Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las UCI, colapsadas

Los centros sanitarios trabajan contra reloj habilitando espacios para poder atender 
a los pacientes infectados por el coronavirus, que se encuentran en estado más grave

C. POMEROL-J. M. BASELGA-A. TUDÓ-M. MILLÁN

Whatsapp
Imagen de estos días de la fachada y cafetería del Hospital Joan XXIII de Tarragona, con pacientes y profesionales con mascarillas. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de estos días de la fachada y cafetería del Hospital Joan XXIII de Tarragona, con pacientes y profesionales con mascarillas. FOTO: PERE FERRÉ

La situación en las UCI de los hospitales tarraconenses es cada vez más compleja. La mayoría de ellas están todas llenas. El colapso ha tardado a llegar a nuestro territorio, pero ya está aquí. Ya no quedan camas libres en las unidades de cuidados intensivos. Los hospitales, con la complicidad del Departament de Salut, buscan nuevos espacios dentro de los centros sanitarios para poder habilitar boxes. La intención, tal como apuntaba hace unos días la consellera de Salut, Alba Vergés, es triplicar las camas de UCI en toda Catalunya.

En Tarragona, la pandemia del coronavirus ha tardado más en llegar que en otros puntos del país. Esto ha permitido ganar tiempo a los hospitales, quienes llevan días preparando y dejando listos algunos espacios. En el caso del Joan XXIII, centro de referencia en el territorio, ya hay cinco unidades de UCI repartidas por todo el equipamiento.

Empecemos por el principio. La UCI de siempre, la que funciona habitualmente, tiene una capacidad para 14 enfermos. Ya hace días que se llenó, contando los pacientes que dieron positivo por el Covid-19, y que necesitan estar intubados, y el resto que tiene otras patologías, también graves. Fue entonces cuando se decidió habilitar también la zona de intermedios –ubicada en la misma primera planta– como UCI. Normalmente, esta unidad está prevista para enfermos que no pueden ir a planta, pero que tampoco están tan graves como para ingresar en cuidados intensivos. En intermedios hay un total de 14 boxes, que también están llenos en la actualidad. Esta es la conocida como UCI 2.

Cuando las 28 camas quedaron ocupadas, el centro decidió habilitar dos espacios más: la zona de reanimación quirúrgica y el Hospital de Dia Oncològic, popularmente llamado por el personal sanitario como UCI 3 y 4, respectivamente. La UCI 4 cuenta con diez camas y entrará en funcionamiento hoy mismo. Finalmente, hace dos días, el Joan XXIII empezó a preparar la quina unidad de cuidados intensivos. En esta ocasión, se adaptaron la zona de prequirúrgica y la de cirugía menos, al lado de lo quirófanos. En esta, se han habilitado siete boxes y, por el momento, no hay ningún caso de coronavirus. Es importante recordar que los enfermos por Covid-19 que no están graves son ingresados en la sexta planta.

Cabe destacar que todos estos datos proceden de personal sanitario –rigurosamente contrastados–, ya que el Departament de Salut de la Generalitat no detalla la situación de cada hospital. Al menos, por el momento.

Por su parte, el Hospital de Santa Tecla también ha habilitado algunas zonas del centro. Concretamente, se han convertido salas de quirófanos y boxes de Urgencias como habitaciones de UCI. De esta manera, de los diez pacientes que se podían atender en la unidad de cuidados intensivos, se ha ampliado a quince con los nuevos espacios. Ayer por la tarde, quedaban dos de estas habitaciones libres.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de estos boxes están perfectamente equipados con las necesidades básicas de una UCI, es decir, respiradores, ordenadores, y lo más importante, monitores para poder tener controlados a los pacientes.

Los profesionales aseguran que la sensación es que el tema de los espacios está controlado, gracias a que la situación todavía no es extrema en la ciudad. No opinan lo mismo de los equipos de protección para el personal sanitario, quien asegura que «intentamos hacer todos los pacientes de Covid-19 de una vez para no utilizar tantas batas impermeables», decía una enfermera. Otro de los temas que denuncian los sindicatos es que hay profesionales con síntomas trabajando. El Departament de Salut ha desmentido este extremo.

El Sant Joan de Reus

La UCl del Hospital Sant Joan de Reus está preparada para aumentar su capacidad durante este fin de semana ante la previsión de una posible avalancha de casos graves por coronavirus. El concejal de Salut del Ayuntamiento de Reus informó el martes que la UCI del Sant Joan triplicaría su capacidad este fin de semana, aunque no concretó esas cifras. Según ha podido saber el Diari, hasta ayer la Unitat de Cures Intensives del hospital reusense, con 13 camas, había aumentado hasta casi el doble su capacidad. Además, el área de Reanimación del Sant Joan también está preparada para acoger camas de UCI en caso de necesidad.

Vendrell y Valls

El hospital de El Vendrell carece de Unidades de Cuidados Intensivos. En el caso de que un paciente requiera de esa observación permanente se derivará a los centros de referencia con esas unidades como son los de Santa Tecla en un primer término y de Joan XXIII. Actualmente el hospital de El Vendrell ya destina prácticamente dos plantas a atender a pacientes con coronavirus. La dirección del hospital ha visitado el hotel TermaEuropa para instalar a pacientes leves o que deban seguir la cuarentena tras haber pasado la enfermedad.

En Valls el Pius Hospital no tiene UCI y los pacientes que necesitan una cama los derivan en los hospitales de Tarragona. Debido a la crisis sanitaria del Covid-19 y de forma provisional han adaptado la segunda planta –antes había consultas–, una parte de hospitalización y la otra a la unidad de semicríticos. En la quinta planta lo han concentrado todo a la hospitalización de los pacientes de coronavirus y ahora se encuentra llena. Des del comité de empresa del Pius Hospital de Valls se quejan de los cambios constantes de protocolos y que afectan directamente a las medidas protectoras de los profesionales sanitarios. «Algunos profesionales que habían estado en contacto directo con el paciente de coronavirus, y que los habían tratado sin protección, en un primer momento se había ordenado su confinamiento. Debido a este varios protocolos nos hemos encontrado con trabajadores que en un principio tuvieron que ser confinados, al día siguiente, llamados a trabajar de nuevo, y después con orden de ser confinados de nuevo», detalla el presidente del comité de empresa, Robert Rosset. Des del comité exigen más material de protección para el personal sanitario.

Tortosa

En las Terres de l’Ebre, las camas de UCI se concentran en el Verge de la Cinta de Tortosa. Ayer había 8 personas ingresadas en la UCI afectadas por Covid-19, lo que supone todas las disponibles en la unidad habitual de cuidados intensivos. Pero todavía quedan camas libres en los espacios nuevos habilitados en la planta de quirófanos, que ha permitido doblar la capacidad de cuidados intensivos. Hasta ahora estas nuevas camas estaban destinadas para pacientes graves de otras dolencias, pero todo está condicionado a la evolución que tenga la pandemia en la zona en los próximos días.

Temas

Comentarios

Lea También