Tarragona Salud

Los hospitales de Tarragona y Reus se preparan para recibir pacientes de Lleida

El rebrote de la Covid-19 en la comarca del Segrià amenaza con saturar el Hospital Arnau de Vilanova. Las derivaciones a otros centros podrían empezar a partir de hoy mismo

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo del Hospital Joan XXIII de Tarragona, por donde acceden las ambulancias. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo del Hospital Joan XXIII de Tarragona, por donde acceden las ambulancias. FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona y Reus ya se preparan para acoger pacientes procedentes del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida. El motivo es la inminente saturación que se prevé en el centro sanitario de la comarca del Segrià, a causa del rebrote que ha surgido hace unos días. Se trata del más importante en el Estado español desde el fin del estado de alarma. La intención es que el Arnau de Vilanova empiece a trasladar pacientes, tanto infectados por Covid-19 como otros que no lo están, a centros hospitalarios de otras regiones sanitarias, como son Reus, Tarragona, Barcelona o Igualada. El objetivo es liberar algunas camas para poder hacer frente al rebrote. Las derivaciones podrían empezar a partir de hoy mismo, según fuentes del Departament de Salut.

Ramon Sentís, gerente del Institut Català de la Salut (ICS) en Lleida, ha alertado en rueda de prensa de la situación: «La red comienza a estar muy tensionada. El Arnau de Vilanova destina dos plantas a Covid-19 y los centros privados no tienen más margen. El problema no solo es de espacio, sino de personal. Puede haber problemas de saturación en 48 horas y, si esto ocurre, deberíamos contemplar opciones como enviar a enfermos a otras regiones sanitarias», ha afirmado.

Tanto el Hospital Joan XXIII de Tarragona como el Sant Joan de Reus están listos y a punto para recibir a pacientes procedentes de Lleida. Así lo aseguran desde la Regió Sanitària del Camp de Tarragona. Al cierre de esta edición, ninguno de los hospitales tarraconenses había recibido ninguna solicitud de derivación, pese a ello, «estamos preparados para responder, tanto para atender a pacientes infectados por el Covid-19, como otras patologías», aseguran.

Por poner un ejemplo: si el Hospital Arnau de Vilanova debe dejar de programar operaciones importantes y urgentes, como es el caso de las oncológicas, los hospitales tarraconenses cubrirán la demanda. Cabe recordar que en plena crisis por el coronavirus, la mayoría de hospitales dejaron de llevar a cabo algunas intervenciones, con el objetivo de minimizar el riesgo de contagio. Por esto, el Joan XXIII y el Sant Joan están dispuestos a contribuir en lo que puedan.

Concentrar infectados

La planificación que se sigue defendiendo desde el Departament de Salut es concentrar, en la medida de lo posible, los pacientes infectados por Covid-19 en los grandes hospitales de referencia de Catalunya.

En el caso del Camp de Tarragona, la provincia sigue siendo una de las menos afectadas por el coronavirus, pese a registrarse algunos pequeños rebrotes, como por ejemplo en Alcanar. Actualmente, en la UCI del Hospital Joan XXIII no se encuentra ingresado ningún infectado. Es por esto que la actividad en el centro sanitario de referencia es el habitual en estas fechas, con el añadido del miedo a un posible rebrote.

En Lleida

Actualmente, las camas para pacientes de Covid-19 destinadas en tres clínicas privadas de Lleida están llenas. Entre las tres clínicas –Vithas, Perpetuo Socorro y Aliança– y los dos hospitales hay 69 ingresados, nueve de los cuales se encuentran en la UCI del Arnau de Vilanova y del Santa Maria de Lleida.

Sentís recordó que el pasado domingo, el Arnau abrió la segunda planta de coronavirus, que está al 50% de ocupación y que está previsto abrir una tercera, si fuera necesario.

La falta de espacio no es el único problema con el que se enfrenta la comarca del Segrià. Se calcula que faltarían 20 médicos de familia, comunitaria y especialistas de pacientes críticos, y 50 profesionales de enfermería. Sentís reconoció ayer que si aumentan los casos de coronavirus que requieren de hospitalización «tendremos dificultades serias para atenderlos a nivel de personal», y añadió que «el brote ha llegado antes de tiempo y nos ha pillado a contrapié».

Temas

Comentarios

Lea También