Más de Tarragona

Los de Vilafranca, ‘primens’

Crónica. Los ‘verds’ se adelantan y actuarán mañana en la Nit dels Xarel·los. Tarragona lo hará el próximo 23, con un castell de siete y un pilar

CARLA POMEROL

Whatsapp
Los  ‘verds’ en el Primer Diumenge de Festes de 2019. FOTO: PERE FERRÉ

Los ‘verds’ en el Primer Diumenge de Festes de 2019. FOTO: PERE FERRÉ

Los Castellers de Vilafranca anunciaron ayer que mañana llevarán a cabo la primera actuación castellera tras casi los dos años de pandemia. Lo harán en la Nit dels Xarel·los, donde la colla ya tenían previsto realizar unos pilares simbólicos. El anuncio llega después de que, el pasado martes, el Procicat diera el visto bueno para hacer castells con un máximo de 160 personas por colla. Todo parecía indicar que la Plaça de la Font sería la primera plaza catalana en ver castells, teniendo en cuenta que la propuesta-estudio que presentó Tarragona a la Generalitat para llevar a cabo una acción castellera por Santa Tecla había sido el empujón necesario para que el Procicat diera luz verde a la reanudación de la actividad. Pero no será así.

Los verds han puesto en marcha toda la maquinaria necesaria para congregar el máximo número de castellers y hacer esta noche un ensayo exprés que les permita dar lo mejor de sí mañana. Según informó ayer la colla, a través de sus redes sociales, la actuación tendrá lugar mañana, a las ocho de la tarde, delante del Claustre de Sant Francesc.

La intención es levantar al menos tres castells de siete y un pilar de despedida. La actuación podrá acoger público hasta completar el aforo. Los espectadores, tal como contempla el Procicat, deberán estar sentados mientras se hagan los castells, y el control de acceso estará ubicado en la calle Sant Pere.

Pongamos la vista atrás para hacer un repaso cronológico a lo ocurrido en las últimas semanas. A finales de agosto, el Procicat rechazaba un protocolo presentado por los Castellers de Vilafranca para la diada de Sant Fèlix. Pedían pasar de los 25 castellers permitidos a los 50, tal como se autorizó en Valls en junio, para Sant Joan. Vilafranca, las collas de Valls y la Jove de Tarragona mostraron su disconformidad con la negativa de la Generalitat.

El pasado martes, tan solo quince días después de Sant Fèlix, el Procicat daba el visto bueno a un nuevo protocolo que permite 160 castellers por colla. En este caso, la propuesta tenía un parecido razonable al protocolo-estudio que presentó Tarragona unos días antes para la diada de Santa Tecla.

De forma resumida, las cuatro collas de la ciudad, el Ayuntamiento y la Xarxa Sanitària Santa Tecla trabajaron conjuntamente en una propuesta que demostrara que hacer castells es seguro. Lo harán realizando test de antígenos antes de los ensayos, en la actuación y a posteriori, cosa que no es necesaria según el Procicat. Además, el día de Santa Tecla, las collas solo podrán hacer como máximo un castell de siete y un pilar.

Este protocolo fue el empujón definitivo para reanudar la actividad castellera en toda Catalunya.

Cuando el pasado martes el Procicat anunció su propuesta, Tarragona se felicitó por el trabajo hecho y decidió ser prudente y seguir con el plan establecido. Dos días después, los Castellers de Vilafranca anuncian su vuelta a las plazas.

Tarragona va un poco más allá

Los de Cal Figarot se adelantan a lo que tenía que ser la primera actuación castellera –aunque en Tarragona prefieren llamarle acción– tras la pandemia. Siempre podrán decir que han sido los primens, como decíamos de pequeños en el patio del colegio. Pese a ello, la diada de Santa Tecla seguirá siendo un punto de inflexión para el món casteller. Y es que, tal como han demostrado las collas tarraconenses y el Ayuntamiento, no solo es importante volver a hacer castells, sino demostrar, a través de un estudio científico y avalado médicamente, que hacerlos es una actividad segura. Ser los primeros no es siempre sinónimo de éxito.

Temas

Comentarios

Lea También