Más de Tarragona

Los sindicatos, el gran caballo de batalla de 2021 para Ricomà

Crónica. Reunión de la Mesa Negociadora. Gobierno y representantes de los trabajadores vuelven a reunirse hoy para aproximar posturas

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen de la protesta que se llevó a cabo este pasado lunes, pese a la lluvia.  FOTO: CSIF AJUNTAMENT DE TARRAGONA

Imagen de la protesta que se llevó a cabo este pasado lunes, pese a la lluvia. FOTO: CSIF AJUNTAMENT DE TARRAGONA

La rebelión de los sindicatos está siendo el gran caballo de batalla con el que se está encontrando el gobierno municipal (ERC-Comuns) en este inicio de 2021. Desde la aprobación de los presupuestos del pasado 29 de diciembre, los representantes de los trabajadores ya se han concentrado en cuatro ocasiones frente al edificio de la Plaça de la Font para exigir al alcalde Pau Ricomà (ERC) «que cumpla con los derechos de los trabajadores». De hecho, la entrada en vigor de las cuentas de este año se retrasó dos semanas por las reclamaciones que presentaron todas las fuerzas sindicales, que tienen la intención de seguir con las protestas durante todos los lunes.

Para hoy mismo está prevista una nueva reunión –esta, extraordinaria– de la Mesa General de Negociación para intentar acercar posturas. «Queremos dejar claro que no se piden mejoras salariales especiales ni incrementos injustificados, sino que estamos luchando para detener la pérdida continuada y acelerada de los derechos de los trabajadores», afirman al Diari fuentes de la Junta de Personal del Consistorio, que añaden que lo que piden es tratar dos temas: «los criterios de los procesos de estabilización del empleo temporal del Ayuntamiento de Tarragona y el cumplimiento del acuerdo específico de las condiciones de trabajo de la Guàrdia Urbana».

Pese a ello, desde la Junta se admite estar «sorprendidos y decepcionados» por el hecho de que, en la documentación recibida de cara a la reunión de este jueves, «no se han incluido los criterios consensuados con los representantes sindicales en el tema del proceso de estabilización de los interinos», que detallan que fueron «consensuados el 25 de junio de 2020». Por ello, desde la Junta se indica «esperar las explicaciones» en la Mesa Negociadora de hoy.

Carta del alcalde

Paralelamente, el alcalde Pau Ricomà envió hace días una carta a los trabajadores municipales en la que quiso «explicar de primera mano» la posición del gobierno municipal «ante las legítimas reivindicaciones laborales». En el documento, al que ha tenido acceso este periódico, el máximo edil reitera a los empleados públicos que «tenemos toda la intención de poner en práctica los compromisos que asumimos», y reconoce «entender el malestar por la acumulación de situaciones particulares que afectan a las percepciones económicas que están pendientes de resolverse desde hace años», y señala –asimismo– que «estamos trabajando para arreglar estas situaciones, que vienen de lejos», en clara referencia a los doce años del gobierno socialista liderado por el exalcalde Josep Fèlix Ballesteros.

Por todo ello, Pau Ricomà indica en la misiva que para su gabinete, que lleva 20 meses comandando la nave de la Plaça de la Font, «es una prioridad que todos los trabajadores puedan tener una carrera profesional digna, con una promoción horizontal y vertical, y con la consolidación de las situaciones a través de un proceso de funcionarización».

Ricomà –que en el pasado fue representante sindical en la ya extinta Caixa Tarragona– recuerda la reciente incorporación del nuevo gerente de Recursos Humanos –Néstor Cañete, gerente de la EMT, tras recibir 19 negativas según recordó en el pleno del pasado viernes el concejal Jordi Fortuny (ERC)– y pide «un poco de tiempo» para «realizar un buen análisis de la situación de los diferentes departamentos que nos permita hacer los cambios estructurales necesarios». Falta por ver si la reivindicada paciencia será aceptada por unos sindicatos que, pese a la Covid y el teletrabajo, siguen en pie de guerra.

Temas

Comentarios

Lea También