Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Valls: diez positivos por coronavirus en una residencia de ancianos

Infectados ocho usuarios, la doctora y una enfermera con un 70% de la plantilla de baja

ACN

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

Confirmados diez casos positivos de coronavirus en la residencia Ballús de Valls. El brote se detectó hace pocos días, a raíz de los síntomas que presentó una enfermera.

Están contagiados ocho abuelos, una doctora y esta enfermera, que se encuentra ingresada con neumonía en el hospital Arnau de Vilanova de Lleida.

Todos ellos han dado positivo en la prueba de COVID-19. La mayoría del personal -el 70%, aproximadamente- está de baja porque presenta síntomas. La psicóloga de la residencia también está de baja y aislada en su casa.

No se descarta que puedan aparecer más casos de coronavirus en esta residencia, situada a la carretera del Pla de Santa Maria, donde actualmente residen 59 abuelos y abuelas.

Desde el Departament de Salut se está al corriente de este brote y se afirma que se está trabajando y haciendo las recomendaciones pertinentes, si bien a estas alturas no confirma el número exacto de casos detectados en esta residencia, una cifra que, de hecho, puede ir variando mucho en las próximas horas.

La Fundación Vilaniu, entidad especializada en temas asistenciales, vinculada en el Ayuntamiento de Valls, se ha implicado rápidamente al tener constancia de la gravedad de la situación, de acuerdo con el Departament de Salut.

Según fuentes municipales se interviene con personal y recursos para dar asistencia a los residentes -algunos en estado grave, según el consistorio- y también para cortar toda vía de transmisión del virus al exterior.

Los abuelos afectados están en aislamiento igual que el resto de usuarios no infectados y se siguen las medidas de seguridad para evitar la propagación. A pesar de todo, desde la gerencia se asegura que el estado de salud de los abuelos es bueno y que el principal problema radica en que "faltan manos" para poder asumir el volumen de trabajo.

Aproximadamente el 70% de la plantilla está de baja y, ante la dificultad de disponer de personal, desde la residencia se ha tenido que recurrir a reincorporaciones provenientes otros centros que gestionan.

Pero desde gerencia se valora positivamente la rápida capacidad de respuesta. El centro también se ha puesto en contacto con la Subdelegación del Gobierno español para pedir el apoyo de la UME (Unidad Militar de Emergencia). Se sospecha que el brote en esta residencia pueda estar relacionado con el de Igualada.

Temas

Comentarios

Lea También