Más de Tarragona

Tarragona Sociedad

Una mujer podrá adaptar su jornada laboral hasta que su hijo cumpla 14 años

La sentencia de un juzgado de Tarragona obliga a la empresa a mantener el horario a una madre aunque el estatuto de los trabajadores solo contempla esta opción hasta los 12 años

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
La ley permite a madres y padres solicitar cambios de jornada hasta los 12 años.  FOTO: Alba Mariné

La ley permite a madres y padres solicitar cambios de jornada hasta los 12 años. FOTO: Alba Mariné

Un juzgado de lo social de Tarragona ha dado la razón a una mujer que pedía a la empresa en la que trabaja mantener su horario actual (de mañana) para poder seguir cuidando a su hijo, que está a punto de cumplir 12 años, hasta que tenga 14.

Se da la circunstancia de que el Estatuto de los Trabajadores fija en los 12 años la edad en la cual los y las trabajadoras pueden solicitar las adaptaciones en cuanto a la duración y distribución de la jornada de trabajo para poder conciliar la vida laboral y familiar.

La sentencia, que según el abogado de la defensa, Víctor Canalda, es la primera de este tipo en Tarragona, entiende que, debido a las circunstancias de la madre y del niño, el límite de los 12 años no es «un tope infranqueable si se demuestra que existen unas necesidades».

Familia monoparental

En este caso se trata de una familia monoparental. Los padres están separados y el hombre no cumple con el régimen de visitas ni le pasa la pensión alimenticia al niño. La madre tiene la custodia en exclusiva.

El niño, además, tiene problemas ‘psicofísicos’. Según consta en la sentencia, una psicóloga señala que «es muy importante que (el niño) crezca en un entorno que le aporte estabilidad emocional, seguridad y confianza... Es necesaria la supervisión constante de un adulto, rutinas y hábitos definidos».

La madre, por su parte, tiene una discapacidad reconocida del 33% y no cuenta con familiares, más allá de su madre, muy mayor, para que le ayude.

Así pues, tras la sentencia la mujer seguirá trabajando de lunes a viernes de 6 a 14 h. en la estación de servicio en la que desarrolla su jornada. Una de las cosas que alegaba la empresa para no permitirle seguir con el ajuste de jornada está en que su horario causa un perjuicio a sus compañeros, que no pueden disfrutar de más fines de semana. La sentencia, no obstante, dice que esto no ha podido ser acreditado.

Explica el abogado Víctor Canalda que la sentencia es un paso más para demostrar que los 12 años se quedan cortos frente a las necesidades reales de los trabajadores. Explica, además, que las consultas sobre la conciliación de la vida laboral y familiar son cada vez más frecuentes y muchos problemas del cuidado de los hijos han quedado en evidencia con la llegada de la pandemia y los confinamientos.

En general, se trata de madres trabajadoras, explica, pero también han llevado el caso de algún padre separado que tiene problemas para que la empresa le permita adaptar la jornada.

Temas

Comentarios

Lea También