCDE, que incluya un programa ambicioso de becas, becas salario y becas para movilidad».

Temas

Comentarios

Lea También